Hay que detener a tiempo el descontento rojo

Vuelvo y Repito estamos a tiempo para defender y retomar lo conquistado y evitar lo inesperado ¡Por favor entreguemos el poder al pueblo y a las bases revolucionarias! ¡Ya basta de imposiciones inmorales y del bloqueo de la acción participativa de las comunidades!

El que tenga ojos que vea, el que tenga oídos que oiga y el que tenga 5 dedos de frente que piense y analice. Primero fue la paliza electoral recibida en las elecciones de San Diego y San Cristóbal y ahora el 88% de abstención en las elecciones internas del PSUV el domingo 20-7, son dos eventos políticos resientes con resultados claros y precisos que tiene que llamar a la reflexión a los que hoy mantienen secuestrado el partido de la revolución y el sistema del Gobierno.

Muchas lecturas han salido después de conocer la debacle del proceso electoral para elegir a los delegados al III Congreso y una de ella es que las bases del partido de gobierno, decidieron rebelarse contra las cúpulas dirigenciales a nivel nacional y regional y también contra los corruptos y burócratas que permanecen dentro del Gobierno y que están acabando impunemente con la revolución bolivariana y nadie hace nada.

El Estado Trujillo siempre ha sido una zona de alta participación política para la revolución, sorprende analizar los resultados de este 20-7 (88,88%) de abstención. Ojala la casta política se permita hacer una lectura seria de lo sucedido, ya que para luego es tarde... Cállense un rato y escuchen, por el bien del chavismo y por el bien de la revolución bolivariana

A los desgastados miembros de las estructuras municipales del Partido (PSUV) los exhorto a convocar una Asamblea de militancia para que presenten la renuncia y llamen desde ya a una acción protagónica de las bases y de las comunidades para la reestructuración de los equipos.., Entiendan que para luego es tarde, la tendencia que se está mostrando es delicada y peligrosa para la revolución…

Finalmente y sobre este contexto es propicia la ocasión para resaltar las líneas estratégicas de acción política que describió en aquel enero del 2011 el Presidente Chavez y que hoy se encuentran como letra muerta en un librito rojo que nadie ha cumplido ni ha tomado en cuenta.

1.- “…Debemos reconocer que en el PSUV, se ha venido produciendo una imposición….En el ámbito interno, es necesario reconocer que las aspiraciones de la militancia por LOGRAR LA DEMOCRACIA INTERNA, en cierto modo han sido frustrada por algunos militantes con cargos de dirección o de gobierno, los cuales manejan recursos y gestionan cuotas de poder, para imponer a sus lealtades personales por encima de los auténticos liderazgos populares, leales a los principios revolucionarios. Esta situación obliga a una profunda revisión de los mecanismos de selección de nuestras autoridades y de nuestros candidatos y poner en una balanza sus ventajas y desventajas”

2.- “…Los resultados pusieron en evidencia algunas fallas en el funcionamiento del PSUV y su vinculación con la base social de apoyo a la revolución. Entre las posibles causas de esta situación, podemos verificar, en mayor o menor medida, algunas actitudes o desviaciones características de los partidos tradicionales, tales como: El burocratismo, El Oportunismo, El Sectarismo, El Nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana, resultantes de la persistencia de la cultura capitalista en el seno de la sociedad. Esta cultura es reproducida a lo interno del Partido, y se expresa en que algunos sectores lo conciben como un medio para el ascenso social de los y las militantes con responsabilidades de dirección a distintos niveles. Algunos camaradas se consideran líderes absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen discrecionalidad de excluir del partido, y hasta de la revolución a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas. De acentuarse este tipo de comportamiento, el PSUV podría terminar convertido en un partido/iglesia, una suerte de guía de las masas incultas..De seguirse este camino, estas prácticas debilitaran la base social de apoyo a la revolución Bolivariana.

3.- “El escalón fundamental de la revolución Bolivariana se sitúa hoy en lo local, en lo parroquial y especialmente en cada comunidad. Es allí, en las comunidades urbanas y rurales, donde chocan mas directamente los intereses “apropiadores” y representativos de la vieja cultura capitalista partidista contra los esfuerzos socialistas, participativos y protagónicos populares. ES ALLÍ DONDE SE CONSTRUYE EL PODER POPULAR, LA TOPARQUÍA PLANTEADA COMO TESIS POR EL MAESTRO SIMÓN RODRÍGUEZ. ES ALLÍ, DONDE SE GANA O SE PIERDE LA BASE SOCIAL DE APOYO A LA REVOLUCIÓN.

*Militante Revolucionario y Chavista


elreporterosucrensejh@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3268 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas