Más socialista es mi mama siendo adeca que muchos chavistas

Conversando con uno de mis hermanos y tratando de sacar ideas o quizás hasta conclusiones sobre lo ocurrido el 6D; nos remontamos al principio de la revolución y ya que siempre publico mis opiniones, me pareció interesante esta vez publicar la de él a la que por supuesto me suscribo.

Como siempre que hacemos estos ejercicios, nos sentamos frente a frente, termo de café recién colado y grabadora para, como decimos siempre en broma, la posteridad nos retrate el día y nuestros hijos o nietos a futuro nos recuerden como éramos o como fuimos o nos feliciten por cómo somos…

“Creo que uno de los errores que se han cometido es el querer imponer el socialismo a una sociedad que lleva hasta en los tuétano el germen del capitalismo y su prioridad no es el ahorro, sino el consumismo y todo lo que alimente su ego.

Creo que se ha fallado en la velocidad con a que se han querido aplicar los cambios y eso ha llevado a que se cometan excesos que nos han llevado a confrontaciones innecesarias, entre los seguidores de la revolución y los que se oponen a ella.

Creo que el discurso político de nuestros líderes no ha sido el más apropiado. Si bien no ha afectado el piso sólido con los que cuenta la Revolución, también es cierto que no ha permitido sumar.

Creo que el gobierno es el principal suministrador del oxígeno que alimenta la guerra económica, aplicando controles y fijación de precio basándose en los costos de producción (COMO DEBE SER, PERO NO ES)demostrando una gran ignorancia de la realidad venezolana, poniéndosela bombita a los empresarios y a los comerciantes para que desarrollaran con éxito la guerra económica.

Creo que gobierno se dejo llevar más por las consignas en los actos de masas y los discursos de uno que otro piquito de plata, que le hizo creer que la sociedad venezolana en su mayoría estaba clara y que creían que el socialismo es el camino y que ese pueblo estaba consciente de quien era el culpable del acaparamiento y de las colas.

Luego de un sorbito de café, continuo: Yo soy un socialista sentimental, lo que quiero decir es que no tengo formación academico-ideologica, no he leído EL CAPITAL de Carlos Marx; por eso puedo poner en práctica mis principios de solidaridad y todo mi amor a la Patria y a la vez aplicar sin complejo leyes del capitalismo en mi vida económica a sabiendas que no es lo que se debe o se quiere, pero es lo que hay. (Por ahora)

Mi formación Socialista se forjó en el horno del hogar, aprendí de la sensibilidad de mi Papá, de su solidaridad, de su respeto a la palabra empeñada y del valor que le doy a la amistad; de mi Mamá aprendí y copie su amor al prójimo, su entrega y capacidad de trabajo, su responsabilidad social y todo esto lo hacía de forma natural, me imagino que lo aprendió en su hogar.

Quién de nosotros (me refiero a mis hermanos) no recuerda las veces que se inundó la cañada y salió mi mama junto a sus tripones a socorrer al vecino y traerlos a nuestra casa a refugiarse..

Quién de nosotros no recuerda la fila de alumnos que mi mama traía a casa para contarles el pelo, desparasitarlos y de paso comprarles una franelita o unos módico zapatos, vale aclarar que los traía a una bonita casa de muebles de mimbre con nueve carajitos dentro de ella donde gracias a una magia que aun no logro descifrar siempre había, no lo que queríamos pero si lo que necesitábamos

En fin es Socialismo no se decreta, el socialismo no es una religión donde de la noche a la mañana conviertes al Ateo en Cristiano; el Socialismo es una forma de vida que se construye desde el vientre de la Madre, suena exagerado pero es así y por eso no se puede imponer, es ese sentimiento que te transmite tu Madre al compartir contigo su aliento de vida a través de un cordón de amor y que luego de habernos parido con su ejemplo solidario nos enseñe a compartir ese amor con nuestros hermanos y con nuestro entorno, por ultimo y a pesar de lo antes escrito el Socialismo es una decisión personal, es individual, es espiritual”

Ese es el sentir genuino de un venezolano retratado en lo más simple pero no menos profundo, el socialismo es un sentimiento que se incuba desde el hogar; lo practicaron nuestros ancestros, lo manifestó en el día a día mi abuela que a pesar de eso marcaba las dos tarjetas blancas a cada elección pero que sin saber leer ni escribir solo reconocía por el dibujito y la instrucción previa a la votación; lo practicaba mi abuelo desde su humilde bodeguita a pesar de que siendo un autodidacta y crítico, votaba igualmente por Acción Democrática.

Son socialistas muchos opositores que no se miden a la hira de ayudar al prójimo, solo que no lo saben y se erizan si los tildan de tal cosa.

¿Quiénes no son socialistas? Los burgueses de la cuarta ni los de la quinta, me refiero a los que se enquistaron antes y ahora en la poderosa estructura del estado y lo corrompieron antes como ahora.

¿Quiénes no son socialistas?, los empresarios, pues ellos si tienen claro que el capital es el sentido de sus vidas.

La mayoría del pueblo venezolano es socialista solo que no lo sabe y los discursos agresivos de los líderes de ambas partes hacen que la barrera interpuesta por ambos bloques sea muy fuerte.

Aun estamos a tiempo de salvar a la patria, el elemento principal de esta verdad está en que para que la patria se salve lo más necesario es que la gente tenga buena voluntad y el corazón del venezolano es único en el planeta; no hay sobre la tierra gente más noble que el venezolano; solo hay que ayudarles a comprender que eso también es socialismo.

Hay que sacar al socialismo fuera de los partidos políticos y llevarlo a la realidad, es decir a los hogares donde desde siempre ha existido, pero muchos no lo saben.

El socialismo es la garantia de la salvación del planeta.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2134 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas