EL PSUV en Anzoátegui, ¡Que Dolor de cabeza!

A varios meses de haberse instalado el equipo de los 15 en Anzoátegui, muy pocas cosas han pasado. No se sabe a ciencia cierta, si realmente los 15 delegados del estado existen o no existen. El dilema de ser o no ser lo atraviesa una especie de flojera institucional partidista que se justifica entre muchas responsabilidades burocráticas y una que otra reunión de la cual se sale sin brújula y sin un plan de acción. Los 15 parecen que se encuentran para sentirse que son parte de un grupo de personas y al verse ocasionalmente con los otros de otros grupos, se enteran que existen, pero nunca junto a otros camaradas en un proyecto de trabajo que nos permita recuperar la vitalidad y el protagonismo.

Las líneas estratégicas de acción política duermen con un bebe después haber tomado su ducha del medio día e ingerir el respectivo tetero de sopa. Es un sueño de bebe y en condiciones de ser profundo. Caracas no ha dado las orientaciones y mientras tanto, continúan disfrutando de la tranquilidad que el sueño le produce. No hay, según parece, la probabilidad de otros 26 de septiembre porque el no volverán, es lo que siempre han oído y están muy seguros, que después de ese 26 septiembre, está descartado otro evento similar.

Algún camarada reprochará este enfoque y se dirá que exagero un poco, porque desde su lado, él si encuentra y observa la respectiva evidencia de aplicación de las 3R al cuadrado. Se argumentara desde esta visión, muy contraria a la situación que me propongo sostener sobre el equipo de los 15 en el estado Anzoátegui, que por lo menos hubo una revisión en la Alcaldía de Peñalver y aún no se tiene plena seguridad de cuánto es la probabilidad de observar en el breve tiempo, la opción de rectificación y reimpulso. La intervención en la alcaldía de Peñalver es un hecho, que desde esta visión optimista, es suficiente lección y ofrece garantías para que no haya otra pesadilla parecida a la del 26 de septiembre.

Bajo este razonamiento que me coloca como un exagerado, diría que en este caso; los 15 miembros del equipo de Anzoátegui encontraron a un caso para desactivar toda posición crítica. Axel Rodríguez, que debe ser auténticamente uno de los alcaldes peores del país encontró la horma de su zapato y se ha convertido en una especie de “conejillo” de india para intentar con cierta tardanza, la misión de conducir un experimento de acción socialista en un municipio. No dejando de tener mucha razón con la intervención en la Alcaldía de Peñalver; el equipo de los 15 en Anzoátegui ha optado por la conducta que supuestamente le cargan al avestruz de enterrar la cabeza para no dejarse ver en tal mala actuación o para estar convencido que no lo están viendo.

Continúa siendo muy fácil realizar concentraciones públicas en plazas del estado, porque empujar a los funcionarios para que acudan a estas concentraciones no es una práctica de alto contenido ético y además no permite apreciar por donde va la procesión. Fue también relativamente fácil realizar las jornadas de supuesta discusión a las líneas políticas de acción del PSUV, porque también había un público o mercado cautivo y no requería de mucho ingenio y desarrollo de liderazgo. Después de estos dos acciones, que supongo son muy fácil de realizar porque no supone despliegue de creatividad y liderazgo, no está visible el accionar del equipo de los 15, que muy sinceramente, está lejísimos de ser un equipo político de conducción y orientación. En el mejor de los casos y por lo que se he dicho, más que un equipo de trabajo de dirección y conducción es un grupo de personas que asisten a reuniones para dar sus respectivos discursos.

Aunque se pretendió decir que se habló de la pesadilla del 26 septiembre, verdaderamente el asunto no fue tratado como problema aunque esa pesadilla pudo dar motivo para que el equipo de reunión se reuniera, hablaran y no se comunicaran entre ellos. Hablaron, no discutieron ni trataron el problema y la militancia se quedó sin una explicación sería y precisa de esta pesadilla. Se conoce en toda la geografía del estado que el único mal alcalde es Axel Rodríguez, pero por una temprana falta de legitimación del equipo de reunión de los 15, no se observa con suficiente fuerza para encontrarse los otros malos Alcaldes del estado y mientras tanto, la posibilidad de una nueva pesadilla parecida a la del 26 de septiembre, es un escenario a tener en cuenta, pero que no deseamos.


narcacala@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2239 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a127046.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO