Hablemos de socialismo: la empresa y la riqueza

¿Acaso, el Socialísmo como modo de sociedad niega el sistema empresarial, -la base del sistema de producción-.? ¿El socialísmo en su base económica no está formado por empresas?. Frente a esta tesis, el Socialísmo como modelo de sociedad también requiere de empresas para generar riqueza, es decir necesita de medios de producción social para generar un producto social, mejor dicha renta que debe ser redistribuida de acuerdo a la capacidad y a cada quien según su trabajo.

Sin empresas en el socialísmo la producción social se detendría, la sociedad por tanto moriría. Entonces es falsa la tesis de que los comunistas "satanizan las empresas" mediante su crítica marxista, -absolutamente absurdo-, lo que hacen es cuestionar propiamente "las relaciones sociales de producción", porque allí radica, la base de explotación del hombre por el hombre y el fundamento de la pobreza social y de la alienación social, origen de todos los males del capitalismo que corroe el sistema.

El socialísmo no niega "la propiedad privada personal" siempre que ella derive del esfuerzo libre y particular del individuo, pero al momento de utilizar fuerza de trabajo, es decir trabajadores, entonces se establece unas relaciones entre el trabajador y los propietarios de los medios de producción (equipos, herramientas, instalaciones, etc) y los trabajadores denominadas relaciones de explotación o dominación social. Esto es lo que cuestionan los marxistas ya que en dichas relaciones bien podría argumentar el supuesto propietario creer recibir una remuneración del capital por su abstinencia, ahorro o productividad del capital.

Esta última cuestión es absurda, porque el dinero y menos los equipos por si mismo no genera dinero, necesita del impulso del "trabajo vivo" para reproducir el capital, y esto, lo saben los bancos, los empresarios y hasta los mismos curas para aumentar su patrimonio. Así pues que la fuente verdadera de la riqueza es el trabajo asalariado, manantial de plusvalía, es decir trabajo social no remunerado. Agréguese a eso, por parte del imperialismo otras fuentes de riquezas: la explotación y el saqueo financiero, tecnológico, económico y militar por la dominación de los países desarrollados hacia los países subdesarrollados ya sea por la vía de la deuda externa y sus intereses, la dependencia tecnológica, el abaratamiento de la materia prima y el intercambio desigual, así también, las invasiones neocoloniales para apoderarse de fuentes estratégicas energéticas. Tales son los casos de Irak y Libia.

Aclarada la necesidad de empresas en el Socialísmo y el problema de la propiedad y las relaciones de producción es atinente explicar el carácter de la riqueza en el socialísmo, primero ella no consiste únicamente bienes materiales, también son bienes espirituales. Estos valores no son concentrados en pocas personas como ocurre en el capitalísmo y su constante reproducción de la desigualdad social lo cual hace a la población privilegiada frente a la ley y el Estado. En cambio; en el socialísmo la riqueza debe distribuirse según la ley a cada quien según su capacidad y cada quien según su trabajo, lo cual garantiza una retribución del trabajo justa por el aporte de sus trabajadores a la sociedad y no a un particular; quiere decir que esta distribución del ingreso se hace en función del esfuerzo y el aporte de cada cual.

Por esta razón; el socialísmo no es una sociedad "igualitarista", que no igualitarista. En ella persisten diferencias que derivan del trabajo, pero esta ley es un instrumento para mejorar la productividad del trabajo y estimular los niveles de producción así como también generar bienes sociales y personales. (Véase al respecto, E. Lazutkin, "El socialísmo y la riqueza", edit. Progreso, Moscu, 1974, p.p. 10-12).

Finalmente; es oportuno abordar otro problema, ¿es el Socialísmo opuesto al carácter mercantil del mercado?. No, el socialísmo no sataniza el mercado, lo usa para realizar sus productos, es decir para que los consumidores compren, ya que si hay productores sociales también han de haber consumidores sociales y no como en el capitalismo donde el consumo está limitado por la concentración desigual de la renta nacional, puesto que "la codicia" y "la vanidad" hacen miserables a toda la sociedad. Contrariamente; la riqueza en el socialismo deriva del trabajo social, colectivo de los trabajadores bajo unas nuevas relaciones sociales de trabajo que hacen generar "la propiedad privada a sus trabajadores".

Por eso; es certera la expresión de Carlos Marx al cuestionar la concentración de la propiedad y la riqueza en el Manifiesto Comunista que dice: "El rasgo distintivo del comunismo no es la abolición de la propiedad en general, sino la abolición de la propiedad burguesa". (Ibíd., p. 15). Esa "propiedad" en Latinoamérica con el saqueo del "Nuevo Mundo", el asesinato de los indígenas, la usurpación de los caudillos y los dictadores, la corrupción, el robo, el uso de la fuerza y el fraude, la aplicación del terror, y el engaño han hecho entre otras causas, cierta la afirmación de Proudhom: "La propiedad es un robo", aquella, no derivada del trabajo personal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3441 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a198654.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO