El tal pareciera de una estupidez espontánea

Tal pareciera que a como están las cosas, emitir un “tal pareciera”, en estos momentos sería como firmar una sentencia de muerte, porque, es que “tal pareciera”, que los que por mucho tiempo fuimos “oposición” políticamente hablando, “tal pareciera” que hoy no contamos con la capacidad creativa de hacer las luchas con las pocas cosas con que se contaban en otros tiempos, es decir, “tal pareciera” que nuestros camaradas de luchas, batallas y victorias, en menos de 20 años, perdieron la capacidad de convicción con que contaban para elaborar los argumentos necesarios, amplios y suficientes, para abordar y asumir de manera gallarda un revés electoral, y, “tal pareciera”, que se perdió toda capacidad de reacción y reagrupamiento luego de una batalla perdida…

De acuerdo a como se ven las cosas “tal pareciera”, que hemos, o perdido las calles, o “tal pareciera” como que nunca fueron nuestras, y simplemente se las pretendemos ceder, a los que por mucho tiempo las destruyeron, creando en nuestras calles, veredas y caminos, todo un monumento a la desidia, y que de no haber sido, por la llegada la presidencia de la república de nuestro comandante en jefe Hugo Rafael Chávez Frías, en estos precisos instantes, muy probablemente estaríamos, sumergidos en un jungla de ruinas y “desperdicios humanos”, que, “tal pareciera”, que para los finales de los años 90, nuestro único futuro cierto, era la “Miseria en grado superlativo”, porque, “tal pareciera”, que para el capitalismo, nuestra única posición social, desde la perspectiva del neoliberalismo es la “pobreza Extrema”, claro está, “tal pareciera”, que de acuerdo con muchos, muchas, varios entendidos y varias entendidas, en materia de estudios socioeconómico, “tal pareciera”, que para el neoliberalismo, solo existen dos tipos de clases sociales: La del Estado Burgués, y los “paupérrimos excrementales del Lumpen”…

Pero volviendo al tema del “tal pareciera”; tal pareciera, que estamos en un momento muy peligroso de acefalía de liderazgo; es decir, luego de las más recientes elecciones parlamentarias, se ha podido notar, una muy, pero que muy peligrosa sutilidad, en la falta de liderazgo absoluto y total, de los que fueron nuestros candidatos, lo que nos hace suponer, que “tal pareciera”, que estos dirigentes políticos y dirigentas políticas, no estaban ganados, ni ganadas, para asumir el rol y la tarea que se les fue encomendada, porque, a decir de los expertos en las ciencia de las artes de las guerras, se dice que, cuando se tiene un revés, los lideres se repliegan, reagrupan a sus combatientes, y elaboran las nuevas estrategias para la siguiente batalla, porque la guerra aun no se ha perdido;  sin embargo “tal pareciera”, que los que están llamados y llamadas a crear las condiciones mínimas, para  Reimpulsar, Revisar y la Rectificación de nuestras estrategias para conquistar los objetivos trazados por “Nuestros Eterno Amado Gigante” HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, han decidido que el enemigo, tiene más capacidad de engañar, mentir, manipular y convencer con sus mentiras, que la fuerza sublime ARGUMENTATIVA , que tenemos los revolucionarios y las revolucionarias, para presentar la realidad, y hacerles ver a nuestro pueblo, que somos dueños de la verdad, y que el camino correcto a nuestra suprema felicidad, es la que les ofrece la Revolución Bolivariana…

¡¡¡Aahh!!! Por cierto camarada Ernesto Villegas, le ruego que por favor no vaya a pensar, que mis palabras son algo personal contra usted; porque no lo es, aunque “tal pareciera” que es muy de pinga sentirse “El tuerto rey” “en el país de los ciegos”, porque llamar por mampuesto “pedigüeños, “pordioseros” y “miserable” al PUEBLO DE CHAVEZ, tan solo porque no quedamos favorecidos o electos a un cargo de elección popular, no debería ser la aptitud propia de un “Ex candidato”, porque, aunque, como dicen los entendidos en la materia “que la mente del pueblo es frágil” y que según “olvida muy fácilmente”, sería también muy bueno que usted tenga muy presente, que ese mismo pueblo de mente frágil, estará ahí mismo donde se encuentra, en futuras y venideras elecciones en donde el poder del pueblo se hará sentir una vez más, y muy probablemente, usted formará parte de esos posibles candidatos, y tal vez, solo tal vez, por un “tal pareciera”, ese individuo o individua a solas con sus consciencia frente al poder de decisión, pueda recordar que alguien, en algún momento los tildó de mendigo, pordiosero y pedigüeño…

Tal pareciera que este escrito a muchos y muchas no les gustará; pero con la verdad de Chávez, ni temo, ni ofendo, “Por ahora” (…) “y vendarán tiempos mejores”… “y el país tiene que arrumbar hacia tiempos mejores”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2364 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas