Revolución Bolivariana y Relatos históricos Neocoloniales

En el año 1999 quedo establecido en el texto de la constitución de la
República Bolivariana de Venezuela el reconocimiento de nuestra patria
como multiétnica, multilingüe y pluricultural, privilegiando de esta
manera el reconocimiento las culturas constitutivas de nuestra
venezolanidad.

En este sentido, nos divorciarnos de las concepciones homogeneizadoras
que barrían con la diferencia y cerraban la posibilidad de abrimos
espacios para pensarnos desde la diversidad, más allá del mestizaje
cultural, que invisibilizaba a nuestros pueblos y culturas en
resistencia.

Las condiciones se dieron, tanto a nivel constitucional, como de
voluntad política, para reflexionar sobre los procesos que fueron
conformando nuestra identidad.

Empezamos a pensamos desde Latinoamérica y el Caribe, en nuestra
historia compartida, al tiempo que Hugo Chávez Frías, explosionaba y
reconfiguraba las relaciones de poder en el mundo, los pueblos
históricamente excluidos empezaron a ganar espacios de participación
protagónica.

Así nos fuimos tornando más libres, más ubicados respecto a nuestro
fin como proyecto socialista, anticapitalista, antiimperialista y
profundamente humanista.

La revolución bolivariana logró que cada vez fuéramos más conscientes,
empezamos a creer en nosotros y en las posibilidades reales de cambiar
la realidad, nos convencimos que teníamos la mejor patria, el mejor
pueblo, el mejor gobierno.

A medida que las circunstancias naturales o inducidas nos golpeaban,
nos levantábamos con más fuerza, desde la bondad, la madures, la
entrega, la lealtad, guiados por el espíritu de nuestros libertadores,
de nuestros ancestros indígenas y cimarrones, esa fue la llamarada que
encendió Chávez.

Empezamos un proceso de revisión profunda, en el caso de los textos
escolares que nos formaron una manera de vernos, donde desde los
primeros años se imponía a nuestr@s niños ídolos a seguir, a partir de
acciones que parecían inocentes como poner a dibujar en un mapa de los
viajes de colón, con los barcos y la bandera de España.

Nos vendían la idea de que con Colon llegó el progreso, esa palabra
que tanto le gusta a la oposición venezolana y el cambio, lo que
significó la más terrible matanza de la historia de la humanidad, la
gente era tratada como animales, las mujeres violadas, los hombres
mutilados, las peores atrocidades que uno se podría imaginar.

Los españoles impusieron su cultura y quinientos años después la
seguimos copiando, ya que impusieron su idioma, su religión, nos
enseñaron a admirar a los colonizadores, y por esa vía nos fueron
dominando.

Toda la literatura post colonial se ocupó de ocultar el relato
amerindio, imponer la idea del macho dominante europeo como
característica natural de lo masculino sobre lo femenino, a la tierra,
a la esperanza. Matando a la madre, quedamos sin raíces, terrenos
fáciles para la colonización.

Creímos que los misioneros religiosos que llegaron con los españoles
educaron a los indígenas, les enseñaron una religión para la vida,
negando verdades de lo que ocurrió que fue un exterminio cultural,
pues nuestros ancestros tenían una civilización, unas culturas
propias, unos idiomas propios, unas indumentarias propias, una
alimentación propia, unas casa con técnicas y materiales propias.

Por estas mismas vías, nos impusieron la visión euro céntrica
colonizadora, que por supuesta negaba todo lo que somos, negaba a
nuestros héroes y heroínas, negaba a Güaicaipuro, a la negra Hipólita,
a Bolívar, a Sucre, a Josefa Camejo, y en lugar de ellos nos vendieron
a Supermán, que si lo analizas bien encontramos que nos indica que nos
somos capaces de nada y que alguien nos tiene que venir a salvar, el
imperio quizás.
Nos mostraron a Tarzán, el rey de la selva, los monos somos nosotros
los latinoamericanos, ellos representan el progreso, la civilización y
Tarzán cayo aquí y se jodió, quedo en la más absoluta orfandad ante el
mundo.

Hollywood se encargo de mostrar que los haitianos eran unos brujos
que mataban gentes con alfileres y magia negra a través de vudú,
negando que fue precisamente el Bois Caimán la ceremonia vudú, que
sirvió de antesala a la más brutal y sangrienta rebelión de esclavos
en la historia de la humanidad, que terminó convirtiéndose en la
primera guerra de independencia exitosa en Latinoamérica, que produjo
la primera nación libre de Latinoamérica: "Haití", gracias a la cual
somos libres aquí en nuestra patria, todavía no hemos reconocido a la
Haití libertaria y permitimos que las mafias internacionales sigan
explotando al pueblo haitiano en nuestro territorio pues todavía nos
vemos a los haitianos como nuestros hermanos.

Entonces la tarea que nos toca a todos y todas no será nada fácil,
ante el sistemático ataque a nuestra patria, a nuestro proyecto
político, a nuestro gobierno, a nuestro pueblo, tenemos tareas
titánicas y es tiempo de unir fuerzas no solo para atacar la crisis
económica que atravesamos sino para desmontar los discursos
neocoloniales que precisamente nos alejaron de nuestra conexión con
nuestro territorio, con nuestra luchas, con nuestra historia, con
nuestros héroes y heroínas, esos como nuestro padre Bolívar,
conocerlo, sentirlo, para poder comprender las razones que tuvo Chávez
para fundar nuestras bases revolucionarias en el pensamiento
bolivariano.

Analizar que no es que nuestro padre Bolívar se fue a morir a Santa
marta, sino que la oligarquía criolla junto a Páez los expulsaron de
aquí y a Sucre le prohibieron la entrada a nuestra patria, nos es tan
romántico que iba camino a Quito a ver a su familia y lo mataron, sino
que efectivamente lo mataron porque era un peligro inminente, era el
que continuaría el proyecto Bolivariano, y esos peligros hoy se hacen
presentes, sino pensemos porque mataron a Robert Serra, y porque los
muertos son de este lado, digo de los revolucionarios. Si está derecha
tumba a Maduro, será que respetara los derechos humanos o acaso no se
impondrá la política del miedo, del terror, de la muerte ante todos
los que los adversen.

Tenemos pendientes varios debates, sobre todo la responsabilidad en
que hayan debilitado nuestras bases espirituales y simbólicas porque
no hemos logrado acabar con la ideología capitalista que hace parte de
nuestra vida cotidiana, no nos hemos liberado hacia la ideología
bolivariana, que apuesta a la vida, a la esperanza.

La radio, La. música, la literatura, el cine, el teatro, el cine, el
circo, la pintura, la danza, el canto, son formas de expresión,
herramientas trasmisoras de mensajes que directamente en las
emociones de los seres humanos, en la manera como nos vemos, en lo que
creemos de lo que somos y por allí se nos ha metido la derecha a
acabar con el proceso revolucionario, porque yo no creo que sea solo
hambre, sino miremos a Cuba, quizás no ahora pero si todos los años
que tuvo de resistencia.

Miremos lo que intentaron hacer con Palestina, con el Nakba
(catástrofe) en 1948 cuando se constituyo el estado de Israel, que no
solo masacraron a los Palestinos, sino cambiaron el paisaje cultural,
la toponimia, por si alguna vez regresaban no reconocieron ni el lugar
donde alguna vez estuvieron sus aldeas, sembraron pinos simulando algo
así como los Alpes suizos.

Alternativas:
•Desmontar todos los relatos históricos neocoloniales que se nos
vinieron inoculando, como un cáncer, para hacernos olvidar de dónde
venimos, lo que somos, que se fue comiendo las raíces de nuestros
proyecto revolucionario es parte de los retos que tenemos planteados.
:
•Necesario y urgente es posicionar como parte una táctica real,
cotidiana, el significado de la revolución bolivariana para el mundo y
para nosotr@s, con énfasis en nuestros valores, nuestras capacidades
productivas.

•Tenemos que redimensionar el lenguaje, al reivindicar la
espiritualidad del pueblo venezolano vinculada a las luchas de los
históricamente excluidos que desde hace más de 500 años se han
mantenido en resistencia.

•Nos hemos quedado atrapados en la teoría y no hemos avanzado a la
acción revolucionaria, al trabajo, al contacto con la tierra, hacia
acciones que nos vinculen como seres humanos, al reconocimiento de
nuestras historias que son nuestros motores de luchas, a nuestros
inicios, a cómo llegamos aquí, al reconocimiento de l@s ancian@s como
portadores de saberes, es parte de esa tarea para recordar porque
somos revolucionarios.


•Los discursos con las estéticas del barrio impuestas han traído
consecuencia desastrosa alejando a millones de hombres y mujeres
formados en revolución que no entienden las contradicciones que no
hemos superado, estamos en un momento interesante para iniciar un
camino de renovación profunda de la revolución partiendo de un
importante movimiento popular de base.

•La derecha utilizo a nuestros símbolos como motivo de burla ante los
ojos cómplices de muchos de nuestros camaradas confundidos; por allí
nos han venido quebrantando nuestras bases espirituales. Ante esas
situaciones tenemos que alzar la voz.

•Nuestro territorio no está divorciado de la política, ni de la
ideología ni del tiempo. Nuestro tiempo no es el que impone el
capitalismo, nuestro tiempo en cada espacio de nuestra patria amerita
reflexionarlo, amerita que nos escuchemos, allí está la clave para
salvar la revolución.

•La partida física de Chávez no la hemos superado, y eso trae como
consecuencia que estemos sumidos en una abrumadora desesperanza. Nos
toca colocar herramientas en manos de nuestro pueblo para despertar
niveles de conciencia guiados a que sintamos que efectivamente también
somos una fuerza que unida puede impulsar este proceso emancipatorio.

•En esta ultimas elecciones el voto de inmigrantes colombianos se
revirtió en apoyo a la derecha por el cierre de la frontera, esa es
una realidad, porque no es un secreto para nadie que muchos hermanos
colombianos viven allá pero trabajan aquí y votan aquí, por otra parte
si revisamos el voto de los venezolanos inmigrantes en el exterior en
elecciones pasadas podremos notar que en algunas embajadas no voto ni
el embajador. Eso lo tenemos que revisar, o ¿qué está haciendo nuestra
gente fuera?, ¿Acaso solo están asistiendo a eventos y cocteles?,
¿dónde está la presencia en la prensa internacional de nuestro
agregados de cultura reflexionando y explicando porque el cierre de la
frontera?

•El tema de los derechos humanos de los inmigrantes en nuestra patria
deberíamos tomarlo con mucha fuerza, sobre todo por los ataques que
recibe nuestro país como violador de derechos humanos, resaltar por
todos los medios la solidaridad que Venezuela le ha dado a los
inmigrantes en general, el acceso a nuestras políticas sociales sin
ningún tipo de exclusión.

•La promoción del libro y la lectura necesariamente debe ser un
herramienta de libración, sobre todo los discursos, intervenciones,
escritos de Chávez, y de alguna manera prepara alternativas
pedagógicas para cultivar el despertar de la conciencia.

•El hecho comunicacional es un hecho político, las ideas contrarias a
nuestros procesos revolucionarios se han apoderado de todos los
espacios de la vida pues no hemos sido coherentes en la artillería del
pensamiento.

•Desmontemos las canciones infantiles como: “El cacique Guaicaipuro ha
matado a su mujer, porque no tenia dinero, para irse en el tren, en el
tren había una vieja, vieja, vieja, que llevaba un lorito, el lorito
iba diciendo, viva España, Venezuela como yo también” por canciones
libertarias que canten las luchas indígenas, cimarronas, los héroes y
heroínas cimarronas en defensa de nuestros territorio. La fuerza de
los Caribe, que son muestra de nuestro carácter guerrero ante la
adversidad, ante la ideología colonizadora violeta, machista,
destructiva.

•La memoria ancestral es el gran compromiso que todavía tiene la
revolución bolivariana, tantos lugares todavía marcados por la muerte
que causo la derecha, lugares que son invisibles a nuestro ojos.
Lugares donde funcionaron cárceles y hoy la revolución los dignifico,
pero pasamos por allí y nadie sabe, nadie recuerda, nadie siente
dolor.

•Revitalizamos nuestros idiomas, culturas, espiritualidad, así
renaceremos desde el alma, en el espíritu de Bolívar, de Chávez.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1942 veces.



Kelly J. Pottella G.

Miembro de la Red Nacional de Escritor@s Socialistas de Venezuela. Promotora cultural. Pertenece al periódico comunitario Enlazando la Diversidad. Estudiante de sociología. Vocera del Consejo Presidencial del Gobierno Popular de Cultura por Dtto Capital.

 kellypottella@gmail.com

Visite el perfil de Kelly J. Pottella G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a222863.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO