No caer en Triunfalismo y Derrotar la Abstención tareas urgente de los Revolucionarios

La lectura de las encuestas no debe auspiciar el triunfalismo en la fila de la revolución, si bien es cierto que hasta la fecha varias encuestadoras, unas muy reconocidas, otras con larga trayectoria y alguna poco conocida, han dado una brecha a favor del presidente Hugo Chávez de entre 28 y 33.1 % esto no debe generar que el triunfalismo desmovilice la organización y la maquinaria de las fuerzas chavistas.

En estos momentos nuestro compromiso fundamental es seguir fortaleciendo el trabajo de la revolución con los sectores populares. Allí debemos seguir centrando los esfuerzos porque son la mayoría y porque en los últimos años se expreso un malestar en ese segmento de la población. Si los sectores populares se abstienen puede decidir las elecciones presidenciales. En evitar la abstención de los sectores populares chavistas debe centrarse la atención, de todos los revolucionarios dentro del PSUV y el Gran Polo Patriótico.

No podemos subestimar la capacidad de movilización electoral de la oposición. Grave error cometeríamos en olvidar que históricamente se movilizan por el odio inyectado por las campañas de miedo y guerra sucias un número importante de electores en contra de la revolución bolivariana. La primera lección de este escenario fue el año 2007 (derrota Reforma Constitucional) se cometieron graves errores de sub-estimación de las fuerzas de la oposición y sobreestimación de fuerzas propias por parte de la alta dirección de la revolución bolivariana. Estos mismos errores se cometieron en el evento electoral que significo la recuperación decisiva de votos por parte de las fuerzas de oposición (Elecciones parlamentarias 2010). No importa quién sea el candidato opositor (Burgués, Homosexual, Fascista, sin discurso) la población anti-Chavista saldrá a votar. Recordemos que personajes despreciables como Ledezma y Pérez Vivas fueron electos igualmente y nos ganaron elecciones.

Para garantizar una victoria contundente se requiere que nuestro candidato Hugo Chávez necesita obtener una votación superior de 8.000.000 de votos para garantizar una brecha de ventaja Superior al 10% en un escenario de baja abstención. Debemos tener claro que La diferencia o ventaja a favor de Chávez no puede ser en ningún caso menor a 1.000.000 de votos, pues esto supone entrar en una situación de alto riesgo político y escenario de violencia en el país pues los factores internos y externos de la contra revolución no aceptarían los resultados. Para ello es necesario que el comando de campaña Carabobo en todos sus niveles diseñe todas las estrategias necesarias para derrotar la abstención en los sectores populares mayoritariamente chavistas que por el ambiente del triunfalismo que generan las encuestas se abstengan de votar, además de garantizar que la maquinaria electoral logre movilizar la mayor cantidad de la población Chavista.

Una victoria Contundente para la Revolución reeligiendo al Presidente Hugo Chávez se logrará derrotando nuestros 2 principales enemigos: El triunfalismo y la Abstención de las bases populares.



Twitter: @YormanMontero


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1830 veces.



Yorman Montero Díaz


Visite el perfil de Yorman Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: