El MAS sigue en su crisis de identidad política

La historia del MAS desde el 98 para acá es recurrentemente la misma: una militancia de base atraída por el proceso revolucionario que cabalga Chávez y una dirigencia oportunista que sigue haciendo maniobras para no quedarse sola. Eso fue lo que hizo en el 98 cuando su candidata presidencial era Irene Sáez, mientras la base masista no ocultaba sus inmensas simpatías por Chávez. De allá a aquí, hemos visto como la realidad de un proceso, que muchos no se atreven a denominar revolucionario, jalona no sólo la militancia del MAS sino parte de su historia, produciéndole sus distintas ubicaciones y rompimientos dentro de sus filas. Reflejos de base que aún se mantienen y que pueden colocar al MAS a las puertas de un nuevo desmembramiento. Y la cosa sigue, por más que Puchi y Mujica continúen en sus intentos de evitarlo. Ahora surge otro sector que hace un llamado de reencontrar al MAS con el Socialismo, las posturas de izquierda y, por supuesto, a empalmar con Chávez. Frente a esta posición, que Mujica pretende calificar de individual o que responde a intereses personales, se abre nuevamente la discusión sobre los orígenes políticos del MAS. Que bueno que se repite esto nuevamente en el MAS y que se intente aclarar las cosas... para ver si se pueden entender posiciones como la de Mujica hoy en el vespertino El MUNDO: “Algunos no quieren entender que peleamos contra un Estado y un gobierno aliado y que la oposición debe dar la cara por los que firmaron, marcharon y votaron el 15 de agosto” .


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3550 veces.



Juan Afonso


Visite el perfil de Juan Afonso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: