Socialismo didáctico-virtuoso de Álvarez Osuna

Socialismo sin exclusión social de ninguna índole ya sea de  género, étnica, religiosa, local, regional, nacional e inclusive internacional, el socialismo es humanidad integrada, solidaridad humana, por eso no podemos ver la ayuda internacional con prejuicio, “la ayuda china”,  mejor dicho el socialismo es una sociedad sin fraudes económicos, sociales, políticos, culturales y de ninguna forma que sirva como estafa ideológica, aun cuando en la transición, la complejidad de convivir con el capitalismo tengamos que lamentar hechos bochornosos tales como “el financiamientos después de las estafas, pero, mientras el pueblo paga las consecuencias” como dice Alvares O. Alejandro, en su artículo ”Tienen que venir los chinos a hacer socialismo, revolución financiada", publicado por aporrea, en fecha 25-07-2014.

Lamentablemente el capitalismo continua con su obra destructiva, la transición al socialismo significa que se debe aprender a defenderse, eso no excluye el financiamiento chino, la ayuda internacional del socialismo chino, si los capitalistas se apoyan entre sí, ¿Porque el socialismo no debe de hacerlo, prestarse apoyo mutuo, cooperación mutua con Cuba, Vietnam, Corea?. Si las inversiones financieras chinas significa desplegar trabajo, crear puesto de trabajo, y no suprimir el trabajo, y con ello viene los derechos humanos fundamentales para el desarrollo económico y social y no simplemente “poder politiquero”, las inversiones chinas no representan “maquilas”, ni tampoco, “el interés del gobierno mantenerse el poder, por el mismo”, aquí hay un poder político de orientación democrática y socialista, un poder popular, no hay “un nuevo fascismo social”, de ese que acostumbra el capitalismo y el imperialismo en su fase superior de descomposición social y pérdida del control político de la democracia representativa.

Para que asuma el control de las empresas los trabajadores, deben aprender a gerenciarlas, descubrir el mecanismo de funcionamiento económico y administrativo, asimilarlo, dominarlo, para que sea haga así el poder efectivo, no basta el dominio de la técnica y las tecnologías, se necesita además dominar la gerencia de los procesos administrativos, financieros y comerciales, consustanciado con el papel de la empresa y la identidad nacional, solo así hará poder popular, empoderamiento social de las empresas, lo que llamo tener “la caña de pescar en la mano” para servir a la producción social e ir poniendo fin al proceso de explotación del trabajo, “suprimir el trabajo alienado”, causantes de “las injusticias sociales de larga data, aun cuando en la actualidad sea vigente”, la transición nos plantea ese compromiso, superar esas “evidencias del descalabro económico político…(y sobre todo de) las críticas de las ciencias políticas” que se manifiestan en la “inflación de la canasta básicas, la inseguridad social, el déficit de educación laboral para la libertad, el coeficiente de la desigualdad social”.

No hay duda de que existen evidencias de descalabros económicos y políticos, pero ellos responden al capitalismo, no se puede construir un socialismo de la noche a la mañana, ni porque se tomó el Estado, se alcanzó el Poder, ya tenemos el control, el socialismo se construye con la conciencia del trabajo, puesto que “no hay socialismo sin trabajo”, él no cae del cielo, ni se decreta, tampoco es “charlatanería política, es planificación social, previsión colectiva, tiene sus “medios propios, sus fines y objetivos particulares y generales”, el socialismo es “como ciencia de las contadas voluntades en acciones progresistas a bien común nacional, o ejercer la verdad con y en el pueblo desde una vital información” aclara Álvarez, O. Alejandro.  ¿No se puede renunciar de golpe y porrazo a toda corrupción, privilegios, listas? La tarea es dura, la burguesía trata de contaminar a los socialistas, el capitalismo corrompe, sobre todo a la burocracia del gobierno, pero esa es la tarea, “la transformación a partir de la pedagogía” política, la educación ideológica y la formación gerencial para asumir la construcción del socialismo, necesitamos formar el Hombre y la Mujer Nuevo (a), el ser republicano, “el alfarero de la patria socialista”, a ser ciudadanos (as) bolivarianos.

Naturalmente de acuerdo con Álvarez O. Alejandro “hay (..) que investigar metódicamente deficiencias, planificar trabajo; salir del colonialista subdesarrollo embustero oportunista, (….), salir a investigar proponiendo factibilidades coherentes, instrumentos metódicos, programados, trabajar, a sembrar tecnologías, sin miedo, con salarios que no se desinflen, ¿salarios socialistas? “vivir viviendo” Que alcancen para tres personas, para poder hacer familia, educación y revolución, entonces. Esa es la base compleja auténticamente histórica para conseguir calidad en las funciones sociales, ¿calidad de socialismo? los venezolanos deberes ciudadanos, educando para la virtud”.

Se trata pues de la educación socialista, educación para el desarrollo, para la calidad de vida, pero eso no puede lograrse sin estrategias para el desarrollo, con “métodos programados”, con planificación del trabajo” y nada eso sin inversiones que “siembren tecnologías”, que creen “salarios socialistas” y eso se logran mediante financiamiento que el Estado venezolano no dispone en esta coyuntura, se desprende pues, que para luchar contra la dependencia, las injusticias sociales, carestías  y el subdesarrollo capitalista sea necesario, no la expoliante ayuda del Fondo Monetario Internacional, sino la ayuda del BRICS, la ayuda China, de Rusia, en especial, con otra visión del desarrollo, y eso no significa, que China nos vaya a “expoliar, tampoco suprimir derechos de los trabajadores menos acentuado el carácter autoritarísta  del Estado, y menos inexplicablemente la idea de crear un estado homogéneo” en el socialismo de igualitarismo.

Al parecer a Álvarez O. Alejandro le preocupa del comunismo chino, eso del “Estado autoritario”, “la supresión de los derechos de los trabajadores (maquila china) y aún más “la homogeneidad social del Estado. Mejor dicho; al parecer no cree en “el socialismo chino”, de hecho le preocupa el financiamiento de la revolución venezolana, ¿Supone acaso, que con solo “con Docencia métodos y didácticas para el desarrollo” se construirá el socialismo? ¡Qué idealismo!. Claro en la construcción del socialismo “el método tiene por ello que ser de y con venezolanos; pedagogía laboral partiendo del poder estatal, intercambios foráneos tecnológicos sí”, respetando los contextos regionales e históricos, pero eso no significa que vamos a financiar a los ricos, la “burguesía socialista” ni “castas de clanes autoritarias aunadas a las mafias politiqueras”, como gusta llamar Álvarez Osuna Alejandro. Representa “China un proceso histórico en su gloriosa historia a nosotros nos es disímil, admirable por su superación”.

Volvemos al problema esencial del socialismo, “Los trabajadores tienen que poseer el control del poder productivo, sus ciencias industriales en sí, y para todos. La capacitación técnica es imprescindible”, el gobierno debe propiciarla sobre todo en la juventud, que por su naturaleza de joven, es al socialismo la condición fundamental para crear sin vicios, la nueva sociedad, empuñando proyectos socio-productivos a escala nacional, la juventud trabajadora está llamada a construir el socialismo sin clases, sin clanes, sin mafias, puesto que solo el pertinente trabajo virtuoso de la juventud hermanaría a la sociedad socialista joven china con Venezuela, parafraseando a Álvarez, O. Alejandro, por supuesto negando el sacrifico de los derechos laborales, en el proceso del “salto venezolano” al socialismo, “el salto de la comuna” apalancada por la revolución china mediante “prestamos, inversión o refinanciación”, que no precisamente es para enriquecer a los ricos burgueses o boliburgueses como los llama la oposición.
Pero pareciera que autor de: tienen que venir lo chinos a hacer “socialismo” revolución financiada por Alejandro Álvarez Osuna, siente exclusión por los chinos, prejuicios evidenciado por aquella propaganda que decía “cuidado vienen los rusos”, ahora dicen “cuidado vienen los chinos”: “¿Vienen los hermanos chinos hacernos el socialismo, a construirnos el modelo productivo, eso es coloniaje, somos colonia acaso?

Tenemos que esforzarnos, aún más, y hacerlo por nosotros mismos?”. No hermano, el socialismo no lo harán por nosotros, eso sí ayudarnos, a cooperar, no sé si esos valores los conoce del socialismo, pero no se dé cual socialismo Álvarez habla, si es un socialismo excluyente, prejuiciado, entonces no es socialismo, las inversiones como la capacitación técnica y tecnológica son necesaria para construir el socialismo y más la educación laboral técnica, para construir el modelo productivo, y eso, “no es colonialismo”, el financiamiento chino para el desarrollo no es expoliación, tenemos eso si que esforzarnos, aún más y hacerlo por nosotros mismos”, no lo ponga en dudas conque, “¿Esta forma de intervención capitalista china establece otro modelo? O es el mismo personaje con otra pipa de paz”.

Transpira prejuicio étnico, contra los chinos, o ¿Será envidia capitalista, que nos ayuden los chinos?, luego se embrolla, conque las “diligencias financieras son consecuencias eclécticas, que tienen como antecedentes recientes, variables quiebras económicas, no planificaciones preconcebidas premeditadas, son productos de los fraudes, y es lo que arrastraría con sigo a mayores equivocaciones, porque el problema es didáctico laboral y se soluciona con el desclase de privilegios, el poder del control trabajadores ajustado a derechos humanos”, usted mira por retrovisor de la historia, del pasado neoliberal, de la competencia de los “buitres capitalistas”, debería pensar con cabeza propia, del filósofo que no ha perdido la cabeza para razonar como: “El poder es de la ciencia, en eso los chinos nos pueden ayudar, transfiriendo tecnologías hacia las comunas, convertirnos en la progresista comunidad científica ¿socialista? ¿Ciencia, docencia y fábrica comunal estratégica?2 ¿Pondría en duda, que el poder de la ciencia y el progreso en China “transfiriendo tecnologías hacia las comunas” no será socialismo?, recuerde todo, todo, lo resolverá “el poder del control de los trabajadores ajustado a los derechos humanos”.

Así pues; las diligencias financieras del gobierno venezolano, “no es eclecticismo ideológico” ni concesiones políticas al capitalismo, son sí, acciones premeditadas, planificadas, preconcebidas no como producto de fraudes al socialismo venezolano, sino para potenciar mediante la ciencia el socialismo venezolano, acelerar la transición, sin equivocaciones, desclasando privilegios, y usted confunde la ayuda china con la intervención capitalista. Me parece que usted, señor Álvarez o. Alejandro, está fumando la pipa de la paz con el capitalismo, al cuestionarse en la cooperación china-Venezuela: ¿Dónde está lo étnico? ¿Soberanía, e independencia hablada? Para usted la construcción del socialismo es muy sencillo, un simple problema “didáctico laboral y se soluciona con el desclase de privilegios, el poder del control trabajadores ajustado a derechos humanos”, no ve como se construye la base económica material del socialismo, para que eso, si tenga una didáctica laboral socialista, pareciera que carece de filosofía dialéctica, la relación entre la infraestructura y la superestructura, ya que no sabe de dónde deriva los derechos humanos, su socialismo se construye en las nubes de la didáctica.

Para colmo de tanto despotricar contra el socialismo chino, haciéndose eco de la propaganda capitalista, viene a criticar al gobierno de Nicolás Maduro, calificando de “Estado demagogo disfrazado de intención socialista”, cuestiona la economías políticas socialistas del gobierno, me imagino las misiones, entre otras, pero en relación a la cooperación entre China y Venezuela, se pregunta “si provienen de economías políticas socialistas? Son ¿Empíricas o técnicas’ ¿Cuánto cobran? ¿Es intercambio solidario?, vaya se ve que como filosofo no sabe de economía ni lo que sabe tanto una trabajadora del hogar, compárese, que significa la economía socialista, sus valores, su carácter monetario mercantil, pareciera que usted desconoce esto, negando el carácter del mercado a la economía china, puesto que si son economías políticas, están inspiradas en principios socialistas, pero eso no excluye el intercambio, menos el carácter solidario, si habla de intercambio, habla de cálculo económico, pero si habla de solidaridad en el intercambio, se refiere a la cooperación justa, socialista, entonces poniendo en duda estas relaciones entre los dos pueblos se pregunta ¿si cobran?, usted no se da cuenta que en el socialismo funciona la economía de mercado y no necesariamente es capitalista aun cuando exista zonas especiales donde el capitalismo funcionan bajo el dominio del Estado chino, quien los regula, lo domina y controla, aquellas fuerzas productivas, colocándolas al servicio de la sociedad.

Entonces; “sin trabajo no hay socialismo”, pero también sin inversiones financieras no hay trabajo, claro exige al gobierno “economía y responsabilidad”, pero la economía no funciona sin intercambio, y el intercambio puede ser externo e interno, no con ello “se defrauda al pueblo”, hágase frente usted mismo a su atraso ideológico colonial, a sus prejuicios étnico contra los chinos, hablar de socialismo virtuoso, impoluto, incontaminado, no existe, eso sí que es fanatismo filosófico, de aplicar un método didáctico mágico que con ello se construirá “el socialismo virtuoso”, y no lo entiendo en sí, ya que sería socialismo demagógico, ideal, atrapado por incompetencias filosóficas de la economía que no comprenden el papel de las inversiones financieras en la creación del PIB, débese tal vez, a la ignorancia del método filosófico, la dialéctica, basta leer sus incoherencias: “Explorar con autóctonos relevantes modelos crecientes operacionales de aprendizaje, -esa es la esencia de la calidad educativa- por etapas, para el desarrollo social de sus básicas empresas de producción de mercancías socialistas; sosteniendo el crecer económicamente, pues es el tema mundial y no podemos aislarnos, es lo que diferencia las ideologías, la explotación de las plusvalías o su carácter docente laboral, no es su monopólico oligárquico capital hecho sus fines ¿de supresión o no? ¿El nuevo fascismo social? el trabajo suprimido a derechos de los trabajadores, para ser potencia, ¿caracteres del capital?”.

Precisamente aquí llega su punto, “las diferencias de las ideologías”, ¿Porque pone en contradicción, la productividad, la eficiencia económica y la ideología socialista no ya del modelo chino, sino escala general?, Para usted, el tema mundial es” la competitividad” quiso decir, y mira hacia “la calidad educativa para el desarrollo social”, pero niega de tajo, que estas diferencias no lo hace, el papel monopólico oligárquico (del) capital en eso de explotar plusvalía, y el socialismo, en todo caso, si lo fuera así, ¿Cómo es que el modelo chino y su sistema educativo, y su economía política socialista ha hecho posible en tan breve plazo y sin colonialismo de ninguna especie, alcanzar la productividad, la eficiencia económica comparable a la primera potencia mundial? ¿No le produce envidia el carácter docente laboral del socialismo en las empresas sin suprimir derechos laborales y sin explotar plusvalía para enriquecimiento de unos pocos?. Entonces usted insiste, “El socialismo es pago en Venezuela, Socialismo “made in China”, no cree en Venezuela, en su gobierno y sus políticas, prefiere creer que los chinos harán el socialismo por nosotros, vaya tremendura la de usted, la de creer que el socialismo chino, “por ser potencia”, es “un nuevo fascismo social”, comparándolo las negociaciones china-Venezuela, con los caracteres del capital” en sus formas de intercambio. Está desinformado.

No hay duda como filosofo están muy lleno de elucubraciones que de aportes, le falta decir que el papel de las misiones de Cuba, son “injerencia extranjera”, que la ayuda financiera de Venezuela a Nicaragua es “intermediación extranjera” o “intervención financiera” toda la cooperación que los países emergentes se hacen entre sí, no cree en un orden económico mundial, menos en la arquitectura financiera internacional, esa que nace con el BRICS, no ve el espíritu que lo anima, el desarrollo independiente, y para colmo, no ve que “¿Enseña esto a la economía política la avanzada bolivariana hacia su plena soberana? ¿Implementa métodos y los traspasa al pueblo mientras produce?”

Entonces lo que usted quiere es una especie de socialismo Polpotiano al decir: “Los políticos deberían trabajar la tierra obligatoriamente una vez por semana, y hacer docencias para conseguir el desarrollo nacional”, aparte de que duda del mismo socialismo cuando dice: “que no hay ejemplos al tiempo sobre estos milagros sociales”, ni siquiera China, Cuba, Vietnam, supone que “Lo que quiere Venezuela, a mi punto, lo interpreto, es no formarse dependiente como en el campo norteamericano, ruso, chino… con todo y territorio y programa estructurar economía y poder como sistema político de gobierno laborioso ético, queremos dar trabajo cooperativo empoderando comunidades, movimientos sociales genuinos, pero industriales”. La pregunta como lo hará, como lo lograrán, sin apoyo de la experiencia, sin el empirismo y la técnica.

Usted niega el socialismo, supone mal si el financiamiento chino  lo compara al financiamiento del FMI y la banca Mundial, es escéptico, nihilista, están marcado por la historia expoliante del capitalismo, que por cierto ni lo nombra en su artículo, pareciera que esconde en lo que cree realmente, en lo que se repite, “el hambre se adjunta con la necesidad”, usted se adjuntó al capitalismo, no se si por necesidad o por hambre, ya sea sabe por aquello de trabajar “didácticas instruccionales estratégicas”, dizque para construir “socialismo virtuoso”, partiendo de la base abstracta a “cada uno en lo suyo, sin robar, ni engañar en lo que se hace, mientras crece la economía interna y externa, salimos de las deudas”, es decir sin cambiar las relaciones de producción de explotación, su método “son las estrategias didácticas para la enseñanza, y en paralelo las empresariales, industriales, comerciales, ¿comunales?” para construir el socialismo, nada de cambiar, las relaciones sociales de producción al menos eso presumo, para usted, el modelo se sustenta en “la producción para el estado de bienestar de calidad es lo que respalda garantizando su particular ideología”, mejor dicho, según su visión, “las independencias se obtienen haciéndolas, el pragmatismo planificado es la máxima sentencia para la independencia como soberanía popular”.

Vaya no hay ideología, no hay diferencias de ideologías, es la muerte de las ideologías, “el pragmatismo planificado”, por eso tantas incoherencias, y la última, “El verdadero legado de Chávez es hacia el desarrollo moral psicosocial laboral” de la sociedad, más no su liberación, su emancipación del capital, a lo mejor faltó tiempo, en esto de preparar las condiciones objetivas hacia el socialismo, por eso exclama ¡se nos va la vida, construyendo el socialismo! Así pues señor Álvarez Osuna Alejandro, haga el viraje hacia el conocimiento, hacia el comunismo científico, de lo contrario usted  seguirá haciéndole coro a la oposición con aquello de que “estamos endeudados hasta la manera de caminar con los chinos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1479 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a192390.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO