La importancia de la utopía en el pensamiento revolucionario

La amable y compleja figura de la utopía política de izquierda cuya trayectoria  no discurre estable sufre de descalabros intelectuales, ideológicos, bajo la etiqueta de procesos en los cuales el capitalismo y el Vaticano, asumen al marxismo solamente como análisis de la sociedad, de ninguna manera como doctrina del sistema, así han pasado siglos dialogando definiendo la identidad del comunismo y del socialismo como enemiga del desarrollo social y del crecimiento económico. Clara estrategia empleada hasta hoy.

El pensamiento humano esta llenos de coordenadas marxistas llamadas por alguien utopía que no es otra cosa que esperanza. Es indudable que el marxismo es el ideal de la esperanza de los pueblos.

Hasta hoy la democracia nos queda debiendo, requiere una reestructuración estratégica como la revolución socialista la practica, en donde la doctrina actúa solamente como una lejana orientación y como soporte mítico porque no concuerda con el futuro de la sociedad moderna determinada por la naturaleza, la tecnología, la comunicación, que inciden en la cultura económica.

Verdadero enjambre que gusta del cambio solidario acompañado del drama. La humanidad tiene miedo y esperanza de la política y de la Iglesia desprestigiada a quienes se culpa de todos los errores de la humanidad a lo largo de la historia.

Realidad y ficción siempre estarán ligadas. ¿Cuántos miles de millones de personas no desean que Dios se haga hombre, con el permiso de las mujeres, para definir la realidad de Jesús, luchando contra la opresión y, los marxistas concretando la libertad? Conjunción teórica y práctica que requiere la humanidad. Esperanza y utopía  a la vez.

La utopía, que gobiernen los ángeles y sabios para la solución de los mayores escándalos de la tierra. Las crisis económicas verdaderas maquinaciones de la mafia del G7, desempleo, pobreza, ignorancia. Política activa respecto a América Latina, Asia y África, en perfecta concordancia con la casa blanca llega en  una grosera actitud para esa masa de la población mundial compuesta por negros pobres, asiáticos y latinos que no tienen una organización unida en quien cobijarse. Protesta al silencio cómplice racista y xenofóbico. Adicción por la grosería y la agresión lamentable contra el sur del mundo que el Vaticano defiende con lucida nobleza.

El G7, las monarquías europeas y mediterráneas, la jerarquía eclesiástica, las oligarquías de las sociedades desarrolladas nos llaman “los de abajo”, los oprimidos que viajan constantemente a las naciones ricas para que estos practiquen la xenofobia publicada por los medios de comunicación y propaganda a una advertencia de la cruel practica de intolerancia, cultura del mundo desarrollado, conducta antiquísima perfeccionada desde la colonia aboliendo la esclavitud por la libertad vigilada. El dialogo no soluciona nada, otra utopía que encadena al mundo.

El dialogo es importante a nivel familiar, en la vecindad, en asuntos de novios, enamorados, el dialogo funciona hasta el alcalde o gobernador del mismo partido, los gobiernos no dialogan con el pueblo solo es un simulacro de dialogo, peor dialogar con países vecinos, a nivel regional estamos sujetos a la democrática mayoría en donde el dialogo se dilata, ni hablar de dialogar con el G7 solo el G20 se reúne una vez por año el resto de naciones hace lobby en la casa blanca.

No puede caer mas bajo el presunto dialogo político con Washington, no puede ser mas contundente la realidad del tercer mundo primero, naciones subdesarrolladas luego, y naciones en vías de desarrollo hoy, conservando la pobreza mental nacida en el tercer  mundo y desarrollada como mentalidad en vías de desarrollo.

Toda la historia del socialismo es la historia de ese frustrado dialogo. Se inicia el dialogo defendiendo nuestras verdades, pero, ellos son los dueños de las patentes tecnológicas, para dárnoslas tenemos que aceptar imposiciones económicas, comerciales y políticas. No hay dialogo solo se nos dice desde la escuela que el dialogo es importante…la Iglesia lleva 2000 años dialogando, el imperialismo va por los 70 años tratando de dialogar con imposiciones y los del sur estamos donde ellos quieren como abastecedores de recursos naturales nada mas. Es el dialogo de la entrega total, es parte del esclavismo moderno que no permite el marxismo radical.

Carlos Marx dice:”la naturaleza esta esperando la verdadera resurrección del hombre” resalta la angustia humana de siempre. Compromiso socio político y critica a la prostituida democracia y a su liberación de concepto ¿el totalitarismo es capitalista o socialista? Ideologías en pugna que no glorifican al pueblo, masas utilizadas por políticos para sacrificarlo a fines ajenos de las necesidades reales insistiendo en la ambigüedad a la hora de practicar la democracia confundiendo incluso la resistencia. 

La resistencia es la capacidad para resistir o la capacidad para oponerse a la acción de otra. Resistir es ir para adelante, es un llamado potente, interesante que llena el conocimiento y la convicción. Resistir es  una realidad con los ojos puestos en el futuro, es responsabilidad del camino a seguir, es luchar contra la farsa de la política revolucionaria. 

Es un presente conflictivo por la lucha de clases que siempre exige lo mismo para no concretar nada. Reivindicación de los oprimidos así como su liberación, legitimo desde todo punto de vista. Dividido en generaciones los lideres con arreglo a su capacidad de influencia ligan la teoría mas no la practica de esa manera camina nuestros procesos estancados en la  igualdad de los derechos humanos, salud y educación gratuita, se acabo el cuento, lo demás: industrialización diversificada, soberanía alimentaria, empleo, vivienda, ahorro y conocimiento social, es materia de la utopía para el pensamiento revolucionario. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8608 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad