La clase media en Venezuela (2)

Según Escarrá (2008):

…encontramos otro sector de la clase media que se opone al cambio de forma desmesurada, haciéndose merecedores del calificativo de "disociados". Esos que ven con repudio el que unos individuos de los sectores populares se encuentren ahora compartiendo sus espacios públicos, asumiendo sus conductas y sus estereotipos, por más negativos que sean.  Ven, así como su identidad, ese carácter especial que tenían al ser una selecta clase media, perfectamente diferenciada de gran parte de la sociedad, deja de ser exclusiva para ser compartida cada vez más con distintas identidades que para ellos eran inferiores. Dentro de su identidad, está el hecho de siempre mirar hacia arriba, hacia la clase alta, esa necesidad de ascender socialmente, inherente al ser humano que en numerosas ocasiones se traduce en un repudio hacia las clases bajas, que representan lo superado, un pasado cercano o lejano al que no se quiere volver y con el que no se quiere tener relación.

Esa clase media ha sido deteriorada y manipulada comunicacionalmente por medio del miedo y del engaño, transmitiéndole el temor de que el cambio, elemento esencial de su condición social, será en detrimento de los valores individualistas propios del capitalismo que le han inculcado: perderás tu carro, perderás tu apartamento, te quitarán los hijos, y pare usted de contar. http://asembleabolivariana.blogspot.com/2008/11/el-impulso-de-la-clase-media-popular.html). EN el 2010, en reconocimiento de eta situación, el presidente Hugo Chávez declaró que “la clase media no es enemiga de la Revolución (…) ni tampoco los pequeños propietarios”, por lo que su proyecto político no puede dejarlos de lado. “Pareciera que le regalamos la clase media al enemigo”. Su palabra vaya por delante, que todos seamos parte de “una gran clase media” (El Nacional, octubre 2, 2010). Muy por el contrario, es la opinión de Alberto Muller Rojas (2008), uno de los hombres de confianza del presidente e ideólogo de la revolución, quien atacó a sus compañeros de partido (PSUV), quienes habían denunciado la falta de atención del gobierno y el partido a la "clase media". Para él, estaban confundidos en cuanto a los fines políticos de esta organización y del gobierno.

La "clase media" a la cual se refieren no es otra cosa que la base social de las corporaciones señoreadas por las cúpulas comerciantes, terratenientes, usureras, religiosas y militares. Heredades que aun cuando mantienen un estilo de vida similar a la burguesía de los países capitalisticamente desarrollados, tienen un pensamiento feudal. Son las consideraciones de estatus las orientadoras de su conducta, y no es la acumulación de capital y su poder adquisitivo real lo que las definen. Su destino está condicionado al rumbo del capital usurero dependiente de la renta petrolera, de la cual se han venido apropiando los señores que dominan, mediante una alianza (el Pacto de Punto Fijo), el Estado corporativo que funcionó hasta 1998. (http://www.elecodelospasos.net/article-25275815.html).

En este mismo tono, nos encontramos con un artículo en el diario pro gobierno Vea. Justo unos días después de que el Presidente Chávez pidiera que la revolución se acercara y tratara de conquistar a la clase media, el Diario Vea, a través de la columna de Marciano, afirma que “la revolución no debe abrigar ninguna ilusión sobre la misma”. El Diario Vea arremete contra la clase media venezolana y muy especialmente contra la colonia italiana y la española, a quienes culpa del “origen fascista” de dicho grupo social. Critica que “buena parte de esa clase media rica tiene un origen fascista” ya que son “descendientes de italianos que huyeron de su país”. (http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/21036/diario-vea-arremete-contra-la-colonias-italiana-y-espanola-de-venezuela/). El sociólogo venezolano Luis Pedro España N (2010), expresa su defensa a la clase media, como parte de la identidad que aspira el común de los venezolanos:

Así las cosas, la clase media, vista como la oportunidad de ascenso social, es el consenso del país frente al tema socioeconómico. Cualquier alternativa política que claramente contradiga este sentimiento de clase media será, airada o sutilmente, rechazada por el promedio del país, según los grados de libertad política que le otorgue depender o no de un gobierno que propone la sobriedad material. Todos somos clase media, incluido, aunque no lo sepan, los propios funcionarios del gobierno. Al venezolano le encanta diferenciarse materialmente de los demás y mostrar sus logros y ascensos en corotos que puedan ser visibles. Celulares, zapatos, ropa de marca, prendas, adornos y hasta perfumes, son los fetiches de nuestro ser clase media. A lo que tampoco escapan los funcionarios oficiales, a decir por el tamaño, las marcas y variedad de sus relojes, símbolo de nuestra nueva clase media. (Diario El Mundo. 06 de mayo del 2010).

Hoy toda esta situación descripta ha empeorado, la clase media es la más perjudicada y sin la menor duda en proceso de desaparición. Cualquier familia con menos de un millón de bolívares al mes no puede considerarse ni remotamente de clases media, así tenga casa y auto propio. Mientras los pobres cuentan con algunos beneficios como los CLAP y asistencia médica de los Barrios Adentro, los profesionales se ven marginados o auto marginados de estos beneficios empeorando su situación, son los que primeramente ven como única alternativa la salida del país. Tema al que dedicare los próximos artículos.  

POEMA A LA CLASE MEDIA. Mario Benedetti

Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande
 Desde el medio
prodriguezrojas@hotmail.com mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres
 Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también
En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida)
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, sólo a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina
Así, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio
Mario Benedetti. Uruguay

 

prodriguezrojas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1695 veces.



Pedro Rodríguez Rojas

Sociólogo e historiador (UCV). Magister en Historia Económica (UCV). Maestría en Tecnología Educativa (UNESR). Doctorado en Ciencias Económicas y Sociales. (UCV). Doctorado en Historia (UCV). Ha sido docente de Pre y Postrado en la UCLA, UNA, UPEL. Actualmente de la UNESR en la categoría de Titular. Ha sido investigador del Centro de Historia para la América Latina y el Caribe, OEA, CELARG, Congreso de la República, Centro OPEP, entre otros. Ha sido Asistente de Investigación de los Doctores Ramón J. Velásquez, Federico Brito Figueroa, Héctor Malavé Mata y D.F. Maza Zavala, entre otros. Ex-Director de Postrado de la Universidad Simón Rodríguez-.Barquisimeto. Ex Coordinador del postgrado en Gerencia Cultural. Coordinador del doctorado de educación UNESR. Coordinador de la Línea de Investigación Filosofía y Sociopolítica de la Educación del Doctorado en Ciencias de la Educación. Presidente de la Asociación Civil Museo Histórico Lisandro Alvarado 2002-2010. El Tocuyo. Miembro fundador de la comisión de recursos hídricos de El Estado Lara .Asesor de la Misión Sucre y Aldea Universitaria de Morán. Vocero asesor de consejo comunal Los tres brazos y San Pedro. Entre los reconocimientos recibidos podemos mencionar: Premio Regional (Lara) sobre la obra de Andrés Eloy Blanco (1996). Premio Estimulo al Investigador UNESR, mayor productividad Científica del Núcleo Barquisimeto desde 1997 hasta la actualidad. Investigador ONCIT PEI Nivel. C. Premio CONABA. Premio Ensayo Histórico: Federico Brito Figueroa, Aragua 2001. Premio Ensayo Antonio Arráez: 450 años de la fundación de Barquisimeto, .2002. Premio Ensayo Educativo, Universidad de Oriente, 2004, Premio Primer Concurso Historia de Barrio Adentro del Ministerio de la Cultura, 2009. Premio sobre Legado de Chávez, Maturín, (2013). Premio Literario Rafael María Baralt, Maracaibo (2014). Más de sesenta publicaciones entre libros y artículos en revistas arbitradas a nivel nacional e internacional sobre ciencias sociales y filosofía. Es articulista en varios periódicos a nivel nacional. Coordinador de la Revista de filosofía de la educación TERÊ. Entre sus libros podemos mencionar: Juan Pablo Pérez Alfonzo, La economía venezolana, La Universidad frente a la globalización y la posmodernidad, Pensar América latina, América latina en la globalización, Educación para el Siglo XXI y La Ética Socialista. Junto a Janette García Yépez ha escrito varios libros sobre la historia de El Tocuyo, a saber: Personalidades tocuyanas, La cultura tocuyana, La cañicultura en El Tocuyo, El café y los resguardos indígenas en Morán, Crónicas tocuyanas, El Rio Tocuyo, la educación secundaria en El Tocuyo, La vida cotidiana en El Tocuyo, Memoria fotográfica de El Tocuyo, La Personalidad Intima de Lisandro Alvarado y Cultura y Tradiciones Tocuyanas.

 pedrorodriguezrojas@gmail.com

Visite el perfil de Pedro Rodríguez Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Rodríguez Rojas

Pedro Rodríguez Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a242118.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO