Carta de un minero

Casi todos los mineros tenemos alguna marca en el cuerpo de los agentes de seguridad

Mi hijo me enseñó la carta de un compañeru sobre los mineros y me animó a dar mi punto de vista y este es el resultado:

1º) Es cierto que el dinero de los fondos mineros se gastaron en obras inútiles como denuncia el compañeru. ¿La culpa? Siento decir que la culpa no es de Gabino (PP)y sus farolas y Felgueroso (PSOE) y sus mega-obras. La culpa, en primer lugar reposa en los hombros de los asturianos. Hemos asimilado, porque nos han repetido hasta la saciedad, que "dependemos" de los demás para vivir y, claro, mientras corren los millones todo va bien pero cuando esto se acaba vienen las ostias.

Los asturianos con nuestros votos, o abstenciones (somos los más abstencionistas del estado) hemos permitido que PSOE y PP se intercambien en los gobiernos en una carrera para ver quién construía la carretera más cara, o el edificio más inútil.

Y siento decir que la excusa de "nos engañaron" no es válida.

Mi hijo, que tiene mucha inquietud por la política, lleva avisándome de esta crisis desde hace por lo menos 5 años y que los fondos mineros serían recortados. Él fue el que me enseñó que la política del PSOE ya hace años que no es de izquierdas y que el voto útil no es votar "a estos para que no salgan los otros que son peor" sino que tener la conciencia tranquila de que con tu voto no hay nadie lucrándose o, lo que es peor, nadie es despedido por él.

Otro de los culpables es la justicia. La malversación de fondos públicos, la entrega a dedo de obras, los sueldos millonarios... no han tenido la más absoluta respuesta de la justicia. Aquí nadie investiga a nadie, a no ser que en una movilización obrera rompas una cámara de tráfico, en tal caso si, la justicia se vuelca y manda a dos sindicalistas a la prisión. En verdad que no entiendo la utilidad de este sistema de justicia dependiente de los grandes partidos.

Los terceros culpables son los sindicalistas profesionales de, sobre todo, SOMA y tambiéń CCOO. Personificado en el Señor Villa que aunque juró que nunca se cerrarían las minas luego firmó el cierre a cambio de la gestión de miles de millones de euros. Con su actitud desvirtúan el sindicalismo y la mayoría de las veces traicionan a gran parte de sus bases, auténticos compañeros, con palabra y que no buscan el bien propio.

2º) Es normal hablar de ayudas al sector. Bien, hasta la entrada en la Unión Europea los asturianos vivíamos de la metalúrgica, del campo y de la pesca. La unión europea mandó cerrar las minas, reducir la cuota de leche y de pesca. A todas vistas un suicidio económico. A ver que región del mundo es capaz de renunciar a TODO en pocos años y reconvertirnos en dios sabe que (museos y turismo rural).
En un país normal hubiéramos echado a los firmantes de este acuerdo a patadas pero no somos un país normal.

3º) No merece la pena hablar de lo que pasó en la guerra civil, muchos trabajaron gratis para levantar lo que Franco destruyó, el problema es que nunca se juzgo a los culpables y vivimos en un estado continuador de este.
Con sus mismos jueces, políticos, jefes de policía y militares que años atrás nos juzgaron, persiguieron, apalizaron y amenazaron no podemos pedir avances democráticos. Ya ni entro a valorar al jefe del estado.

4º) En cuanto a las prejubilaciones también me gustaría recordar que este mismo año la banca ha firmado un acuerdo con el estado para la prejubilación de miles de empleados a los 55 años. No seré yo quien cargue contra un trabajador pero como entenderéis me parece injusto que un trabajador de la construcción tenga que trabajar hasta los 67 años mientras una persona que realiza su labor sentado lo hace 12 años antes... y los mismos que piden que se cierren las minas piden que se salven los bancos para salvar al sistema, curiosamente.

5º) Un mundo que se basa sólo en criterios económicos llega a situaciones como en la que nos encontramos. El carbón de fuera es más barato porque esta basado en la esclavitud, con todas sus letras. Un minero rumano gana 300€ y ya que criticamos las fabricas de Nike con mano de obra esclava también debéis saber sobre que se asienta nuestro "bienestar". Además este carbón concentra el dinero en mucha menos manos que el autóctono porque al precio que llega aquí es casi el mismo. Por cierto, este carbón contamina más que el autoctono porque a la quema hay que sumarle el transporte en grandes cargueros que no funcionan con agua precisamente.
Si dependemos del carbón de fuera, que pasará cuando decidan subir el precio y por lo tanto la luz... ¿nos quejaremos entonces?

6º) Sobre la violencia de los mineros... Conozco mujeres que fueron rapadas por estar casadas con comunistas, hombres que fueron tantas veces apalizados que al final ni les dolía, cientos de familias a las que les mataron algún familiar, casi todos los mineros tenemos alguna marca en el cuerpo de los agentes de seguridad... Esta es nuestra historia y con ella hemos crecido: Un estado que nos ignora, odia y explota y para una vez que conseguimos grandes avances nos engañan, nos roban y nos mandan policías de fuera (los de aquí son muy "blandos" con nosotros) a decirnos que la única forma correcta de protestar es quedarse en casa gritándole a la televisión.

En verdad me da igual lo que diga esta gente que anteriormente usó los mismos argumentos (libertad de circulación, ocupación de espacios públicos..) para cargar contra jóvenes indignados y pacíficos en las plazas.
Sabiendo que su solución no va a ser otra que mandarnos agentes a golpearnos no pensareis que todos nos vamos a quedar quietos esperando a que nos rompan la cabeza. Ellos mismos son la prueba de que no nos dejan otra forma para arreglar esta situación.

7º) Los asturianos nos hemos acostumbrado a vivir con los hijos lejos, sabiendo que seguramente nunca volverán a vivir aquí antes de nuestra muerte.
Estos son los privilegios de ser asturiano: una historia de lucha, que ni una dictadura de 40 años consiguió destruir, pero que la democracia ha convertido en un parque temático donde si no tienes un carnet de partido y eres joven tendrás que marchar a enriquecer con tu juventud y estudios otras tierras.

Y si fueramos un país normal empezariamos a plantearnos volver a hacer una revolución pero de las de verdad, y esta vez asegurarnos de vencer o de morir todos en el intento.

* Juan Muñiz, minero, prejubilado de HUNOSA e indignado.

http://www.glayiu.org/?accion=ver&tipo=noticia&id=15821


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3444 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas