Reflexiones sobre la coyuntura política actual en la Patria Grande sin desperdicio

Podemos iniciar estas reflexiones expresando que la unión de nuestros pueblos está siendo corrompida por la avaricia y la arrogancia de quienes pretenden seguir explotando y dominando la política social y humanista que se viene desarrollando con la llegada de líderes progresistas en el inicio del siglo XXI.

Vemos con preocupación el desequilibrio resaltante, dentro de las estructuras creadas por quienes hoy son blancos de violaciones constitucionales y políticas, enmarcadas en los conceptos y formalismos que regulan y respetan los procesos democráticos, en el caso de algunos de sus países miembros que se hacen de la vista gorda, como el caso de Colombia, Perú, y algunos países de Centroamérica, exceptuando a Nicaragua y El Salvador que hoy siguen resistiendo los ataques del imperio gringo, contra sus políticas económicas y sociales, en el marco de la equidad y la igualdad de los pueblos, y de otros que solo callan por sentir las presiones de las deudas, los tratados de libre comercio, el financiamiento de campañas electorales y otras tantas cosas que arrinconan incluso la dignidad y la moral de pitiyankys.

Hoy es amenazada la integración, el sueño de nuestros libertadores, por quienes traicionan la identidad, la autodeterminación y la voluntad de los pueblo, esos que ayer no tenían derecho a nada, solo a ser serviles y esclavos de un sistema de dominación implementado por una doctrina representativa y vulgar, que enriqueció a pocos y adormeció y despojo de derechos a millones, esos que hoy por circunstancias de soberbia, de egocentrismos, de traiciones y de mala praxis en la ejecución real de las políticas públicas, están traicionando las bases fundamentales de la democracia, de la lucha por las reivindicaciones y prosperidad de los que decidieron liberarse del yugo imperial, a través de empresarios, modelos capitalistas que solo han corrompido y saqueado riquezas materiales y conceptuales por décadas, hoy retoman nuevamente con más fuerza, accionando como centro de operaciones dueños de grandes empresas comunicacionales, cenados, partidos políticos, empresarios dueños de trasnacionales, ONGS, así como ex presidentes de varios países, que hoy se alinean con el departamento de estado, con la OSAID, CIA, y métodos de paramilitarismos, para crear miedo y muerte en lugares vulnerables dentro de mucho de nuestros pueblos, en el caso de Venezuela un bloqueo financiero, especulación, reducción de productos básicos en alimentación y medicinas, así como una Asamblea Nacional opositora que no ataca las problemáticas sino que se ha dedicado únicamente a derrocar el gobierno legitimo del Presidente Nicolás Maduro, de igual manera la defensa de políticos presos, que hoy tienen procesos judiciales por violentar la constitución y las leyes de la republica, el caso de Ecuador un terremoto que da la impresión de haber sido inducido, el ataque a el Presidente Evo Morales en Bolivia, y el no permitir seguir al frente del pueblo, hoy el golpe de estado por parte del senado brasileño y traidores que fueron carcomiendo y generando el escenario contra la luchadora Dilma, hoy a través de difamaciones, un bloqueo en aéreas vulnerables como él la estabilidad y producción del petróleo, el decreto de Obama, la injerencia descarada hacia quienes hoy resisten el ataque sistemático contra la conciencia y la voluntad de los pueblos.

Sin embargo debemos tomar en cuenta que desde que sembramos a Hugo Chávez, quien sin lugar a dudas era y seguirá siendo la razón de de que hoy, Latinoamérica sea otra, esa que está decidida a ser libre de cualquier dominación e injerencia, hoy sufre un golpe certero a la democracia, a los principios éticos y morales, suscritas en las Naciones Unidas, en UNASUR, ALBA, MERCOSUR, y otras organizaciones que hoy nos reconocen como ejemplo de vanguardia y lucha, está en peligro por falta de visión y compromiso hacia los elementos fundamentales que vienen desde el Congreso de Angostura, que hoy están más vigentes que nunca, hoy son muchos los que se han doblegado, que no terminan de consolidad la fuerza de las masas como columna vertebral de los procesos de transformación social en todo los ámbitos, de muchos que solo juegan a colocar la zancadilla a sus propios hermanos y hermanas, esos que están invirtiendo capital afuera, disminuyendo producción y creando caos en los cimientos justos y verdaderos de los principios sociales, democráticos, donde colocándose como mansos corderos se acercaron a Cuba, como cortina de humo, y a sus vez vilipendian la democracia de otros, como parten de su plan de dominación y explotación de riquezas y conciencias a través de la guerra, del termino mediático, de la burla y la retención de capitales y, influyendo en quienes traicionan por 10 monedas de plata, su suelo.

Hay que saber escuchar a su pueblo, revisar y evaluar y repotenciar cada direccionalidad en toda la expresión social, económica, humana, y comunicacional, reimpulsar la integración sin medias tintas, hablar menos, y ser mas contundentes con la ley en la mano, sin titubear, porque si dejamos que eso pase, se seguirá abriendo un torbellino de tempestad hacia los logros alcanzados que hoy son visibles ante el mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2289 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a227697.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO