Sin conciencia obrera no hay socialismo

Leyendo el escrito en este diario, del camarada Roberto Hernández Wohnsiedler titulado ¿Dónde está la clase obrera? Me indujo a escribir nuevamente sobre las lecciones de Karl Marx, Engels y Lenin, quienes fueron los principales líderes socialistas que dirigieron la revolución bolchevique, que daría paso a la economía socialista soviética, conocida como la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, que duró entre los años 1922 al año 1991, sacando aun país feudal a la segunda potencia mundial en solo 69 años de existencia.
Durante ese lapso, tuvo que hacerle frente a la invasión dirigida por nazifacismo alemán durante 1941-1945 y poner fin a la segunda guerra mundial, perdiendo la vida 27 millones de ciudadanos soviéticos. Señalaba Lenin algo esencial que después se comprobó con la desaparición de la Unión Soviética. “sin clase obrera consciente no se puede construir el socialismo”.

La doctrina marxista de Karl Marx y Friedrich Engels, en el silgo XIX, consiste en formar un Estado en el que el proletariado (los obreros y empleados asalariados) deben tener el control del poder político en lugar de la burguesía (empresarios capitalistas). Para mantener este poder obrero dentro de una sociedad capitalista se requeriría no sólo el reemplazo del personal del Estado burgués, sino también un cambio estructural de la clase obrera que tenga consciencia de su papel.

El papel del proletariado fue expuesta por Karl Marx en su correspondencia: “no me cabe el mérito de haber descubierto la existencia de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto ya el desarrollo histórico de esta lucha de clases y algunos economistas burgueses la anatomía económica de éstas. Lo que yo he aportado de nuevo ha sido demostrar: 1) que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas de desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce, necesariamente a la toma del poder por el proletariado; 3) que esta misma etapa, no es de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y la construcción de una sociedad sin clases”. Esta última etapa se conoce como sociedad comunista, que por consiguiente no tenemos ninguna experiencia en el planeta tierra.

Para poder garantizar la consolidación de la Revolución Socialista en Venezuela es imprescindible una “Misión Conciencia” permanente en los Sindicatos, en los Consejos Comunales y en los Liceos y Universidades Públicas. Esta idea fue propuesta por este servidor en el año 2005, después de renunciar a la Defensoría del Pueblo sin lograr el apoyo del gobierno nacional, e incluso fue plagiada por un diputado a la Asamblea Nacional que tampoco pudo cumplir su misión. Iguales resultados negativos ha tenido la Escuela propuesta dentro del Partido Socialista Unido de Venezuela para la formación de los cuadros dirigentes del partido. Sin consciencia política en la clase obrera la construcción del socialismo es imposible. Recordemos a Rosa Luxemburgo “Socialismo o Barbarie”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 944 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a206777.htmlCd0NV CAC = Y co = US