Todas las clases proletarias y todas las clases capitalistas

Para no dejar de existir, la libertad del ser humano, paradójicamente, se ha visto obligado a aceptar la desigualdad que emana de las clases sociales producto de la inequidad política, gestión que evita la fusión social, los pueblos espantados ante la enormidad de esta empresa rehúsan gobernarse a sí mismas, con el tiempo ahondaron la incapacidad de aceptarse y afirmarse como institución, lo cierto es que, en su historia, las mujeres y los hombres han sabido que su libertad política, soberanía y capacidad está en la representación, así, el autogobierno es un mito impensable para el común de las personas, unos cantando alabanzas otros maldiciendo forma en que la humanidad ha sobrevivido en clases sociales.

Parecería que los socialismos no son modernos por naturaleza, las revoluciones si lo son, una y otra vez dan oportunidad al despliegue del socialismo provocando situaciones favorables para interiorizar los principios de la vida humana, pero, el socialismo mal preparado, sometido a vejámenes reformadores degrada en una nueva clase la igualdad sugerida con la economía productiva, haciendo del desarrollo social un complejo acontecimiento que siempre parte desde lo más alto a lo más bajo.

Parecería también que el sometimiento colonial de las culturas ha frenado los cambios, las estructuras siguen siendo míticas igual que la demagogia en los discursos políticos, dialogo contrapuntístico entre sociedades sostienen y potencian las clases sociales en un comportamiento conflictivo de estructura esquizoide. ¿Cuál es la autodeterminación nacional que acompaña las exigencias socialistas en los movimientos revolucionarios de países sojuzgados interna y externamente por el imperialismo? Es una política socialista unilateral por ser el resultado de una aplicación mecánica de la idea según la cual, la cuestión nacional al igual que los asuntos sociales-políticos, es básicamente una cuestión de intereses de clases confundidas por la contradicción de las clases proletarias con las clases capitalistas.

Se parte de una selección de principios e inocencia histórica que por una conciencia científica. Se traduce en dogmas que rehúyen el origen y condena el irrealismo de la clase proletaria surgida del poder gobiernista y los que se aprovechan de ese gobierno dejando casi en el mismo sitio a esa mayoritaria clase romántica y revolucionaria que se queda por tener una mentalidad nada realista, por ser seguidora e ingenua, esta nueva clase proletaria es convertida en hereje principal y acusado predilecto de la burguesía capitalista por la falta de reflexión científica; coloca en  discusión la retirada de los socialistas hacia el nacionalismo espontaneo que nos caracteriza, llegamos incluso, a ver a estos como culpables involuntarios de esta catástrofe que fomentan las clases bajas, medias, altas y nuevas, distraídas en una actividad que pudiera ser más realista y menos belicista.

Llama la atención la nueva clase proletaria con influencia política, económica, que surge de las revoluciones como un hecho que trastorna el socialismo formal o propio o substancial, de la estructura técnica con el proceso ideológico que no reorienta la producción- consumo.

Las distintas épocas no han cambiado el establecimiento de las clases sociales, la clase media es la que sufre más mutaciones dependiendo del fracaso o éxito de los gobiernos, las clases medias son las que más compiten por sus variaciones, los pobres “ascienden” a la clase media cuando superan la pobreza material o la clase media desciende a la clase baja en tiempos de crisis, son hechos reales que inciden por las muy variadas presencia del capitalismo regido por un pequeño segmento de la población mundial oligarca, dominante, exclusivo, de la riqueza social de un planeta globalizado.

Cultura o costumbres, trabajo, vivienda, educación, salud, recreación, son los elementos en los que se refugian las clases sociales porque aparecen en su exclusividad para la vida efectiva de la humanidad, pero, la política y las religiones juegan un papel determinante en la composición cultural, en el capitalismo y en las religiones las clase sociales están definidas, en el socialismo existe hipocresía cuando se menciona a la nueva clase, elite, que surge del poder gobiernista con apariencia sencilla no humilde, esconde la influencia política con la que trepan hacia “arriba” en el escalafón de las clases sociales ¿si es una nueva clase donde la ubicamos cuando ya son blancos por la falta de sol y porque han salido del barrio que los vio crecer y porque ya no reconocen a nadie de esos extractos, donde los colocamos?

Tanto las clases proletarias como las capitalistas para sentirse involucrados colectivamente tienen que ser íntimos y fieles, esa la ideología de salvación para el género humano,  esfuerzo de la vieja Iglesia del Vaticano para el pueblo de Dios, esfuerzo ampliado, universalizado para sostener las diferencias humanas según la raza, dinero, educación, vivienda, salud y recreación, es el sentido único propuesto por el sistema a cargo de la globalización; en el socialismo la nueva clase que surge hereda y apetece “subir” hacia la clase inmediata superior, modo dominante de la reproducción de la riqueza por la ignorancia personal.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2754 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: