En conmemoración del Natalicio del Comandante Supremo Hugo Chávez Frías

Al Robinson, que convirtió el Grano de Mostaza, en inmensa montaña azul, Inquebrantable y Gallarda. Al M/G. Jacinto Pérez Arcay

“Sólo un idóneo liderazgo con vocación de apostolado podrá inducir al pueblo a que se esfuerce en conocer sus gloriosas tradiciones; sólo mediante la enseñanza y la predicación con el ejemplo y una voluntad política unitaria podrán los hombres potenciar y elevar su intelecto y su moral, su mística y espíritu nacional y solo concienciados podrán defender su Patria”

Extracto del discurso del M/G Jacinto Pérez Arcay, en conmemoración del 182 aniversario  de la  partida física del Padre y Alfarero de Republicas.17DIC12

Muy pocas veces, quizás, pero muy pocas veces.Se tiene el privilegio de contar, en estos días de Julio, mes de patria, de Arengas, de Victorias y de Batallas. Con la figura paternal, de hombres necesarios, imprescindibles, fraguados allí, en los arcanos del conocimiento. Que distinto, a los mercaderes del templo de nuestras universidades, plagadas de mercenarios,  vendiendo el conocimiento y degradándolo a su máxima expresión. Que delito tan infame, quitarle a la juventud, los sueños rebeldes, libertarios, el amor de levaduras y llamaradas; que pequeñez, los asesinan día a día, hora a hora, son pues cadáveres vivientes, trausmantes.

Pero hay hombres con vocación de apostolado, que nos han permitido elevar y potenciar el intelecto. Que saben convertir el Grano de Mostaza, en inmensa Montaña, expandir nuestro espíritu y llenarlo en las inmensas llanuras patrias. En las advocaciones de Pichincha, Ayacucho, Boyacá y Carabobo, en la templanza del centauro llanero y sus lanzas como apéndices de sus propios cuerpos.

Es el Robinson contemporáneo, aquel que nos moldeo al gigante de Hugo Chávez en tiempo perfecto, postrero y de eternidades, viejo soldado mentado mil veces por aquel prodigioso alumno, de cuentos de arañeros, del hermoso himno del Batallón de los Bravos de Apure, canto a la vida y al amor a la madre patria. Tú le enseñaste M/G Jacinto Pérez Arcay a transcurrir por los sacrosantos recintos de la patria del gran Bolívar, aun conociendo ya de antemano las horas contadas y vividas en extremo. Tiene razón mi M/G Jacinto Pérez Arcay cuando aquel 08 de Diciembre nos dio su arenga para continuar la batalla, y nos recordó que por ahora, ante nuevas dificultades, el pueblo debe mantener la unidad, la lucha, la batalla y la victoria. Solo tú, viejo soldado con centurias de luz, fuiste capaz de traernos y habitar entre nosotros a otro guerrero de luz, con él no se cumplió la teoría, de que “Los grandes Hombres, están a leguas delante de los pueblos”. Lo decía en su libro el escritor Francisco Herrera Luque para mostrarnos la tragedia de mi general Simón Bolívar. Como mi Tte. Pedro Camejo infligido su humano cuerpo de heridas escondidas, regreso para decirnos “Les amo Pueblo mío, gracias mil gracias por contar con su amor” no me he consumido, me he convertido al igual que Túpac Amaru en millones.

Cuando hoy los Bolivarianos nos preparamos con tristeza profunda para conmemorar su cumpleaños, quiero colocarun extracto de tu discurso en conmemoración de los 182 años de apagarse nuestro hacedor de repúblicas. “Alguien decía que la felicidad no está en llegar a la cima y eso es cierto: la felicidad está en cada paso del camino..., en la forma espiritual de cómo hagamos el camino, aunque nunca lleguemos a la cumbre...! ¿Cómo, entonces, haremos el camino? ¡Con el alma, que va más allá de la historia de la vida; y somos felices porque estamos luchando por amor a los demás, batallando por nuestros ideales..., por la Justicia que es la que conserva la República; y…, si no llegamos a la cima, no importa, ¡que lleguen nuestros hijos a la Venezuela bonita de la que hablaba y cantaba Alí Primera”.Hemos comprendido mi M/G Jacinto Pérez Arcay, que no es necesario buscar,ni andar detrás de la riqueza material, por el contrario cada día debemos buscar afanosamente la riqueza espiritual, que conseguimos o hallaremos en los libros, en tus libros, en los libros de los que escriben para elevar el espíritu y fortalecer la conciencia, el amor de la patria.

¿Qué es pues la felicidad? No es aquella que tanto pregono Hugo Rafael; “La felicidad de la patria se construye colectivamente”. El comandante supremo logro de igual forma, transformar a un pueblo arrodillado, sumiso y lejos de la senda que jamás debió abandonar. A la fuerza Armada Bolivariana la regreso al decoro, al honor y a los principios del árbol de las seis raíces, mi Fuerza Armada Bolivariana, independentista, libertaria ya no será más secuestrada para convertirla en perro cancerbero de poderosos e imperios.

Gracias mi M/G Jacinto Pérez Arcay por enseñar enseñando, allí está tu obra, y estará toda regada por Venezuela, porque todos somos Chávez, los Bolivarianos, que sentimos como esa llama se mueve en nuestra alma.

Chávez Vive, y Vivirá siempre en cada centímetro de esta tierra Bolivariana.

*Capitan

 

Albatrozve10@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1386 veces.



Rosmer Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a171472.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO