Carta al Presidente Maduro, para el debate

Estimado Camarada Nicolás Maduro Hoy me permito hacer llegar por este medio esta reflexión como militante del PSUV para elevarla a ese debate tan necesario en el seno de nuestro partido y con la esperanza que llegue a nuestros dirigentes de los mas altos niveles comprometidos con la revolución bolivariana y este país que avanza en la dirección de una independencia plena.

Los procesos de elecciones Municipales

Cada vez que se aproxima un proceso de elección Municipal, se desatan una serie de intereses personales de camaradas desgastándonos en luchas internas que le van haciendo mella a la revolución, y así sin darnos cuenta le vamos abriendo el camino a la derecha que disfruta mucho de nuestras debilidades y hasta le sacan provecho para avanzar en su único proyecto de retomar el poder y así continuar las políticas de despilfarro y derroche del erario publico; practica esta asumida por los hoy opositores en tiempos de la cuarta Republica donde se beneficiaban del Estado solo pequeños grupos de poder sin importarle para nada las necesidades del pueblo.

El compromiso

Venezuela cuenta con un gobierno revolucionario impulsado por el Comandante eterno Hugo Chávez y que ha servido de ejemplo para el despertar de los Pueblos de nuestra America y que hoy continúan con ese legado los Camaradas Nicolás Maduro como Presidente, Elías Jaua como Ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza en la Vicepresidencia así como Diosdado Cabello al frente de la Asamblea Nacional, entre otros, pero al lado del Poder Constituido debe estar el Poder Constituyente, se hace necesario el compromiso de la militancia del PSUV y otras organizaciones aliadas, de los Consejos Comunales, del empleado publico en todos los niveles, del obrero, de las secretarias y/o recepcionistas que son la cara mas visible de las instituciones publicas, de los y las estudiantes, de los Misioneros, de todo aquel que se dice Revolucionario y Chavista, aportando y entendiendo que en cada uno de nosotros hace falta fortalecer el compromiso como servidores públicos y que nuestros cargos en revolución obedecen a la voluntad del pueblo y es al pueblo a quien nos debemos; a veces da pena ajena ver a altos funcionarios de la administración publica en gobiernos anteriores que pasan por el lado del pueblo y lo que reciben es una mala mirada o peor caso son ignorados, peso este que no llevan de gratis; ya que es producto de su comportamiento y mala gestión cuando estaban al frente de dichos cargos y mandaban a “Cortar los árboles para ver el Bosque”, no entendiendo ellos que sin árboles no hay Bosque posible y sin Pueblo no hay Gestión posible.

El servidor publico en Revolución

En revolución las cosas no se hacen para ser reconocidos ni recibir favores a cambio, pero que satisfactorio es cuando se anda en la calle con la familia y se acerca alguien para agradecerte por haberle dado la mano en determinado momento o haberlo ayudado a canalizar la solución de una problemática; muchas veces la solución o el aliviadero esta en un simple gesto de humildad, en una palmada en el hombro o en un buen consejo. El pueblo de a pié cifra sus esperanzas en sus gobernantes y sin saberlo somos vistos como la esperanza y cuando esa esperanza se convierte en un mal gesto puede traer consecuencias irreversibles para el ciudadano común que día a día anda en busca de una solución para algún problema o necesidad en particular, este ciudadano o ciudadana no debe ser visto como un pedigüeño, simplemente son personas que fueron excluidos por mucho tiempo y que hoy producto de las políticas de inclusión social implementadas por el gobierno revolucionario del Comandante Supremo Hugo Chávez y ahora del Presidente Maduro se sienten incluidos; demostremos ante ellos que no están equivocados y atendámoslos con cariño, son ellos y ellas la esencia de nuestra revolución son ellos y ellas la Patria misma.

Lograr esto va mas allá de una consigna, es necesario la formación ideológica con el debate y el dialogo permanente, aportando en positivo desde nuestras trincheras, formándonos cada día y retroalimentando nuestra conciencia en el debate de las ideas y el sincero intercambio de saberes y así, solo así, terminaremos de consolidar la patria que soñamos, “La patria Socialista”.

El PSUV y partidos aliados como “Generadores de políticas”

Debemos entender y asumir que un partido revolucionario debe ser generador de políticas construidas en colectivo en beneficio de las mayorías, donde nuestros gobernantes electos en las tarjetas de los partidos políticos aliados a nuestro proceso revolucionario profundo, reciban el mandato del pueblo para la aplicación de planes y proyectos generados desde el seno del partido por las bases mismas inmersas en las organizaciones sociales y políticas del amplísimo sector popular en consonancia con los diagnósticos.

En particular el partido en que milito el PSUV, debe ser el ente articulador Pueblo- Gobierno, debe ser en el seno del partido en clara conexión con las estructuras sociales (Consejos Comunales, Movimientos, Colectivos, Frentes Sociales, Misiones entre otros) donde se generen políticas que permitan apalancar la gestión de gobierno sin mezquindades, pero eso si, con mucho tino para que estas políticas estén acorde con las verdaderas necesidades. Son muchos los saberes que se encuentran en el barrio, pero se hace necesario aprender a escucharlo para convertirlos en un cúmulo de ideas y propuestas que redundan en beneficio del colectivo nacional, entendiendo que no basta solo ser el partido mas grande de Latinoamérica en cantidad de militantes, sino hace falta ser también el mas grande en participación, en calidad revolucionaria y en conciencia social de clases. Debemos ser “Millones una sola voz”, Un pueblo libre en revolución” como bien lo expresa nuestro himno del PSUV.

La lealtad a nuestros principios

Nuestros candidatos y candidatas a distintas formas de elección popular, Alcaldes de la revolución, Gobernadores de Izquierda; tienen una gran tarea y compromiso de lealtad con el noble pueblo revolucionario venezolano, con los Estados y con los Municipios, en este orden de ideas se deben concretar de forma definitiva estructuras de gobierno acorde con los grandes cambios que se vienen generando en nuestra Patria, hoy existe un pueblo despierto, participativo y protagónico como lo manda nuestra Carta Magna, es hora de responder a esas expectativas. De ese pueblo, y eso solo se logra trabajando con y para el pueblo, hambriento de justicia social, honestidad, reivindicaciones, y sobre todo lealtad y camaradería en este avance hacia el Socialismo

La dirigencia que queremos

Urge de de una dirigencia capaz de intercambiar saberes para crecer formándonos en el debate de las ideas sin mezquindades, sin corruptelas, sin elitismo, combatir la corrupción empezando por nosotros mismos, no es corrupto solo el que se agarra un dinero o trafica con influencias, estar en una institución publica o en un cargo de elección popular y no responder al mandato del pueblo también es un hecho de corrupción, esta nueva realidad nos exige prepararnos cada vez mas para poder atender a las expectativas de un pueblo digno que está preparado para construir desde abajo, para fortalecer el Poder Popular, para gobernar junto a ustedes camaradas.

En cuanto a lo electoral

Es hora de marchar unidos y tomar medidas urgentes inmersos en nuestros sectores populares y en nuestros hogares, que eviten con todas las fuerzas que se vayan hacia la derecha nuestros votos, el voto del barrio, el voto del obrero, el voto de la ama de casa, de la mujer trabajadora, el voto del trabajador y la trabajadora honesta, el voto de el y la estudiante de instituciones públicas y privadas pero que habita en el barrio, que viene del barrio, que viene de ser excluido, debemos proponernos la campaña “Ni un voto mas a la oligarquía” y solo así consolidaremos la revolución



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3043 veces.



Edgar Carmona Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: