Cuatro y veinticinco de la tarde

A los venezolanos revolucionarios y patriotas, nos queda el recuerdo lleno de sentimientos de aquel luctuoso día, 5 de Marzo a las cuatro y veinticinco de la tarde, hora fatal para la Patria venezolana. Padre nuestro que estas en el cielo, que martes tan sentido, que tragedia para los venezolanos que seguíamos al líder del ¡Por ahora!

Muere, nuestro centauro del llano y presidente.

Todavía llevamos dentro del alma, el sentir de aquel trágico día, la hora presagiaba tormenta, oscuridad, tragedia. Se nos fue Hugo Chávez, ¡aquel día!, el amigo, el presidente, nuestro querido comandante presidente, Hugo Chávez.

Nos dejaste tu ejemplo por bandera, una constituyente y una Patria, como herencia a tu pueblo amado, que como le expresaste tantas veces desde el Bacón de la Patria “amor con amor se paga. -¿Qué mano sin corazón te arrancó a ti de esta vida? de tu Venezuela amada, de tu pueblo tan querido, que con amor le cantaste. Tuyo era su cielo, su Sol, su mar, sus playas y sus llanuras. Le diste de nuevo a tu Venezuela, la libertad que otros le negaron, las leyes que otros pisotearon, la justicia social que no tenían. Entregaste la vida por tu Venezuela, tu amor y tu cariño, tus sonoras canciones y sentidos poemas.

Por Aquí pasó compadre hacia aquellos montes lejos, por aquí vestido de humo, mi general que iba ardiendo.

https://www.youtube.com/watch?v=EcSJZyHcqCc&t=29s

Comandante Hugo Chávez, presidente de los pobres de los pueblos de toda nuestra América indomable y rebelde. Que claman justicia desde hace siglos y en ti vieron renacer su esperanza aquel cuatro de febrero. Llevamos dentro de nuestros corazones, el llanto interminable de aquel trágico día de tu partida, a las cuatro y veinticinco de la tarde de un 5 de Febrero. Todos aún lloramos tu ausencia tan sentida, los pobres de todos los pueblos te llevamos en el recuerdo, los venezolanos te recordamos con aquel grito que salió del amor profundo de tu pueblo

¡Uh, ah Chávez no se va!

Comandante invencible, Chávez nuestro, hoy vives para siempre al lado de Bolívar, al que te encontraste en la boca del Quinto Regimiento, una tarde de cualquier día, ya hace cien años en Madrid, y le preguntaste “padre eres tu quien eres” -y el te respondió; “sí, soy el mismo, que despierta cada cien años cuando despierta el pueblo”. Tu, eras ese el mismo Bolívar que despierta cada cien años cuando despierta el pueblo. Como Bolívar libertaste de nuevo a tu pueblo, a tu patria Venezuela, y como Bolívar mueres joven, además otra coincidencia se repite, traicionado por traidores mercenario de aquel imperio del Norte, al que Bolívar premonitoramente se refirió con esta frase.


«Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad». Simón Bolívar 1829.

Comandante del ejército invencible.

Santo Hugo, de los pobres.

Ahora, y para siempre

¡Todos somos Chávez!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1011 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor