En beneficio del pueblo y su revolución

Marea Socialista pone a discusión puntos para un Plan de Emergencia alternativo

Caracas, 20 de Octubre de 2015

A tres años del “Golpe de Timón” de Chávez

POR UN PLAN DE EMERGENCIA PARA ENFRENTAR LA CRISIS Y RECUPERAR LOS RECURSOS DEL PAÍS, EN BENEFICIO DEL PUEBLO Y DE SU REVOLUCIÓN

CRISIS ECONÓMICA Y DEL MODELO DEL CAPITALISMO RENTISTA Y BUROCRÁTICO

Múltiples factores concurrentes hace tiempo que abrieron las compuertas de una crisis, en la que estamos viviendo y de la que estamos viendo sólo las primeras consecuencias. Se trata de la combinación de la caída en picada de los precios del petróleo, iliquidez monetaria, parálisis de los sectores productivos, altos vencimientos internacionales de deuda, desfalco y fuga de capitales, fraude importador, déficit fiscal y comercial, inflación desbocada, contrabando de extracción, desabastecimiento de productos básicos y colas descomunales para adquirir los productos, entre otras manifestaciones .

Todo ello está relacionado con problemas propios del sistema capitalista rentístico y con la falta de implantación del nuevo modelo económico de transición al socialismo, desarrollo endógeno y soberanía alimentaria, basado en la propiedad social con control obrero y comunal.

RIESGO DE CRISIS SOCIAL Y DE GOBERNABILIDAD

Esta crisis económica nos pone también ante el riesgo de una crisis social y de gobernabilidad, que podría amenazar la continuidad del proceso revolucionario bolivariano y socialista. Porque en vez avanzar con medidas revolucionarias y de orientación anticapitalista, el gobierno continúa manejando la economía dentro de la lógica del capital. Se vienen introduciendo elementos de contrarreforma que nos sujetan más al modelo capitalista. Vamos en dirección opuesta al Golpe de Timón anunciado por el Comandante Chávez para el nuevo período de la revolución bolivariana.

La crisis se refuerza y potencia con la agudización de otros problemas que se relacionan con sus incidencias, como la pulverización del salario y el deterioro de la calidad de vida alcanzada a lo largo del proceso revolucionario. Y por otra parte, todo esto se liga con elementos de disolución moral,  inseguridad, criminalidad y galopante corrupción que nos van separando de la conciencia anticapitalista solidaria que fue forjada en años de revolución.

El pueblo que vive de su trabajo no tiene otro camino que defender su proceso y tiene derecho a que se tomen en cuenta sus aportes. El presidente Maduro debe escuchar al pueblo y  enfrentar de manera revolucionaria esta situación  para tener mayores posibilidades de éxito en la superación de la situación.

INGREDIENTES DE LA  CRISIS: ECONOMÏA MAFIOSA Y DESFALCO CONTINUADO POR LA BUROCRACIA Y EL CAPITAL

El país ha ingresado en un espiral de incertidumbre. En medio de un salto en el desabastecimiento programado como práctica mafiosa y cartelizada de acumulación y lucro desmedido, con escasez de productos por la limitación de importaciones (por la falta de dólares). Sin haber podido derrotar el contrabando de extracción, y con una carestía exorbitante de las mercancías imprescindibles. Este clima político, social y económico, se percibe en las largas y extenuantes colas que está obligada a hacer la población, generando un mal humor popular que ha instalado una crisis de confianza hacia el conjunto de la dirigencia política y que provoca turbulencias de tormenta, donde la burguesía y sectores de una burocracia corrupta e insaciable pretenden seguir haciendo negocios a costa de la renta y el patrimonio del pueblo, desfalcando a la nación e incomodando cada vez más a la ciudadanía.

NECESIDAD DE UN PLAN DE EMERGENCIA

El desquicio de todos los precios (el único precio amarrado al dólar 6,30 es el salario) da como resultado un desorden que no se resuelve con medidas aisladas, sean estas monetarias o fiscales. Por delante hay un abismo. Es necesario un frenazo a este descalabro y un cambio de rumbo para elaborar un Plan de Emergencia que detenga esta dinámica, restituya los derechos económicos y sociales del pueblo conquistados en revolución, defienda la soberanía y retome el impulso transformador. Este plan debe nutrirse de la participación del pueblo y su apoyo decidido y activo, con la población movilizada. Tal apoyo es imprescindible para que se recupere la confianza y así construir la fuerza política para aplicarlo.

DEBATE Y CONSULTA NACIONAL

El presidente Maduro, escuchando al soberano, a todas las voces del proceso revolucionario, incluidos los llamados sectores críticos, debe abrir un gran debate nacional sobre el plan de emergencia necesario.

 

DETENER EL DESFALCO DE LA RENTA NACIONAL Y LA SANGRÍA DE LA DEUDA, RECUPERAR LAS DIVISAS DEL PAÍS PARA SATISFACER LAS NECESIDADES DEL PUEBLO E INVERTIR EN EL DESARROLLO PRODUCTIVO SOCIALISTA

DIVISAS INSUFICIENTES

Los precios del petróleo que bajaron a menos de la mitad en relación con los precios anteriores y que marcaron una etapa de altos ingresos, no terminan de recuperarse, por lo que se espera que el país deje de percibir este año, una cifra cercana a los 23.000[1] millones de dólares en comparación con el año 2014. La cifra de divisas que efectivamente ingresa al país no es suficiente para cubrir las necesidades elementales.

LA DEUDA O LAS IMPORTACIONES

En estas circunstancias, habrá que elegir entre pagar una deuda externa especulativa e ilegítima, o importar los productos necesarios para resolver las necesidades básicas y urgentes de la población.

FUGA DE CAPITALES SE LLEVÓ LOS RECURSOS DEL DESARROLLO NACIONAL

Si a esto le sumamos que el desfalco anual por fuga de capitales ronda, de acuerdo a un estudio presentado por el Equipo de Investigación de Marea Socialista, el 21,01% anual promedio de fuga entre 1998 y 2012[2], y todo indica, hasta por declaraciones de altos cargos del gobierno, que este desfalco continúa, la dimensión de esta situación es en extremo grave. Son más de 259.000 millones de dólares los recursos que se han fugado o han sido defraudados por los capitalistas y por sectores de la burocracia estatal; recursos que deberían haber financiado el sostenimiento del bienestar del pueblo y la construcción de la nueva economía socialista.

RESCATAR EL PATRIMONIO NACIONAL POR LA VÍA REVOLUCIONARIA

Estos recursos deben ser rescatados, en lugar de seguir satisfaciendo los apetitos del capital financiero, de la banca, de la burguesía especuladora y de los corruptos. El camino para reanimar el proceso revolucionario no es seguir comprometiendo la soberanía con más endeudamiento externo y mayor involucramiento de capitales extranjeros, transnacionales y grandes compañías imperialistas en las empresas del Estado o con el otorgamiento de privilegios mediante Zonas Económicas Especiales (zonas neoliberales) e desmedro del proyecto bolivariano de independencia y soberanía.

Otra vez se vuelve a plantear lo que la revolución bolivariana enfrentó como herencia de la IV República: la Deuda Corrupta. Por eso planteamos como una de las más urgentes medidas para poder ordenar la economía nacional, declarar unilateralmente la Moratoria en los pagos de la Deuda Soberana y de PDVSAmientras se audita con participación y contraloría social. Solamente con esta medida contaríamos para la solución de los urgentes problemas de nuestro pueblo con alrededor de 10.600 millones de dólares que son los vencimientos de 2015 de deuda externa.

Igualmente, esta auditoría debería ser aplicada al otorgamiento de divisas para determinar el desfalco y tomar acciones para la repatriación de capitales o el resarcimiento de la República mediante la confiscación de bienes y empresas a los responsables del fraude.

PARA CRISIS GRAVES, SOLUCIONES RADICALES

Detrás de las propuestas concretas de solución a la crisis se esconde un profundo debate político. Aquellos que apuntan a medidas que van en el sentido de los planes de ajuste tradicionales o incluso neoliberales y se llaman a sí mismos “pragmáticos”, reflejan en realidad los intereses del capital y los sectores del privilegio.

Nuestra identidad, como pueblo que vive de su trabajo, como pueblo de Chávez, es anticapitalista, socialista, revolucionaria. Por eso nuestras propuestas siempre deben tener ese punto de partida. Y por eso que las soluciones de emergencia a proponer deben ir en el mismo sentido revolucionario; en primer lugar, de defender las conquistas del Proceso Bolivariano y el nivel de vida de nuestro pueblo. Estas propuestas radicales tienen que ver con atacar la base económica en la que se apoyan los privilegios del capital y la burocracia.

Repetimos brevemente una serie de propuestas que hemos hecho en documentos anteriores de Marea Socialista y agregamos algunas otras. Estas propuestas, se articulan hoy con la necesidad de suspender los pagos de la deuda externa declarando la Moratoria unilateral de esos pagos y proceder a la Auditoría Pública de la Deuda y de las Divisas con Participación Ciudadana.

Para los que sostienen que el país quedaría aislado del mercado internacional, es bueno que recuerden un señalamiento del premio Nobel de Economía y jefe de los asesores económicos del ex presidente Clinton, Joseph Stiglitz, que no puede ser catalogado de izquierdista ni anticapitalista. Hablando de la suspensión de los pagos de deuda de Rusia y Argentina, dice Stiglitz:  “Cuando un país consigue imponer una reducción de la deuda a sus acreedores y redirecciona esos fondos, destinados anteriormente a ese reembolso, hacia la financiación de una política fiscal expansionista, eso produce resultados positivos: «En ese escenario, el número de empresas locales que quiebran disminuye porque los tipos de interés locales son más bajos que si el país hubiera continuado pagando su deuda, y al mismo tiempo porque la situación económica general del país mejora. Puesto que la economía se refuerza, la recaudación de impuestos aumenta lo que mejora el margen presupuestario del gobierno. […] Todo eso significa que la posición financiera del gobierno se refuerza, haciendo más probable (y no menos) que los prestamistas quieran de nuevo concederle préstamos.».

Y agrega: «Empíricamente, hay muy pocas pruebas que acrediten la idea de que una cesación de pagos conlleve un largo período de exclusión del acceso a los mercados financieros. Rusia pudo pedir prestado de nuevo en los mercados financieros dos años después de su cesación de pagos que había sido decretada unilateralmente, sin una consulta previa a los acreedores. […] Por lejos, en la práctica, la amenaza de ver el grifo del crédito cerrado no es real.» (Citado en un reciente artículo de Eric Toussaint)

ALGUNAS MEDIDAS PARA UN PLAN DE EMERGENCIA

I.- Medidas para preservar y recuperar recursos, contraloría y planificación

  1. Auditoría Pública de la Deuda y del otorgamiento de Divisas con Participación Ciudadana. Identificar y detener el desfalco a la nación.

  1. Medidas cautelares y preventivas anticorrupción (acogemos las propuestas de la Plataforma para la Auditoría Pública y Ciudadana www.aporrea.org/ddhh/a214280.html ). Recuperar los recursos estafados y sancionar ejemplarmente a los responsables.

  1. Suspensión de los pagos de la deuda externa mientras se audita y destinar los recursos del pago de la deuda a solventar la emergencia nacional. No pagar las deudas que resultasen ilegales o ilícitas. No pagar si la capacidad de pago no permite pagar deuda y solventar los requerimientos básicos de la población.

  1. Ni un dólar más para la burguesía: Monopolio del Comercio Exterior por el Estado con participación y rigurosa contraloría social. Vigilancia pública permanente de todas las transacciones. Revisar las emisiones de bonos con doble denominación (Bs - $) y los créditos para el presupuesto nacional reembolsables en su equivalente en divisas.

II.- Medidas para racionalizar las importaciones, recuperar la producción, atacar la especulación y garantizar el abastecimiento

  1. Planificación de las importaciones y realización de un presupuesto en dólares, en función de las necesidades del pueblo que vive de su trabajo, con prioridad para los alimentos y medicinas.
  1. Planificación de la distribución de mercancías con control social y de los trabajadores, para asegurar que lleguen a los puntos de distribución públicos. Vigilancia del manejo de Guías y Códigos de distribución de productos por los trabajadores, comunidades organizadas y movimientos sociales, como parte del ejercicio de la contraloría social de la distribución ejercida por la ciudadanía.  Favorecer la distribución directa de mercancías por los productores sin las cadenas intermediarias.  Auditoría Ciudadana  para la reestructuración y  relanzamiento de las misiones vinculadas a la alimentación.
  1. Etiquetas de precio de costo, PVP y precio de importación en los productos.  Sanciones ejemplarizantes contra quienes violen el Etiquetaje de las Mercancías.
  1. Para combatir el contrabando de extracción: investigación de los mandos y de los responsables militares y civiles de puestos fronterizos, alcabalas y aduanas, con rotación de los oficiales y funcionarios y con mecanismos de vigilancia y contraloría social.
  1. Poner las empresas del Estado, del área agroalimentaria y de productos de consumo básico al máximo de su capacidad para el abastecimiento acelerado de la población, auditándolas para vencer la corrupción y recuperando los mecanismos de control de los trabajadores y las comunidades organizadas.
  1. Retomar la producción agro-pecuaria con proyectos socio-productivos que involucren a los campesinos sin tierras, a los pequeños y medianos productores del campo, a las comunidades rurales, a los campesinos que ocupan tierras adjudicadas por la revolución agraria. Plan de repoblamiento y recuperación productiva del campo venezolano.
  1. Control nacional del crédito para financiar un Nuevo Modelo Productivo que le dé prioridad a la agricultura y a la producción nacional de alimentos, medicinas y productos indispensables para la población. Nacionalización de la Banca, empezando por los bancos incursos en irregularidades con el manejo de las divisas.

III.- Medidas en defensa de los ingresos y el salario del pueblo

  1. Defensa del Salario. Cálculo del Salario Mínimo al promedio nacional del precio del dólar y en ningún caso por debajo de los dispuesto por el Artículo 91 de la CRBV, que  establece que el salario mínimo vital debe ser calculado tomando como una de sus referencias el costo de la canasta básica (y no sólo de la canasta alimentaria). Medidas de recuperación del ingreso de los trabajadores por otras vías complementarias y distintas al aumento salarial. Cumplimiento, discusión y aprobación a tiempo de las convenciones  colectivas de trabajo.
  1. Reequilibrio en los subsidios, manteniendo los subsidios a la población y quitando los subsidios al capital.

IV.- Medidas para el financiamiento público que pechen al capital y no al trabajo

  1. Reforma radical del sistema impositivo, que peche fundamentalmente al capital y a la banca en lugar de cargar el peso sobre el pueblo con impuestos como el IVA.
  1. Suspender los tratados de no doble tributación por los que se permite a transnacionales evadir pago de impuestos a la nación venezolana.

V.- Medidas anticapitalistas y antiimperialistas, en defensa de la soberanía económica y la retoma de la transición al socialismo

  1. Abrogar las disposiciones pro-capitalistas y contrarias a la soberanía implícitas en la ampliación de la participación accionaria extranjera en empresas del Estado y en el establecimiento de Zonas Económicas Especiales.
  2. Impulsar la economía basada en la propiedad social y comunal hacia la transición socialista como forma de contribuir a la soberanía alimentaria y el desarrollo endógeno, combatir el sabotaje y la guerra económica combinada de los sectores del capital y de la burocracia.

VI.- Ahorro y control de pérdidas por desfase en el precio del combustible

  1. Reajuste progresivo del precio de los combustibles, sólo en el marco de estas medidas de conjunto, con los subsidios correspondientes para amortiguar el impacto sobre el costo del uso del transporte público y la distribución de productos esenciales. Creación de un fondo para el desarrollo del transporte público con una porción de los recursos derivados de los nuevos precios de la gasolina. Cálculo de los lapsos prudentes para este ajuste de precios.

VII.- Valor y tipos de cambio del bolívar

  1. Mantener el control de cambios para evitar la fuga masiva de capitales. Apertura de un debate, con  participación democrática y protagónica para su reformulación, que propenda a la reducción de las disparidades cambiarias a corto plazo.

Medidas como estas podrían servir para un GOLPE DE TIMÓN, para facilitar la recuperación de la dinámica económica, cambiarían el curso actual de baja en el nivel de vida de la población y resolvería en el corto y mediano plazo año, el grave problema del abastecimiento, además de apuntar hacia la profundización del proceso revolucionario y la construcción del socialismo. Pensamos que para aplicar medidas como éstas hace falta que el presidente Maduro de un viraje en el sentido del Golpe de Timón de Chávez y que se haga una reconfiguración del Gabinete Ejecutivo, con nuevas figuras de probada honestidad y condición revolucionaria, que puedan conducir esta nueva política.  Pero todo esto debe pasar por la discusión y consulta democrática con todos los sectores activos del pueblo.

Una oportunidad para el presidente Maduro y para la recuperación de la revolución

En medio de esta situación la oposición de derecha al gobierno busca montarse en el creciente descontento popular. Pero esos dirigentes no tienen propuestas alternativas para salir de la crisis. Por eso y por ser parte de la vieja política clientelar, tampoco tienen la confianza del pueblo que está molesto. La derecha apuesta a que sea el gobierno bolivariano quien aplique el plan del capital y medidas que se acerquen a las recetas del neoliberalismo, para hacerle pagar el costo político y servirse de ello para la posterior recuperación directa del poder. El presidente Maduro tiene la enorme oportunidad de convocar a un gran debate nacional sobre las medidas necesarias para resolver la crisis, abriendo los espacios a todas las voces que dentro del proceso tenemos algo que decir. Llamamos a convocar a la participación activa del pueblo que vive de su trabajo, sin manipulaciones ni mediaciones cuestionadas por la población. Cara a cara, de manera directa, en cada plaza, en cada empresa, en cada centro de estudio, para que entre todos construyamos la fuerza política necesaria para impulsar una solución a la crisis, que beneficie al pueblo que vive de su trabajo. El presidente está facultado por Ley Habilitante vigente para adoptar de manera urgente medidas  anti-crisis que no descarguen su peso sobre el pueblo trabajador, aunque ello debería hacerse previa consulta democrática al conjunto de la sociedad, incluyendo la posibilidad de ir a un referéndum consultivo nacional para su aprobación.

ACTIVEMOS LOS MEDIOS DE PARTICIPACIÓN Y PROTAGONISMO DEL PUEBLO EN EJERCICIO DE SU SOBERANÍA (Art. 70 CRBV) PARA IMPULSAR LAS SOLUCIONES A LA CRISIS

El Artículo 70 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece entre los medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, la consulta popular y las iniciativas legislativas, así como las asambleas de ciudadanos y ciudadanas con decisiones de carácter vinculante.  El Art. 204 CRBV (7) señala que la iniciativa de las leyes corresponde, también, aparte de los poderes del Estado: “A los electores y electoras en un número no menor del cero coma uno por ciento de los inscritos e inscritas en el Registro Civil Electoral”. Por consiguiente, con nuestros candidatos y candidatas a diputados y diputadas, les proponemos a las organizaciones de la izquierda revolucionaria y a los movimientos populares la presentación ante la Asamblea Nacional de un Proyecto de Plan de Emergencia para enfrentar la crisis, apoyado en la iniciativa legislativa popular, en el pueblo movilizado, asumiendo nuestra condición de sujeto constituyente soberano. Hacemos una invitación especial a intelectuales, profesionales y ex ministros probos del presidente Chávez. Llamamos a que con el concurso protagónico y el debate en el seno del pueblo y sus organizaciones, elaboremos y presentemos una Propuesta de Ley de Plan de Emergencia, para ser llevado a la Asamblea Nacional con el respaldo popular y con la mayor urgencia posible. Lo que arriba presentamos es una nueva contribución para el debate y la elaboración colectiva de soluciones junto a nuestro pueblo.

_______________________________

[1] Cálculos nuestros. Algunos especialistas calculan esta cifra podría estar entre 17.000 millones, los que estiman más bajo y hasta 25.000 millones los que coinciden más con nuestras estimaciones.

[2] Tocata y fuga de capitales: Sinfonía de un desfalco a la Nación

Explicación ampliada y datos de soporte para algunas propuestas de aplicación prioritaria:

Primer Avance para la construcción de un Plan de Emergencia contra la Crisis
Marea Socialista 19/10/15



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3950 veces.



Marea Socialista

¡Ni Burocracia Ni Capital, Socialismo y más Revolución!

 @MareaSoc89

Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a215841.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO