Insistamos en el Plan de la Patria del Comandante (1/10)

A partir de hoy y en diez entregas escribiré sobre el II Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación, 2013-2019, presentado en la Asamblea Nacional por el presidente Nicolás Maduro; a fin de contribuir con el más amplio debate de ideas y propuestas necesarias para su perfeccionamiento y puesta en poráctica, así planteado originalmente por el comandante eterno Hugo Chávez en su programa de gobierno para el período ya señalado.

En esta primera entrega, comienzo con la presentación e introducción de dicho programa, donde el comandante mantiene su compromiso de defender la independencia nacional y la patria socialista signada por un rumbo cierto hacia el provenir; reafirmando su fe combativa y razón amorosa como bandera para honrar los retos que plantea la revolución bolivariana y la refundación de la República, como son: acelerar la transición hacia el socialismo bolivariano y radicalizar la democracia participativa y protagónica en la consolidación del Poder Popular; mediante lo cual suprimiremos definitivamente el capitalismo y su lógica imperante en diversos sectores socioeconómicos del país.

“Erradiquemos la opresión y explotación como prácticas de dominación del Estado burgués”, agrega el comandante, “para ser sustituidas por la fraternidad y solidaridad; valores propios de un emergente Estado venezolano inmerso en un mundo nuevo que apunta hacia la multipolaridad y equilibrio del universo”. De esta manera traspasaremos la barrera del no retorno y nos enrumbamos en fin de cuentas hacia el socialismo del siglo XXI y su innegable advenimiento.

Construyamos esa Patria independiente y soberana, perpetua y feliz, bolivariana y socialista para vivir viviendo con justicia y dignidad; inspirados en los más altos valores del humanismo bien entendido, como continuación y profundización del I Plan Socialista de la Nación (2007-2013) del comandante que señalaba la ruta estratégica del Segundo Plan.

Cinco son los grandes objetivos que plantea el comandante en el Plan de la Patria: defender, expandir y consolidar la independencia nacional; continuar construyendo el socialismo del siglo XXI en Venezuela; convertir nuestro país en una potencia en lo social, económico y político; contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en un mundo multicéntrico y pluripolar; y preservar la vida en el planeta y salvar la especia humana. Objetivos históricos que se acompañan cada uno con sus respectivos objetivos nacionales y estratégicos, a ser logrados con la imprescindible unidad de las fuerzas revolucionarias del país.

El primer objetivo histórico sobre la Independencia Nacional se inspira, tal cual lo plantea el comandante, en nuestros héroes Guaicaipuro, Tamanaco, Andresote, José Leonado Chirinos, Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Antonio José de Sucre, Ezequiel Zamora, Cipriano Castro y el Libertador Simón Bolívar, entre otros referentes patriotas; siendo la gesta independentista de principios del siglo XIX, la mayor herencia histórica del pueblo venezolano.

Desde entonces, Venezuela ha tenido sucesivos gobiernos entreguistas con pocas excepciones, cediendo nuestros recursos a intereses foráneos; siendo peores los que se subordinaron al modelo capitalista y consumista del imperio yanqui, para prácticamente regalarle el petróleo durante casi todo el siglo XX. Hasta que llegó la revolución bolivariana liderada por el comandante para quebrar la hegemonía neocolonial y emprender la recuperación de nuestras riquezas naturales e ingresos, la identidad nacional y la plena independencia económica y cultural.
De ello se desprende el siguiente objetivo nacional planteado por el comandante: Garantizar la continuidad y consolidación de la revolución bolivariana en el poder. ¿Cómo?: consolidando la unidad de la clase trabajadora, capas profesionales, de pequeños y medianos productores, y de los movimientos políticos y sociales que acompañan a la revolución. A lo cual propondría profundizar la hegemonía ideológica y emancipadora de la clase trabajadora, que propenda a erradicar en forma definitiva las pretensiones yanqui y burguesa de recolonizar nuestro país; así como de retomar el poder político y económico. En tal sentido, no debemos postergar la necesaria expropiación de los grandes medios de producción que aún se esfuerzan en destruir la revolución.

Recordemos que la Patria y la revolución bolivariana hay que defenderlas a toda costa, objetivo estratégico planteado por el comandante; para lo cual señala la necesidad de fortalecer la conciencia y organización del pueblo, la autoridad del Estado, los poderes públicos y los organismos de seguridad. Y ahora que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se autodefine como socialista y chavista, propongo:

(a) Convocar con mayor frecuencia el Consejo de Defensa de la Nación;
(b) Profundizar la formación doctrinaria socialista y chavista en las filas militares y;
(c) Articular estratégicamente los componentes de la FANB aunados a la milicia bolivariana y el pueblo venezolano para asumir en todo momento los estados de excepción previstos en la Constitución; y así enfrentar los continuos embates de la contrarrevolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1218 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a239067.htmlCd0NV CAC = Y co = US