El problema no es la Economía es la Democracia

Lo que está en juego en Venezuela y buena parte del mundo es el mantenimiento de las libertades y conquistas sociales para quienes las tienen y para los que luchan por su mantenimiento y consecución, mientras hablamos de economía y nos batimos todos los días en una especie de defensa de la economía contra enemigos a veces invisibles, se nos olvida que lo que está detrás de toda la conspiración mundial y nacional es la democracia y en ello, las soberanías de cada uno de los países, la permanente guerra no declarada busca debilitar precisamente los Estados nacionales y en ello dedicamos casi todo el tiempo en la defensa de la estabilidad y el orden democrático, este no es la democracia del Estado del Bienestar que fue introducido a objeto de suavizar la situación que presentaba en los albores de los años ochenta.

A las oligarquías nacionales y los poderes transnacionales en el mundo poco les importa o no les importa las llamadas democracias occidentales del voto, por las que apostaron y promovieron en época de la guerra fría y que hoy no les otorgan réditos a sus intereses y por ello que han decidido dirigir sus ataques, mentiras, intrigas y financiamiento a objeto de soliviantar el poder de los pueblos hechos gobiernos progresistas y de izquierda.

La democracia es lo que hay que defender y luego viene lo demás, estamos hablando de la economía, no obstante otro tema que no quieren que saquemos a la palestra es el petrolero, donde en los últimos años han hecho lo imposible por afectar a los países productores que manejan la industria independientemente, quebrando los precios a través de la utilización de grupos bien financiados y apoyados subrepticiamente de manera tal que aparezcan como los enemigos a combatir caso del Estado Islámico y otros grupos conocidos radicados en el medio oriente que en estos momentos obedecen la orden de destruir a Siria y se la juegan tratando de cercar económicamente a Rusia y con amenazas de movilizaciones militares con el uso de la Otan, causante de millones de muertos y desolación en varios países.

Por ello, decimos que lo que hay que defender y proteger es la Democracia y con ello, la defensa de los derechos humanos violados constantemente por los países que se erigen como precursores de la libertad en nombre de la paz y la “democracia” que ellos representan. Como diríamos en buen criollo no podemos fallar ese boche dado que la cosa es bastante seria y que nos obliga a estar en permanente vigilia y acción.

Bien lo dice el primer ministro de Grecia Alexis Psipras y la ratifica en España el partido Podemos, lo que está en juego es la democracia y las libertades de comer, de recibir pensiones dignas, de atención de salud, vivienda, por allí está la gran diferencia de quienes en la derecha nacional y mundial sienten que sus privilegios pueden verse afectados por gobiernos que reivindiquen lo social.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1130 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a210299.htmlCd0NV CAC = Y co = US