Populismo, Rentismo, Electoralismo

Por la TV presenciamos ¡No! la instalación de la Asamblea Nacional, sino, el espectáculo de la instalación. Resulta difícil entender que transcurrido un mes de las elecciones, el chavismo no se ha enterado que perdieron la mayoría. Dejan la impresión de estar todavía montados en la aplanadora que, durante cinco años, le pasaron a los parlamentarios de la MUD. Deseamos que la nueva mayoría no aplique la ley del talión y no utilice la aplanadora para aplastar a los parlamentarios oficialistas, al contrario, educarlos en las lides parlamentarias, en lo cual, durante 17 años han demostrado tener ignorancia supina. Estamos seguros, por la larga trayectoria parlamentaria del nuevo presidente, no caerá en las chapucerías del saliente. De esa manera, tanto, en el organismo parlamentario, como, en  el país político, salgamos de la degradación intelectual a que hemos estado sometidos por la procacidad de la rivalidad entre los bandos. ¡Que cese el insulto y la diatriba! Que el parlamento rescate el nivel intelectual que lo ha distinguido con diputados como Andrés Eloy Blanco, Gustavo Machado, Uslar Pietri, Domingo Alberto Rangel, Simón Sáez Mérida, Rafael Caldera, Luis Herrera Campins, la lista es extensa y honra el gentilicio.

De lo dicho por el diputado que presentó el plan de trabajo de la Asamblea para el 2016, y fue transmitido - hasta la fuga de la bancada oficialista - nos parece, es más de lo mismo habido en el país durante 17 años: Populismo, Rentismo y Electoralismo. ¿Cómo así? Veamos:

Tesis. Populismo.

¿Cuál es el problema fundamental que las mayorías nacionales están padeciendo? El problema fundamental es el desabastecimiento de todo y para todo. Pero, de eso nada se dijo. Seguiremos hundidos en la tragedia nacional del desabastecimiento ¿Hasta cuándo? Hasta que san Juan agache el dedo, por cuanto el problema económico no figura en la agenda de la nueva Asamblea para el 2016 ni tampoco en la del gobierno, por cuanto no hay divisas para importar ni financiamiento para reanimar la economía. La promesa del diputado ponente, recayó en el populismo para satisfacer: de una parte, al bando de la MUD, con la Ley de Amnistía; y de otra parte, a los beneficiarios de viviendas por el otorgamiento de la propiedad de la tierra, y a los tres millones de pensionados, con la promesa del cesta ticket para alimentos y medicinas. ¡Populismo! ¡Populismo de la MUD!

Antítesis. Rentismo.

El origen de todos los males que aquejan la economía del país y a la sociedad en su conjunto, es el rentismo petrolero. El doctor Juan Pablo Pérez Alfonso – que si sabía de esas cosas – dejó como herencia el aforismo, “el petróleo no se puede sembrar, lo que se riega con petróleo, se seca”. ¿Cincuenta años no son suficientes para demostrar la veracidad de este axioma? Luego de cuarenta años de gobiernos adeco/católico/ cope yanos, con la economía alimentada por el rentismo petrolero ¿Qué resultados se cosecharon? Veamos: pobreza 46%; inflación 115%; de la masa laboral el 40% en economía informal; desempleo y bajos salarios; devaluación de la moneda; importaciones 60%. En el bando chavista ¿Cuál es la situación luego de 17 años de alimentar la economía con el rentismo petrolero, pero, elevado al clímax? Exactamente el mismo cuadro anterior, transformado en tragedia nacional: pobreza 76%; inflación 300%; de la población laboral el 60% en economía informal (rebusque y bachaqueo); salario paupérrimo por la devaluación de la moneda (fábrica de pobres); escasez, desabastecimiento, carestía; la indignidad de las colas; importaciones 80% (mientras hubo divisas); se agotaron las divisas y el país quedó inerme, con parálisis total: agricultura, agroindustria, industria manufacturera, el comercio; cierre de la frontera por causa de la gasolina a 2 centavos de dólar/litro; más los subsidios de la cesta básica y la devaluación del Bs. Todo ese cuadro fue creado por las políticas erradas del gobierno de Chávez durante catorce años y constituye su verdadero legado, administrado por Maduro con gran prestancia. Los gobiernos no se evalúan por el discurso, sino, por los resultados. Y los resultados están a la vista, los estamos padeciendo.

Síntesis. Electoralismo.

¿A qué conduce el populismo financiado por el rentismo petrolero?

A la enfermedad conocida como electoralismo. Desde hace 55 años, el país padece la enfermedad, agudizada y llevada al clímax durante los últimos 17 años. Más de una elección por año (record güines). El electoralismo es el tema cotidiano de los políticos, es el objetivo al cual está orientado todo. En política, el año calendario se divide en: un par de meses para hablar de los resultados de la elección que pasó y durante el resto del año se especula en los resultados de la elección que vendrá. Actividad similar a la de los jugadores de caballos ¿Cuál ganó y cuál ganará? El electoralismo es el deporte nacional por excelencia, donde los políticos ejercitan los músculos de la demagogia, el populismo, las promesas. Analicemos: En la Ley de Amnistía ¿Qué hay? ¡Electoralismo! En la promesa de cesta tique para tres millones de pensionados ¿Qué hay? ¡Electoralismo! En la promesa de entrega de títulos de propiedad de viviendas y tierra ¿Qué hay? ¡Electoralismo! O sea, es lo mismo que el chavismo ha hecho durante 17 años.

¡Y fracasó! Entonces ¿En qué consiste el pregonado cambio que anuncia la MUD? Debido a que el poder se conquista es con electoralismo, la MUD lo reivindica y lo utiliza con el mismo caradurismo que el chavismo ha tenido para la dádiva lisonjera con la renta petrolera, durante 17 años. Caridad y limosnas no es justicia social, es populismo enervante, pagado con el rentismo petrolero. El electoralismo de la MUD en la Asamblea Nacional, busca ganar votos para sus planes futuros. Por esa vía la economía del país continuará desangrándose. Pregunta: ¿Por esa vía el país puede salir de la tragedia en que se encuentra? El plan populista/rentista/electoralista de la MUD envuelve un dilema: si la Asamblea aprueba lo prometido y el gobierno lo ejecuta ¿Quién recibe los beneficios electorales? ¿La MUD o el gobierno? Si el gobierno no ejecuta lo aprobado por la Asamblea ¿Quién pierde o quién gana en el juego electoralista?

En ese juego el país tiene 55 años, y las mayorías nacionales lo único que han cosechado es pobreza. En las cifras presentadas están los resultados de 40 años de gobiernos adeco/católico/copeyanos y 17 años de gobierno chavista. El legado del punto fijismo y el legado de Chávez son idénticos, no es copia, es calco con ribetes de tragedia nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1708 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición