Respuesta a Diosdado Cabello

La cooptación y la derecha “endógena”

DIOSDADO CABELLO 

Diosdado Cabello es parte del grupo de mayor confianza del Presidente Chávez. De los que se rifaron el pellejo con él cuando nadie daba un centavo por el proyecto que el Comandante acunaba en su corazón, en los tiempos cuando se difundió la leyenda de que en las reuniones, Chávez dejaba un asiento vacío para que, simbólicamente, se sentara Bolívar. Este militar progresista fue vicepresidente y su sonrisa se vio sincera cuando le devolvió el Coroto al Presidente el 13 de Abril de 2002. Antes de eso, según decía una fuente muy bien informada, era Diosdado Cabello quien “sentaba ministros” en sus puestos, y los quitaba. Y después su poder no ha hecho más que aumentar. El Comandante ha confiado en él para esas cosas. Ha sobrevivido a traiciones, brincos de talanquera y la leyenda cuenta que quien se mete con él o con sus intereses es “hombre muerto” políticamente hablando. Otros dicen que es él quien lideriza a los militares y al SEBIN (nuevo nombre de la vieja DISIP), y a todo cuerpo de inteligencia que haya por ahí. Tiene por lo tanto este compañero mucho poder, tal vez más que el mismísimo Chávez. Es comprensible que nadie se atreva a confrontarlo políticamente, con nombre y apellido. 

Nunca me he prestado a repetir los rumores que andan por ahí acerca de que se habría hecho rico durante el gobierno de Chávez. Desconozco si tiene herencia, o nada de su fortuna personal. No creo hasta que veo, y no he visto nada de eso. No quiero hacerme eco de las descalificaciones provenientes de la reacción, porque nadie en la derecha fascista tiene autoridad moral para hacerlo. 

Queda claro, pues, que con esta respuesta política, no pretendo descalificar a tan respetable parlamentario. 

QUÉ ES LA COOPTACIÓN 

Consultando el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, Cooptar es “tr. Llenar las vacantes que se producen en el seno de una corporación mediante el voto de los integrantes de ella”. Buscando el significado de “corporación”, el mismo diccionario dice: “(Del ingl. corporation, y este del lat. corporatĭo, -ōnis). / 1. f. Organización compuesta por personas que, como miembros de ella, la gobiernan. / f. Empresa, normalmente de grandes dimensiones, en especial si agrupa a otras menores.” 

La cooptación es el método que se usa en las coproraciones, donde los accionistas mayoritarios son los que eligen a la junta directiva. Es un método que permite a los grupos de poder internos de todo grupo, mantener sus cuotas de poder.  Ese método, utilizado en política, implica un supino desprecio por las bases, que no se tratan como a miembros del partido con los mismos derechos, sino como un rebaño que está condenado a obedecer a ciegas. La cooptación en la cuarta república era llamada “reestructuración” y es el mismo proceso mediante el cual las cúpulas elegían a quienes las iban a integrar. Las mismas cúpulas podridas que hoy día se pelean en la llamada “mesa de la unidad”, o mesa de ultra derecha. 

Afirmar que las elecciones internas son burguesas y la cooptación es revolucionaria, es creer que la militancia es estúpida, y pretender pasar gato por liebre.  

QUIÉN ES EL PSUV 

¿Es que el PSUV somos todos, o solamente los que tienen altos cargos? Me abstengo a decir “dirigentes”, porque aparte de Chávez y un puñado de camaradas que patean los barrios, aquí nadie dirige a nadie. Muchos están allí porque dedocráticamente los han colocado personas distintas a la militancia rasa, que es la base sobre la que se cimenta el mandato del Presidente Chávez y el elemento indispensable para todo proceso revolucionario. 

Si el PSUV son ellos, los del Buró, y nosotros sólo somos el relleno o una manada que no tiene derecho a opinar y muchísimo menos a elegir, la cooptación es el método por excelencia para elegir a los miembros de los altos cargos del partido. Así todo queda entre ellos, y se impide que se “contamine” con los socialistas que, según afirma Diosdado Cabello, se creen que “esa verdadera Revolución sólo saben hacerla ellos”, y a quienes este ciudadano acusa de ser los jefes del “chavismo sin Chávez”. Manda la pelota a la izquierda y no a la derecha del PSUV, de la cual él mismo es parte, de acuerdo con el contenido de sus declaraciones públicas. 

Si el PSUV somos todos, y de verdad verdad se quiere avanzar hacia el socialismo, manifestado como Poder Popular, el método más adecuado son las elecciones directas y secretas. No de segundo, tercer o enésimo grado, como la cooptación. Ésta y el Poder Popular son incompatibles y antagónicos. En cambio el sufragio universal es una conquista de los pueblos del mundo. 

LOS RESULTADOS DEL CAMARILLISMO DE DERECHA 

Los resultados de la aplicación de estos métodos derechistas para dirigir un partido son evidentes, basta contrastar la cantidad de personas que se inscribieron en el PSUV, siguiendo la línea trazada por Chávez, y los resultados de las elecciones, que son manifiestamente más abultados cuando se vota por Chávez, que cuando se hace por los “dirigentes” “cooptados” por el dedo del buró. Otro resultado, menos matemático pero más obvio, es la proliferación de salta talanqueras, de traidores y vendidos, los mismos que obtuvieron los cargos por cooptación dedocrática. ¿Tengo que mencionar nombres? Creo que no es necesario. Tan evidente es esto, que fue necesario elaborar una ley anti talanquera. 

EL PUEBLO VENEZOLANO Y SU CONCIENCIA 

El pueblo venezolano es hoy por hoy uno de los más altamente politizados de este continente y del mundo, y eso se debe fundamentalmente a la acción directa del mismísimo Presidente Chávez, que no ha escatimado esfuerzos para enseñar, mostrar, explicar y, sobre todo, educar con el ejemplo. Chávez ha evolucionado, él mismo lo ha dicho públicamente. Pero también ha hecho evolucionar al pueblo de Venezuela. Ahora no se comen cuentos, y eso debe ser tomado en cuenta para eliminar esa disociación entre los mandatos del Presidente y lo que realmente se hace, entre un poder popular de palabra y un camarillismo de hecho. Entre una esperanza que es bien certera, y los esfuerzos que, desde dentro del PSUV, algunos personajes de derecha están haciendo para que el “socialismo” venidero, como el de Zapatero, sea como el gato pardo: Cambiar para que nada cambie. 

andrea.coa@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3845 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: