Los desesperados espejismos de Valderrama y Aponte

Me pregunto que quiere el señor Valderrama y su crítica constante al gobierno de Maduro?. Comienzo tomando el pulso de sus opiniones, de la cual habla de las medidas desesperadas para salvar la revolución “Y aquí nos encontramos con la primera medida: hay que criticarse, que cada uno, que cada Frente, que el gobierno, haga su balance. ¿Cumplió su papel?, ¿para esto los dejó Chávez?, ¿por qué el país está cómo está?, ¿qué ha fallado, en que hemos fallado? Luego, esa crítica debe ir a la práctica, tomar medidas, identificar al capitalismo como el enemigo, al sistema, no a unos cuantos pendejos agrupados en fedecámaras. Critíquense ahora, para que mañana no lo tengan que hacer cuando todo esté consumado, para que no lloren lo que no supieron defender”.

El discurso de Toby Valderrama aparentemente es un acérrimo anticapitalista, señala que debemos “ir a la práctica”, identificar al capitalismo como el enemigo, al sistema” si esto es así, Valderrama pudiera hacernos creer que está contra “todo el sistema capitalista”, pero deja una hendija, hace la excepción, una concesión al capitalismo, por donde se cuela el capitalismo que adversa, cuando luego de llamar a identificar el enemigo le dice al gobierno de Maduro de tomar medidas contra el capitalismo y “no a unos cuantos pendejos agrupados en Fedecámaras”, como si estos no fueran por pequeños, medianos o grandes empresarios, parte del sistema capitalista. No señor, Valderrasma llama a lucha contra el sistema y no contra unos cuantos “pendejos capitalistas”. ¿Qué querrá entonces el señor Valderrama luchar o no contra los capitalistas que llaman pendejos. ¿Se escuchará a si mismo, el señor Valderrama que hay que autocriticarse?.

La segunda medida desesperada de Valderrama, --tratando de escudriñar qué es lo que quiere--, recomienda al gobierno de Maduro, Segunda medida, declare al gobierno en emergencia, declare a la nación en emergencia, diga que la baja de los precios del petróleo es un inmenso golpe, que ahora debemos ir a un periodo especial soportado por los más conscientes. Convoque a la vanguardia de la sociedad, deje atrás el clientelismo, la lucha por los curules, la mentalidad electoral, a la socialdemocracia que tanto daño ha hecho”. Al parecer invita al gobierno a declarar una medida desesperada, a despecho de la Constitución, traspasando los límites legales, declarar “al gobierno en emergencia”, mejor dicho declarar un “Período Especial”, pareciera ser una medida de comunismo de guerra, que debería “ser soportado por los más consciente”, la vanguardia, un verdadero sacrificio, de los mejores luchadores en el altar de la derrota, Valderrama desea acelerar la revolución social solo que dado lo delicado de la situación, le abre el camino a la contrarrevolución.

Así pues; Valderrama aspira que Maduro adopte “Estas medidas preliminares deben ser el inicio de un gran Golpe de Timón, de una gran rectificación”, por ejemplo, el señor Valderrama señala al gobierno de Maduro que Acusa a la exxon de querer tomar el país, y simultáneamente le abre las puertas del petróleo aquí a los socios de la exxon. No entiende que las transnacionales son un tejido, que no hay compañía aislada, que todos son defensoras del capitalismo”. Me pregunto; ¿si el señor Valderrama tiene buena memoria, recuerda los tratos que hizo Chávez con las Corporaciones Petroleras, la migración de acuerdos de asociación a empresas mixtas en la faja del Orinoco?, e incluso acuerdos refrendados legalmente, reconocidos en el marco constitucional y de leyes de la República, esto también es el legado de Chávez en materia petrolera y constitucional, sin embargo, el señor Valderrama desea romper de raíz estos acuerdos pudiendo traer en consecuencias de demanda a la República, sin medir los daños, solo porque el desesperado señor Valderrama aspira acelerar la revolución sin pensar que los grandes proyectos se hacen en calma como así lo disponía el Libertador.

Valderrama en verdad no quiere que ninguna empresa capitalista opere en el país, bueno excepto, “los pendejos de Fedecámaras” como así los llama, sin embargo como él dice ellos todos tienen un tejido, “que no hay compañía aislada, que todos son defensoras del capitalismo”. ¿Dónde queda aquí, el legado constitucional de Chávez?. El régimen socioeconómico donde comparte distintos signos políticos y económicos. Sin embargo a nuestro parecer el señor Valderrama aboga por Fedecámaras, por ejemplo, se solidariza con ella, a la que llama “fracción”. “Mientras el gobierno maltrata a esta fracción y le hace desplantes que siempre son transitorios, se forma otra fracción de capitalistas que disputa la renta en su propia fuente, en la Faja, cerca de los pozos petroleros, esta es la fracción de pérez abad, del alto comisionado del gobierno”.

Valderrama no puede disimular que sale en defensa de Fedecamara, frente a otros capitalistas, --la fracción de Perez Abad--, dice que el gobierno “maltrata” esta fracción de capitalistas, que “le hace desplante”, no faltaba más del señor Valderrama quien critica furibundamente al capitalismo, y ahora siente misericordia por Fedecamara, los desvalidos capitalistas venezolanos, no veo porque sale en su defensa, si como dice: “El capitalismo es esta relación, de propiedad privada, de egoísmo que con ella se entrelaza, de la competencia, de la guerra de todos contra todos, del hombre lobo del hombre” como dice ser, no veo porque preocuparse si el gobierno llama a esta fracción de la burguesía, “parásita, amarilla, y la ataca en lo que puede….”. Si fuera así, ¿porque preocuparse por las transnacionales de la Faja del Orinoco y no por Fedecámara?.

Así pues el señor Valderrama no quiere el capitalismo excepto “los pendejos de Fedecamara”, al cual le resta importancia, pero porque entonces, dice “Que quede claro: hay una feroz guerra económica, es la guerra del capitalismo contra la sociedad, esa es la única guerra, y no se puede resolver dentro del capitalismo”. ¿Cómo es eso, que esa guerra no puede resolverse, esa lucha de clases sociales dentro del capitalismo? Si este es el escenario natural de la lucha de clases, o se impone el proletariado, el sepulturero del capitalismo o la burguesía atrincherada en Fedecámaras, esa que llama Valderrama “pendeja”, tenemos que ir hacia otro proyecto de sociedad, el socialismo, pero resolver lo que haya que resolver en el marco de la transición.

Pero se asombra el señor Valderrama no sin cierta razón, “El gobierno nos plantea una guerra sin enemigos….” ¿Cómo si existe una guerra, un enemigo nada invisible, la guerra del capitalismo contra la revolución bolivariana, la revolución socialista, el señor Valderrama se plantea que el gobierno planta una guerra, (la guerra económica) y luego que diga, que esa guerra que vive el pueblo venezolano, no tiene enemigos, como si el gobierno fuese amigo, de esos capitalistas a la cual como dice que el gobierno “estimula al verdadero enemigo, al capitalista, se le llama una y mil veces, se le dan dólares, se le da participación en la Faja, se hacen exposiciones de negocios exitosas. Nunca como ahora el sector capitalista estuvo tan robusto. Rara guerra ésta cuando la víctima alimenta al verdugo, extraña manera de ir al Socialismo”.

Si estamos en el marco de una Constitución transitoria al socialismo como pretende el señor Valderrama y Aponte negar los derechos económicos de estos “pendejos” a la cual se le dio legalmente participación en la Faja del Orinoco estando en vida el Presidente Chávez, por otra parte como no otorgarle dólares en el marco del estado social de derecho y justicia, así pues de no hacerlo, estaríamos violando el derecho, dando pie a la contrarrevolución, abrirle el camino, a esa guerra, darle esperanza al “verdugo” que espera que nos equivoquemos, que rompamos las reglas del juego democrático para justificar una intervención. Claro que estoy de acuerdo con no darle dólares a la burguesía, en particular, la Fedecamara golpista y que sea el Estado quien industrialice el país.

Por otra parte, Valderrama y Aponte citan las palabras del discurso de Maduro el 5 de julio del año en curso: El Presidente nos dice en el desfile del 5 de julio: “ La tarea principal de este momento de la historia es la independencia económica, la independencia tecnológica, liberar a nuestro país de las mafias de bachaqueros, de parásitos y de burgueses, que han secuestrado la economía del país para hacer sufrir al pueblo y arrodillar a nuestra patria”. Y se pregunta Valderrama y Aponte, ¿son los “bachaqueros” pueblo?.

Que extraño, consciente del papel del lucro en el capitalismo, de los pendejos capitalistas, y ahora nos viene que vacila, que si esos “bachaqueros son pueblo”, y que ambos Valderrama y Aponte citando las palabras de Martí, con los bachaqueros, con los pobres Bachaqueros “quieren su suerte echar”, vaya que asombroso, puesto que si saben el profundo daño que el capitalismo hace persiguiendo el lucro, ahora nos viene que los bachaqueros son unos pobrecitos, ellos no saben lo que hacen, entonces porque se quejan de que “El país anda mal, muy mal, esto no lo duda nadie”; “No es necesario enumerar lo que marcha mal, todos lo vivimos. La situación es grave..”, que el gobierno “está atacando a los "bachaqueros" que antes eran pueblo alzado y ahora son "agentes enemigos", vive de espaldas a la realidad”. ¿Será que los señores Valderrama y Aponte no comprenden lo que significa el Estado para defender la revolución?

Será que permitamos que los otros pendejos, los bachaqueros, aparte de Fedecámara sigan haciendo mal, muy mal con su contrabando, escaseando los productos, especulando con los precios, atacando a su mismo precio, contaminados por la ideología del capitalismo, porque el señor Valderrama y Aponte no reflexionan sobre sus palabras: El capitalismo no depende de la conducta, de la buena o mala voluntad de los capitalistas, no es un asunto personal, es una determinada relación económica y espiritual. Si la acción revolucionaria se limita a luchar contra individualidades o grupos de capitalistas sin tocar las relaciones que dan origen al capitalismo, estaremos en presencia de una pugna entre capitalistas, no de una lucha revolucionaria”.

Si es así; la conducta del bachaqueo no depende de la buena o mala conducta de las individualidades, de los grupos humanos que bachaquean o contrabandean, peor aún especulan, no es un asunto personal del gobierno o el pueblo, el bachaqueo es una relación económica y espiritual, reproducida por el comercio del capitalismo, así que no veo porque sale en defensa Valderrama y Aponte de estas relaciones capitalistas, porque siente que ataca al gobierno de Maduro cuando los bachaqueros son “agentes capitalistas”, enemigos del pueblo que vive mal, puesto que la situación es grave producto de esas relaciones capitalistas que cruzan las fronteras en busca del lucro.

Pero no, el señor Valderrama y Aponte apiadándose de esas relaciones capitalistas de los bachaqueros, que dizque son pueblo, “son humildes, desposeídos, son los pobres de la tierra. Siendo así, la declaración del Presidente, (liberar a nuestro país de las mafias de bachaqueros, de parásitos y de burgueses, que han secuestrado la economía del país para hacer sufrir al pueblo y arrodillar a nuestra patria”) la política económica del gobierno vuelve a fallar”. Aquí los que fallan con su política, con su teoría, que algo les falta es Valderrama y Aponte, abandonando posiciones ideológicas y políticas para defender la revolución.

¿Quien falla de juicio?, Valderrama, Aponte o Maduro, ¿quién está traicionando al pueblo con su conducta mala, de negarle al trabajador o la trabajadora, al anciano, las ancianas, a los niños, las niñas, a los jóvenes, a los bebes el derecho a alimentarse, a los productos de higiene?, el pueblo es uno, el que trabaja con el sudor de su frente, el proletariado que labora por su familia, por su patria, quien construye el país y no lo destruye con esa guerra invisible, no declarada contra el pueblo.

Al parecer los errores desesperados de Valderrama Y Aponte no les permite ver con objetividad la realidad, tratando de defender a “los humildes bachaqueros”, a los contrabandistas de los alimentos del pueblo, a los contrabandistas de la gasolina, hacen la pregunta, ¿cuál es la diferencia entre el que saqueó el 27 de Febrero y las supuestas “mafias de “bachaqueros” de hoy? Difícil se le pone el asunto al gobierno. ¿Cómo explicar que quien se alzó con unos kilos de carne el 27 era un luchador contra el neoliberalismo, y quien ahora revende papel higiénico, o  pañales, es mafioso parásito?”.

Los señores Valderrama y Aponte no ven la diferencia entre un pueblo que trabaja y un pueblo que contrabandea, un pueblo que lucha y otro grupo que se enriquece, uno que lucha contra el neoliberalismo, vale decir contra la dolarización de la economía, la unificación cambiaria, la liberación del dólar today, y otro que se beneficia del narcolavado, del contrabando de bolívares, de dólares, del lavado de dólares, de la legitimidad de capitales producto de la droga, de las manipulaciones de las Casas de Cambio en la fronteras colombiana, del tráfico de mercancías aprovechándose el tipo de cambio a expensa de dejar desabastecido a este pueblo de los productos regulados, y todo terminan diciendo, pobrecitos bachaqueros, por culpa de Maduro, como ya no está Chávez, ahora las fallas de la política y la economía las tiene Maduro.

Así que al parecer el espejismo de Valderrama y Aponte no logra dilucidar los intrígulis de la revolución, repitiendo sus palabras, “No hay duda: algo está fallando en la teoría…, a pesar de las ilusiones momentáneas. Lo primero que tiene que precisar es que el enemigo de la verdadera guerra económica es el capitalismo, todo, no hay capitalismo bueno”, exactamente, no hay capitalistas pendejos, ni buenos capitalistas ni pendejos bachaqueros buenos, no hay espacio para vacilar, ni guabinear con los bachaqueros y los capitalistas de Fedecamara, porque sin esa “revisión no habrá Socialismo, pero tampoco será viable el gobierno” si no se enfrenta a los enemigos del pueblo trabajador y honesto, Fedecámaras y los Bachaqueros.

 

Fuentes consultadas:

1.- Valderramas, Toby. “Dos medidas desesperadas para salvar la revolución”, Aporrea, 13/07/2015

2.-_______________. “Dos medidas desesperadas para salvar la revolución” Aporrea, 13/07/2015

2.- Valderrama, Toby y Aponte Antonio. “Asistir o no a la asamblea de Fedecámaras no define el Socialismo”, Aporrea, 09/07/2015

3.-------------------------------------------------. El "bachaqueo" es reflejo de los errores del gobierno”, Aporrea, 16/07/2015


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2466 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: