Revolución sin ambages

Confiando, sin temor y sin rubor de ninguna especie, a mucha honra y con mucho orgullo, me siento parte interesada en este proceso revolucionario.

Cada cual desde su punto de vista, pueden juzgarme como quieran, mas si el juicio que lanzan contra mi viene del sector de la intolerancia de quienes resuellan por la herida y lo peor es que la mayoría de estos juicios críticos contra mi lealtad a la revolución Bolivariana, durante sus 16 años de existencia. Me he mantenido fiel a este proceso que inicio el gigante cte Chavez, continuado por el presidente Nicolás Maduro quien está desarrollando el plan de la patria para evitar que el país vuelva a caer en manos de quienes nos gobernaron por 40 años sin dar oportunidad a un pueblo que clamaba por justicia y libertad.

No volverán ¡Ellos tendrán que ocultar lejos el dolor de su derrota, ya que no podrán, ocultar la vergüenza de su origen. Por mas improperios y calumnias que vomiten contra el presidente Nicolás Maduro, lacayos ignominiosos de la demagogia burguesa, no volverán!

Se encumbren y logran notoriedad en la prensa difamatoria tantos miserables que sin antecedentes honrosos, buscan la triste resonancia del escándalo para llamar en torno suyo las miradas de un centro de cultura en cuyo seno viven devorados por la envidia y agobiados por el peso de su insignificancia personal.

Esta oposición es la mentira, el descaro arropado por un manto de virtudes que no poseen y creencias que no comprenden, pero, difaman y calumnian esta revolución desconociendo el pasado vivido en la IV Republica con muertos, presos y desaparecidos. Era un país donde se violaban todos los derechos en nombre de la justicia, donde oprimían al pueblo en nombre de la libertad.

En esta revolución se han cometido errores, porque somos humanos, pero jamás se han asesinado o desaparecido a ningún compatriota por pensar distinto a nuestra revolución. Se ha permitido lanzar todas las infamias contra el eterno comandante Chávez y contra el presidente Nicolás Maduro. No ha sido asesinado ni desaparecido, este es un gobierno respetuoso de los derechos humanos, en un país donde se disfruta plena democracia, diferente a lo sucedido en los gobiernos AD-Copey donde solo existió miseria, muerte y desaparecidos donde sus deudos los siguen buscando para darle cristiana sepultura.

Patria socialismo, viviremos y venceremos


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1093 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor