Un modelo moral y político bolivariano

¿Existe un modelo moral y político de personalidad patriótica bolivariano?. Históricamente es afirmativa la respuesta. Sin embargo, la moral bolivariana no se ha consolidado aún, sus principios ideológicos emergen de nuevo como necesidad política en la etapa actual de la lucha por la II independencia nacional: La Económica, etapa que Venezuela tiene que transitar rumbo al Socialismo.

¿Mediante que ideas y calidad humana ha de lograrse el proceso de la revolución contemporánea?. La ideología política y moral bolivariana en sus ideas, principios, normas y hábitos (tradiciones históricas) de los hombres y mujeres, civiles y militares que honran el legado histórico bolivariano, heredero de las tradiciones históricas de la resistencia anticolonial de los pueblos indígenas, la emancipación del imperialismo, las gestas precursoras de la independencia y la autodeterminación de los pueblos, las comunidades y los individuos que aspiran a la igualdad, equidad, justicia, fraternidad y la paz.

Para Bolívar nuestro continente se caracteriza por ser “…un pequeño género humano; ..aunque en cierto modo viejos en los usos de la sociedad civil”, (Carta de Jamaica, 6-09-1815), significa que a nuestras sociedades latinoamericanas le fue implantada desde Europa en los tres siglos de dominación, tradiciones, lengua, instituciones y hasta la religión cristiana como forma de control y dominación social como bien puede reflejarse en los códigos y leyes bajo la influencia borbónica, napoleónica y hasta romana.

Más tarde la revolución francesa, el liberalismo inglés y hasta la revolución americana ejercen una ruptura de conciencia moral de la sociedad, se quiebra la moral conservadora tradicional subordinada al imperialismo español bajo las formas de normas, hábitos, costumbres y principios que hacían sumisa y pasiva la conciencia de los hombres a los poderes imperiales reconocidos por la iglesia como “mandato divino

La ética de la iglesia ignoró el papel activo de los pueblos en la historia, paralizándolos en la lucha revolucionaria de allí que emergiera una nueva conciencia moral que hace al pueblo activo constructor y protagonista de su propia historia. Esta es, la moral del Libertador Simón Bolívar quien activó al pueblo a seguirlo por la independencia y la soberanía.


El modelo moral encarna la vida y obra del Libertador que se proyecta a la modernidad en defensa de la revolución por cuanto, decía el Padre de la patria a Santander “Muchos hemos hecho, pero más nos queda por hacer”, 11-01-1820. Nace la pregunta ¿Que necesitamos hacer para transformar la conciencia moral del pueblo en conciencia revolucionaria bolivariana?. Sembrar valores y principios bolivarianos forjados en la lucha independentista.

Se trata de que el venezolano (a) alcance “el sublime título de Buen Ciudadano”, (Discurso de Angostura, 15-02-1819), título que “emana (del respeto) de las leyes”. “Cambiadme señor, todos mis dictados por el de buen ciudadano”, Bolívar en el Discurso en el Congreso de Colombia, 03-10-1821.
El ciudadano bolivariano parte de la visión materialista “Una vida pasiva e inactiva es la imagen de la muerte, es el abandono de la vida; es anticipar la nada antes de que llegue”, (palabras al Mariscal A. J. de Sucre, 20-03-1825). Luchar, he ahí la consigna activa por la revolución bolivariana en defensa de los ideales de la causa democrática antiimperialista al servicio de la independencia y soberanía popular en donde, el papel del ciudadano bolivariano debe transformar usos y costumbres heredados de la dominación tanto de la reminiscencia del imperio español como de los valores de la cultura imperialista de los Estados Unidos tal como hiciera el Libertador en su tiempo:

“Yo no puedo hacerme amar personalmente porque estoy haciendo una reforma de usos y costumbres abominables y antiguos”, escribía a Hipólito Unanue, (30-05-1825). Alcanzado el poder político por la vía revolucionaria procuraba una reforma moral de la sociedad.


Cambios estructurales de la conciencia moral exige la revolución. Simoncito, Robinsón, Ribas, Sucre, Universidad Bolivariana de Venezuela y ahora la Misión Cultura aspiran a sembrar “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”, Discurso de Angostura, 15-02-1819, puesto que “La salud de una República depende de la moral que por la educación adquieren los ciudadanos...”. (Bolívar en el Decreto sobre el Fomento de la Enseñanza Pública, 11-12-1825).

Un ciudadano “moralmente” bolivariano, sustenta “…una conducta recta…” (Bolívar a Tomas de Heres, 20-04-1825), asume la práctica y el modelo de Bolívar “Mi deber es ser justo con todo el mundo”, (Bolívar a A. Santa Cruz, 17-06-1825 y además; “No puede ser buen ciudadano ni hombre honrado el que olvidando que su familia pertenece mas a la patria que a si mismo, descuida la educación de sus hijos. Todo padre a su familia está obligado a inspirar a la suya amor a la patria, la libertad, la virtud y al trabajo”. (Proyecto de Constitución, Angostura, 15-02-1819).

Aquí quedan sustentadas las ideas de Bolívar de que el individuo pertenece más a la sociedad, responde al interés colectivo, se sacrifica por la nación y en definitiva defiende a la Patria, ideal moral socialista bolivariano del hombre nuevo, el hombre republicano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2827 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a196915.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO