El dilema de la clase media

Vivo en un sector clase media, a diario me encuentro con vecinos, y siempre intercambiamos impresiones del acontecer político, o de cualquier tema que ayude a romper la formalidad del saludo.

Todos vivimos con atrasos en el condominio, rentas de teléfonos vencidas, mercados incompletos, llamadas de los suscriptores del cable, correos de los bancos recordando las cuotas vencidas, y todas esas pequeñas angustias.

Esas ansiedades forman parte de los martirios existenciales de la clase media, su misma conformación sociológica, es un dilema. Ubicada justo en el medio de los pobres y los ricos, emocionalmente tiende a identificarse con los valores y el modo de vida de las élites.

Las angustias de este sector han aumentado al ser escogido como conejillo de indias por la multinacional de la propaganda, para aplicar los principios de una guerra simbólica que le impide racionalizar las ideas objetivas.

Los argumentos más comunes esgrimidos: es decir: que el gobierno no ha hecho nada por ellos, todo lo hace por los pobres. Lógicamente para cualquier estado del mundo los más desasistidos tienen que ser prioridad.

Podemos añadir que ningún presidente ha hecho tanto por la clase media como Hugo Chávez. Este gobierno prohibio los créditos indexados, y las cuotas balón promulgando la ley del deudor hipotecario.

Gracias a la iniciativa gubernamental se elimino la práctica del anatocismo que le permitía a la banca cobrar intereses sobre el interés de las tarjetas de crédito.

La revolución Bolivariana aumentó la política habitacional, y democratizó el acceso al crédito para adquirir vivienda propia, diseñó planes especiales con financiamiento para viajes de turismo, financió la compra de vehículos, instaló Centros de Diagnóstico en las zonas medía de la sociedad.

Mario Benedetti, escribió un célebre poema llamado clase media que en una de sus estrofas dice:

“Clase media

medio rica

medio culta

entre lo que cree ser y lo que es

media una distancia medio grande..”.

Ese es el gran dilema mientras los pobres se acostumbran a la subsistencia, la clase media quiere ser eso que las revistas Hola, Life le enseñan a ser, es decir aquello que nunca podran ser.


figuera-prensa@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2807 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: