Sin muchos detalles

Reflexiones, parte 1

No es muy difícil entender el cambio cuantitativo y cualitativo que ha dado Venezuela en su correlación de fuerzas.

Precisa de un análisis minucioso, que permita descifrar el enigma, de un pueblo que se negó a morir, obligándose a generar esos cambios en el orden político, que actualmente están presenten en el país.

La vida tan pausada, sin preocupaciones salvo en materia económica, nos sucumbió en un letargo muy grande (en gran medida por lo que represento la caída del bloque oriental) era una vida sin motivaciones por revertir el orden Político y Social, donde solo tratábamos de resolver el día a día.

Es interesante entender cuando cambiamos y porque decidimos cambiar, que queríamos con esos cambios y que cambios estamos manejando, y sobre todo bajo cuales esquemas.
Venezuela se caracterizo durante muchos años por ser un sistema político de desigualad, su única tarea se centro en aplastar a la inmensa mayoría de los venezolanos en la miseria y el hambre.

La caída del bloque Oriental, el fracaso de algunos movimientos progresistas en América Central, inducen a un letargo profundo y la revisión de las producto del desequilibrio en el ordenamiento político internacional, y obliga a replegarse a las fuerzas progresistas de muchos países del mundo, para tratar de entender las razones de ese fenómeno.

Cuba se desangraba internamente, perdía todo el oxigeno y el apoyo que tradicionalmente recibía en su lucha por la defensa de sus logros. Bajo esta premisa en lo internacional, el Partido Comunista de Venezuela, pierde espacios fundamentales y gran parte de su capital humano se repliega y comienza un nuevo crecimiento del pensamiento reflexivo en el ámbito individual, que alcanza su mayor apogeo, cuando un grupo de militares, se alza en contra de las políticas de desigualdad social que vivía Venezuela.

Entran al escenario político algunos factores que motivan el replantearse la necesidad de organizarse, lamentablemente no existía una plataforma político partidista para que capitalizara el descontento nacional, de ahí surge un Alcalde como Aristóbulo Isturiz, y la segunda presidencia de Rafael Caldera.

Al salir Chávez de la cárcel se comienza a crear esa plataforma político partidista y una nueva visión de país que se fundamento principalmente en erradicar el clima de desigualdad imperante que vivíamos, el mal gobierno de Caldera y de su equipo ministerial y su entrega al Fondo Monetario Internacional acabaron con esas esperanzas que el pueblo había depositado en el, y se empieza a consolidar el Chávez político y líder fundamental de los cambios que visualizaba nuestro población.

La visión de país, propuesta por Chávez se compromete con el pensamiento e ideario de nuestro libertador Simón Bolívar y la visualización de ese discurso empieza a materializarse en la mente de la mayoría de la clase desposeída de nuestra Venezuela.

El rescate de los valores Venezolanitas, el carisma de ese líder que emerge comienza un proceso de identificación y aceptación que lo lleva a ser elegido presidente constitucional de Venezuela.
Los cambios políticos no esperan y se hacen visibles, con la casi desaparición de los dos partidos tradicionales que se distribuían el poder en el país.

Los advenedizos y oportunistas tratan de apoderarse de las instituciones, pero el pueblo QUIERE CAMBIOS, y los cambios empiezan a florecer.

A través del la figura del referéndum se desvanecen los eslabones de la cuarta republica, desaparece el Congreso Nacional, se nombra una Asamblea Constituyente y se promulga una nueva Constitución, la de la Republica Bolivariana de Venezuela. Comienzan las escaldas de desestabilización, golpes, paros, marchas, contramarchas, guarimbas, dictaduras mediáticas tanto internas como externas, en medio de todas estas campañas de saboteo un PUEBLO que ha sabido defender sus reivindicaciones, su revolución, a su líder y que esta dispuesto a enfrentar a todos sus agresores vengan de donde vengan y aun a riesgo de perder su propia vida.
El nombre de Chávez y la Revolución Bolivariana se internacionalizan y con ellos, se refundan los sentimientos de patria, libertad y lucha de los pueblos oprimidos de nuestra América Latina primeramente, Y DE ALGUNOS OTROS PAÍSES DEL MUNDO.

Ahora bien, hacia donde van todos estos cambios, ¿es suficiente el pensamiento Bolivariano para emprender las propuestas plasmadas en nuestra constitución?

¿Cuales premisas ideológicas, los mueve?
¿Qué es el Socialismo del siglo XXI?
¿Surge nuevamente el estudio del Marxismo, como base fundamental de estos cambios?
¿Cuál es la estructura político partidista que se necesita?
¿Vamos encaminados hacia la consolidación del PODER POPULAR?
Son algunas preguntas que día a día me hacen reflexionar producto de la discusión e inquietud del acontecer diario.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2985 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a21896.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO