Nunca quisieron ver hacia adentro o veían pero no miraban

Eso de no hacer leña del árbol caído no me conmueve, múltiples advertencias, denuncias y hasta ruegos de parte de verdaderos revolucionarios no fueron tomadas en cuenta, todo lo contrario, hasta marginamientos y expulsiones de las filas del partido de gobierno solo por denunciar la corrupción interna, o por críticas constructivas o por exigir o intentar medidas verdaderamente revolucionarias o simplemente por plantear cambios.

Ahí están los casos de Muller Rojas y de Tascón, el marginamiento de Samán por querer poner a funcionar de verdad el Indepabis, sin contar las más recientes denuncias aunque tardías de los ex ministros Navarro, Ana Elisa Osorio y Giordani, y la de la Ministra cuyo nombre no recuerdo, que paso en forma fugaz por el cargo tras denunciar fuga de capitales, y estoy nombrando los casos más visibles dada su ubicación en lo alto de la pirámide, múltiples otros han sido los casos en estratos inferiores que por los motivos antes expuestos han sido expulsados o marginados tanto del PSUV como de cargos burocráticos gubernamentales. Y de antemano quiero dejar claro que no me regodeo en el "ya te lo había advertido" si no que en estos momentos lo que me embarga es una profunda tristeza, al pensar en lo prolongado en el tiempo que con toda posibilidad debe durar una nueva lucha por la reconquista de un poder verdaderamente revolucionario, y esto sin contar el efecto dominó para Latinoamérica y el Caribe que significa la toma del poder por una derecha desde todo punto de vista descalificada y retrograda en Venezuela, cuyo primer y contundente paso ya está dado con el arrase efectuado por ella en las elecciones al Parlamento Venezolano.

El discurso del gobierno de Maduro culpando a la guerra económica la grave crisis del país, es el reflejo del querer ocultar los motivos internos que impidieron el combate efectivo de dicha crisis al carecer el Estado de las reservas económicas suficientes para aplastarla. Nunca dieron respuestas a las denuncias por parte de verdaderos revolucionarios de la enorme corrupción interna que se venía gestando ya desde hacía mucho tiempo, con fugas masivas de capitales por montos suficientes como para por si mismos conjurar la famosa crisis económica.

Ante dichas denuncias la respuesta siempre fue la de que se estaban atacando las instituciones, por lo cual se debía exigir lealtad, y yo me pregunto ¿lealtad a quien o a quienes, o para qué?, ¿será lealtad a los corruptos o para ocultar la corrupción? La única lealtad absoluta que yo conozco es la lealtad a los principios revolucionarios, y lealtad condicionada a los líderes en tanto estos a su vez se mantengan leales a dichos principios.

Por otra parte y ya en el aspecto doctrinario ningún esfuerzo real se efectuó o fue permitido en pro de la finalidad de enseñar a la militancia los principios del socialismo revolucionario, incluyendo la participación crítica horizontal constructiva, lo importante de nuevo la lealtad vertical al liderazgo. El Estado Comunal propuesto por Chávez, convertido en una parodia de Consejos Comunales y Comunas de maletín dependiente de Gobernadores, y Alcaldes a base de prebendas y discursos altisonantes, corrompiendo así, o pretendiendo corromper a las bases populares, y he ahí los frutos el pueblo no votó por la oposición, voto en contra de un gobierno incapaz y corrupto disfrazado de revolucionario.

 

 arnaldocogornoc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



Arnaldo Cogorno


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Cogorno

Arnaldo Cogorno

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a218789.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO