Cuesta creer Mario Villegas

 En un artículo publicado en su portal telemático Noticias 24, el periodista Mario Villegas hace referencia sobre algunos “desvariados” individuos o grupitos de la oposición “…quien pueda ver en Hugo Chávez una mejor opción que la que, con sus virtudes y sus defectos, representa Henrique Capriles Radonski  para Venezuela”. Y tomando el inicio de este escrito de Villegas, cuesta creer que personas como usted, su hermano Vladimir, Teodoro Petkoft, Pompeyo Márquez, la gente de Bandera Roja y otros que de alguna manera eran referencia de la izquierda venezolana (juntos a los asesinados por la democracia puntofijista) desde la mas “suavecita” hasta la mas beligerante o reaccionaria, tengan en Capriles Randosky el carajo que reivindique a la clase trabajadora y le de al pueblo desfavorecido, las mismas oportunidades y privilegios que hemos tenido nosotros, los que venimos de esa clase trabajadora, de padres trabajadores y con una gran solvencia en valores, sobre todo, en ser desprendido en lo material y humano hacia los mas necesitados, pero que les tocó situaciones muy duras en la “democracia puntofijista” para criarnos.

 Usted manifiesta que  “…Capriles será un cambio progresista, incluyente, conducido con energía hacia puerto seguro y estable, sin traumas, orientado hacia la justicia pero sin venganzas ni cacería de brujas contra quienes albergaron esperanzas en Chávez”, olvidándose del origen de este compatriota y quienes lo flanquean: Omar Barboza, Osvaldo Álvarez, Ramos Allup, Mendoza el de la “basura de VTV” y el otro, el corporativo alimentario de la harina y la cerveza, los justicieros como el megalómano de Leopoldo López, el embaucador de Ismael García, los especuladores y explotadores de la familia Zuluoga, entre la variopinta actoral de la mas recalcitrante derecha, que en sus dias de fama del 2002 y 2003, hicieron lo que contrariamente dice usted que ahora profesan: fueron vengativos,  traumaron la psiquis de los venezolanos y venezolanas con los medios (su hermano Vladimir estuvo en el “rescate” de VTV y ahora defiende a los que fueron partícipes de la “masacre mediática” del 2003) , cazaron brujas y gente que no tenía que ver con el ocultismo, en fin la agenda escondida a voces que Capriles y su entorno se les “chispotea” de vez en vez, sin ningún desparpajo.

 ¿Qué usted y la izquierda añeja y mediana en tiempo y espacio no comulguen con lo planteado por el Camarada Chávez? Se entiende. Personalmente he sido crítico de situaciones y decisiones que no comparto ni compartiré porque han sido desviaciones ostensibles que le han hecho mucho daño no solo a lo que denominamos “El Proceso Bolivariano” sino a ese pueblo que con una gran esperanza y confianza, es el receptor de los beneficios y de los desaciertos de quienes gobiernan. En mi caso, desde los años 92 al 95 sufrimos persecuciones, allanamientos, burlas, amenazas a nuestra vital existencia y detenciones aquí en el Zulia por ser partícipes activos (no mediáticos) de lo que Chávez representaría para nuestro pueblo.  Pero, me ha dolido mas las acciones de los enquistados dentro del actual proceso y eso lo he hecho saber a través de mis escritos, porque considero mas enemigos a los que internamente deambulan, que a los mismos factores de la oposición. Pero, con sus bemoles no me bajaría de este barco, porque este gobierno ha sido el único que ha rescatado la agenda social-humana y ha reivindicado en gran medida a nuestra Nación-pueblo levantándole el ánimo. Hasta la inconforme (y hasta desconsiderada) clase media ha tenido un repunte en su modus vivendi y hemos visto emerger una nueva, que se ha sumado al remanente que sobrevivió de los quinquenios de la democracia de la guanábana. Por otra parte, Chávez al desmontar la vieja guardia puntofijista, ha permitido que la derecha se haya oxigenado con noveles actores, pero desafortunadamente con los mismos viejos asesores que ven en estos “frescos” rostros una prolongación de sus apetencias.

 Por eso apreciado compatriota Villegas, cuando vemos que en su portal noticioso (Noticias 24) la fétida y funesta visceralidad con que escriben la “clase culta venezolana” de manera descontrolada, no solo en contra del Camarada Chávez sino en contra de los que alientan su salud o logros de pueblo, veo reflejado en esos opinadores, el discurso de Capriles que usted defiende como alternancia de justicia social. Es por eso, que respeto su contrariedad hacia Chávez y el Gobierno Bolivariano, pero nunca entenderé su prestancia a querer hacernos ver que gente de la izquierda que se nutría de la primaveras revolucionarias europeas, de la aparición o el surgir de las luchas indígenas contra los terratenientes esclavistas, de los cantos y la brega en contra de las dictaduras del Sur Latinoamericano; ahora respalden una tendencia cuyo origen tienen mucho en común con Pinochet. ¿Qué Chávez tiene mucho tiempo mandando y es un dictador como lo dice el “niño Jesús” Álvaro Uribe, asesor de Capriles? Eso lo decide el pueblo y si el pueblo lo refrenda como usted y yo y todos los venezolanos sabemos que va a pasar, será una “dictadura” del pueblo.

 Espero camarada Villegas, que en su portal sea usted el que nos ilustre de igual manera los motivos que tendría el pueblo para no votar por Capriles (sus defectos y de quien lo acompaña)  y valorar lo que usted considera positivo o negativo de las alternativas, lo que se pierde y lo que se gana al juzgar ambas partes que serán sometidas al sufragio popular el 7 de octubre. De esta manera, usted actuaría mas como un periodista con visión amplia para la discusión política y no con una subjetiva visión tarifada, como ustedes endosan a otros periodistas y otros medios.

No más por hoy.

Sin Chávez no hay revolución, porqué Chávez es la revolución.


cajucont@gmail.com

cajucont@hotmail.com

cajucont@yahoo.com.mx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Carlos J. Contreras C.


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: