Sobre la conciencia de cambio

Benigno era el pseudónimo de Domingo Pernalete, siempre dibujaba en el suelo las vías y con pequeñas piedras indicaba las posiciones del ejército, eran los años sesentas en el Peñón, su caserío del Municipio Morán, estado Lara, sobre la carretera que va a Portuguesa y Trujillo.

Para los servicios de inteligencia, que de manera directa o a través de fumigadores o vendedores de baratijas, buscaban información sobre la presencia de guerrilleros, Benigno era solo un productor de tomates, aunque coordinaba a unas 15 personas en actividades de correo, personal e inteligencia guerrillera.

Allí se recibían a miembros de dirección política y militar nacional, el flaco Francisco Yánez, encargado del control de ese punto, cuando la lideresa y Comandante Argelia Laya, era la jefa de esa zona, cuenta que en una oportunidad legaron hasta  tres miembros del Buró Político del PCV.

Por eso en el caserío, no se descargaban cargas voluminosas, los vehículos debían estar solo unos 3 minutos dejando o recogiendo a algún combatiente. Era la zona más protegida de todo el Frente Guerrillero Simón Bolívar, la guerra terminó y esta zona quedó indemne.

Todos los Pernaletes participaban en la lucha, algunos han muerto, como Benigno, quien murió la semana pasada.

Como a tres ramales del Peñón, en  la declinante cordillera de los Andes en Lara,  en dirección noroeste está el Caserío El Hato, allí vivía Benigna Rodríguez, su seudónimo era Fidel.

Quizás Ella y Benigno no se conocieron, pero hace ocho días cuando la velaban  en el Tocuyo llamaron a René Peralta para decirle que el  camarada Domingo Pernalete había fallecido. 

Con ella y Carmelo llevamos a Argimiro Gabaldon Jefe del Frente Simón Bolívar herido de muerte, al hospital de El Tocuyo.

Ella como Pernalete y cientos de campesinos, realizaba acciones legales y clandestinas, además Benigna era  apoyo de la escuadra de la Comandancia del Frente, cuando  el comandante Argimiro visitaba el área  de la Brigada XX.I.

Las historias se mezclan. Una  Pernalete, Pina,  me aviso que mi hermano Iván Daza había muerto frente al ejército, en la vía de Sanare,  me dijo,…“yo se que ustedes eran hermanos por la estatura de los dos, por la forma en que se miraban y porque siempre hablaban a solas, pero yo no lo diré”… por medidas de seguridad la vida personal era resguardada.

Otra Pernalete me dio una alegría para siempre, una mañana en  abril  de 1964, me presentó a una camarada recién llegada, quien se había fugado de la cárcel,  luego fuimos el padre y la madre de Mariana.

Esta narración busca que se dilucide sobre  el significado de los distintos  procesos políticos, legales, violentos, de masas, militares, civiles y armados.

Porque la historiografía chavista sustenta la creación de la conciencia revolucionaria y las luchas mas conscientes de los venezolanos solo en la secuencia de 5 hechos: 1.- La independencia, (Bolívar y Simon Rodríguez, 2. La Federación, (Ezequiel Zamora), 3.- El Caracazo 27 de febrero de 1989 (pueblo de Caracas),4.- El 4 de febrero de 1992 ( Movimiento dirigido  por el Comándate Hugo Chávez) y 5.- Alzamiento del  27 de noviembre de 1992.

El Caracazo, por cierto, fue un movimiento espontáneo, no tuvo la organización ni el liderazgo consciente y planificador de las otras acciones dirigidas entre otros por: Bolívar, Miranda y Chávez. Aunque sin dudas fue una jornada heroica del pueblo de Caracas contra un Presidente y gobierno de la  IV República al servicio del  FMI., pero no tuvo expresiones de continuidad como tal.

Pero, hay otros actos y procesos locales, estadales y nacionales en diversos momentos de Venezuela en los siglos XIX y XX,  que han creado bases para la organización y conciencia de la lucha social y política. No son procesos  uniformes y tampoco se puede medir como incide cada uno.

Sin embargo, si son incontrovertibles, como la lucha contra la dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935) que genero formas  de organización estudiantil y la creación de un moderno Sistema de Partidos Políticos, cuyos militantes sufrieron cárcel, exilio y muerte.

Otra experiencia, es la que inicia este artículo en las montañas de Lara, por cierto ese movimiento fue nacional, hubo guerrillas en casi todos los estados del país, rurales y urbanas. De estudiantes, trabajadores, campesinos y oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales. En fin, se impone reflexionar fuera de esquemas emotivos o etnocéntricos y concebir una  historiografía incluyente, sobre las expresiones  de protesta, cambio y revolución en Venezuela desde hace quinientos años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2115 veces.



Pável Rondón


Visite el perfil de Pável Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: