Revolución en Paz

Cuando se habla de revolución, no necesariamente se debe hablar de violencia, solo los que quieren reducir la revolución a un concepto reducido, pueden pensar de esta manera.La revolución es cambio y aunque muchos cambios se han dado en medio de una violencia que en muchos momentos históricos ha sido necesaria y justificada no podemos encasillar a la revolución bolivariana en una especie de fatalismo bélico eterno.

La revolución venezolana es desde su origen, un hecho histórico inédito en muchas de sus características. Esta es una revolución que se ubica dentro de un contexto nacionalista que logra unir a los sectores civiles y militares, después de todas aquellas fatídicas experiencias dictatoriales-asesinas impulsadas por los gobiernos norteamericanos en nuestra tierra.
La virtud de esta revolución fué romper con aquella trágica división de pueblo uniformado y pueblo civil construida por la manipulación del sistema político corrupto en nuestro país. La manipulación mediadiática había creado entre un mismo pueblo divisiones, odios y rivalidades maquiavélicas que le permitían a una clase política gobernar para los ricos y para los intereses del imperio y de las transnacionales.

Si había violencia en la forma como los gobiernos de la cuarta república gobernaban, porque estaba institucionalizada a través de un aparato jurídico represivo e injusto. La revolución bolivariana surge en un contexto histórico, en el cual se justificaba la violencia popular para la toma del poder en nuestro país, recordemos que estaba reciente el "Caracazo", que fue aquel fatìdico hecho en el cual el gobierno social demócrata asesino de Carlos Andrés Pérez, utilizó a un sector de las antiguas Fuerzas Armadas para asesinar impunemente al pueblo. La revolucion bolivariana optó por la via institucional, para iniciar la verdadera transformacion de la misma.
La revolución bolivariana surge como opción electoral que decide medirse a los partidos tradicionales venezolanos y a toda esa campaña de descrédito en la cual se montaron en contra de Hugo Chávez Frías.Eran los tiempos de los "toconcha", todos y todas contra Chavez. Cuando los sectores políticos tradicionales consideraban que el movimiento bolivariano se lanzaría por la vía de la abstención, Chávez sorprende con su campaña de recorrido de las ciudades, pueblos y caseríos de Venezuela, convenciendo al pueblo de la necesidad de retomar el ideal bolivariano, rescatándolo del olvido y del irrespeto, al cual lo habían reducido.

Chávez y el ideal bolivariano se convirtieron en casi una misma cosa y la vieja y rancia oligarquía criolla revivió miedos ancestrales que dormían en sus genes de grandes señores terratenientes. Bolívar solo tenia lugar, para las clases altas venezolanas, en su sarcófago, en el panteón nacional, donde ellos y ellas estaban seguros que estaba muerto.

La revolución bolivariana hizo eco en las aspiraciones de un pueblo que estaba cansado de la violencia institucionalizada desde las cuerpos de seguridad del estado, con la complicidad de organismos de poder legislativos y judiciales, que verdaderamente estaban subordinados a los gobiernos puntofijistas garantes del "status" que impusiera el imperio a todos nuestros pueblos latinoamericanos.

Chavez y los dirigentes de esta nueva ideología se identificaban y se identifican con una nueva clase de revolución , con una nueva concepción socialista del siglo XXII. Surge en Venezuela una opción clara de lucha para todos los pueblos oprimidos del mundo.

Esta revolución pone al ser humano verdaderamente en el centro de la historia, al rescatar a aquellos sujetos sociales que estaban relegados a un simple rol electoral que se reeditaba cada cierto tiempo. El ideal socialista-bolivariano es una ideología que se revela con valores universales de dignidad, solidaridad y liberación, encuentra eco en todos lo pueblos oprimidos del mundo.
La revolucion bolivariana consolida su proyecto político e ideológico, con la creación de la constitución bolivariana, la mas avanzada del mundo es sus logros sociales y por el lugar que en la historia le devuelve a las comunidades indígenas, afrodescendientes, a las mujeres, entre otros. La nuestra es una revolución que tiene un "aqui y un ahora global" y no está restringida a fronteras, etnia, o nacionalidad.Esta es una revolución necesaria e imprescindiblemente universal. Esta es una revolución que se nutre también del cristianismo liberador, pero que puede crecer sin dificultad en un otros contextos religiosos y filosóficos dándole una caracterísca ecuménica amplia que consolida su universalidad.

Lo que le preocupa al imperio y a sus lacayos, es que esta revolución bolivariana es verdaderamente pacifica y se ha apoderado de todo aquello que representa al imaginario colectivo de todos los pueblos oprimidos del mundo. Si esta revolución, en la actualidad, fuera violenta, ellos tendrían excusas más que suficientes para invadirnos y arrasarrnos con sobrada "justificacion". Al gobierno norteamericano le molesta que en Venezuela no existan cárceles como las que ellos tienen en Guantánamo y que el gobierno revolucionario no cierre periódicos, ni encarceles periodistas.

¡Esta es la revolución necesaria!
¡Esta es la revolucion bonita!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5903 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor