El "Chávez de verdad" del Ministerio de Cultura

Tenía que llegar un político revolucionario para que el Ministerio de la Cultura comenzara a superar su ñoñería, entrara en la disputa de los valores, en la batalla de ideas, en la lucha ideológica.

El Ministro Adán abre la puerta al gran debate que tanta falta hace. Con motivo de la ofensiva de la derecha externa, que usando el cine y sin ambages hace una película deformadora de la vida y el pensamiento del Comandante, el Ministro Adán desempolva la Villa del Cine, durmiente, castrada durante tanto tiempo, y se dispone a entrar en la batalla de ideas, en la lucha por los valores, saca a la cultura del limbo de la neutralidad y reconoce escenario de confrontación.

Nos dice el Ministro que preparan una película con el "Chávez de verdad" que se enfrente al Chávez deformado, falsificado. Y aquí se abre, o mejor, se debe abrir el gran debate: ¿cuál es el Chávez de verdad? Si le preguntan al gabinete de hoy, obtendrán un Chávez capitalista, qué otra cosa puede decirnos, pérez abad, jesús farías, aristóbulo, o el vicepresidente.

Si le solicitan opinión a los chavistas históricos, los que salieron y los que aún están en el gobierno, se obtendrán diversos pareceres, quizá cargados de las circunstancias que vivieron y que hoy padecen. Muchos se quedaron en el Chávez de los primeros tiempos, democrático, nacionalista, ingenuo, no dieron el salto al Socialismo, no entendieron, aunque acompañaron. Otros dieron el salto pero sólo con la intuición, no estudiaron, no comprenden, los guía la lealtad y la buena intención. Otros son y fueron oportunistas, pragmáticos, no pueden hacer un aporte diferente.

Se pueden recopilar anécdotas, abundarían, de sus amores, de sus vivencias: Cliver y Rodríguez Torres podrán hablar de su experiencia en los avatares militares, Diosdado puede adelantar sus vivencias en el golpe de abril, el otro puede contar su experiencia en el sabotaje petrolero, Adán puede resolver los primeros años, el Chávez pelotero, la entrada a la Academia… tendríamos una película amena pero sin contendido.

Con lo anterior queremos decir que el tratar de hacer una película con el "Chávez de verdad" es una empresa ideológica, en ella se expresará necesariamente una posición ideológica. ¿Cómo hacer, a quién consultar? La respuesta es sólo una: hay que consultar primero a Chávez, y que ese pensamiento plenamente desarrollado sea el centro del guión, que la pelicula aporte, en lenguaje cinematográfico, el pensamiento avanzado de Chávez, sin trucos, sin contrabandos.

Entonces, y es la posibilidad de un gran aporte de la proposición del Ministerio de la Cultura, el primer paso hacia la película de Chávez es una amplia discusión del pensamiento y el ejemplo del Comandante. Hoy tenemos mucho material audiovisual de su pensamiento, palabras directas, acciones ejemplares, cátedra de vida. Ahora bien, toda la evolución del pensamiento del Comandante, su pleno desarrollo, lo encontramos en el discurso, más bien una cátedra, si se quiere su testamento ideológico, en la presentación del Plan de la Patria y su candidatura en el CNE. Debería abrirse en el país, en el PSUV, en los CLAP, en los militares, una amplia discusión de ese discurso, de ese Plan que sería fuente inmejorable de material para la película y armas para la lucha ideológica. Un compendio de ese discurso, con prólogo de James Petras puede encontrarse en elaradoyelmar.blogspot.com

Está claro que la derecha interna, la que hoy gobierna, no quiere que se encuentre al "Chávez de Verdad", le temen tanto como la derecha externa. No obstante, la historia es testaruda y siempre la verdad sale a flote.

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3146 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: