Las barbas en remojo

Los strippers “socialistas”

LA FILOSOFÍA DEL CAZADOR NOVATO

Arden fuertemente las barbas de los vecinos. Es que hoy día, en un mundo globalizado para bien y para mal, todos son vecinos. Me refiero a los “socialistas” europeos, sobre todo a los españoles, cada día más obedientes a los dictados del Imperio. Para lo que quedaron los realistas españoles. Como diría el cazador novato: “metío a veguero después que fui dueño de hato”.

Es que el mundo cambia, y el poder se mueve de una mano a otra. Aunque, por su falso ego, los oligarcas españoles (que nosotros derrotamos hace dos siglos), aún con sus reyes de utilería y su república chucuta, no son más que lacayos del imperio, que atentando contra los intereses de su propio pueblo, obedecen el mandato foráneo, mientras éstos les pagan con el olor del roast beaf. Y los “socialistas” pasan de ambidiestros a descaradamente derechistas, convirtiendo el gobierno de Zapatero en más de lo mismo.

EL DESNUDO OBLIGATORIO DE LOS LACAYOS

El “socialismo” español, encabezado por un hombre tan inteligente como Zapatero (confieso que me alegré de que ganara la presidencia, creyendo que iba a ser distinto de Felipe González), en todos los aspectos, no ha hecho más que plegarse al destino, trazado por el imperio unipolar, de pequeño imperialista venido a menos, que tiene que obedecer a los más grandes para sobrevivir y comer de las migajas del poder mundial. La tardanza en sacar sus soldados de Irak y Afganistán (que fue una promesa electoral de Zapatero), la conducta despótica contra los latinoamericanos, no sólo en el aeropuerto de Barajas, su posición ultraderechista en la Unión Europea y su sumisión a los mandatos imperiales, desenmascarado por los cables que Wikileaks sacó del cajón secreto para mostrar al mundo; su posición en relación a la propiedad intelectual, defendida, con todo, por los yanquis en el mundo, el endurecimiento en las medidas contra el pueblo para salvar a su burguesía y a lo que queda de su aristocracia absolutista, todo, es exactamente igual que lo que haría cualquier adeco.

LAS BARBAS EN REMOJO

Aquende el océano Atlántico, nosotros no estamos a salvo de la conducta derechista de algunos tipos que se hacen pasar por socialistas, para defender los intereses oligárquicos e imperialistas. La diferencia, es que aquí sí hay socialistas resteados.

Esa tendencia burguesa dentro del “socialismo” actual, cuyas premisas históricas incluyen a tipos como Teodoro Petkoff y el MAS, cuyos resultados todos conocemos, y otros que acaban de llegar pero que quieren aprovechar la oportunidad, está presente en el PSUV, aunque no han logrado engañar a la mayoría militante. Son los responsables de las acciones burguesas dentro del gobierno, de las componendas y las negociaciones a espaldas del Presidente, de las actitudes racistas y tramposas de muchos, que lo único que tienen de rojo rojito, es la franela y la gorra. Son los pomalacas, los que se aprovechan de la aversión de Chávez por los extremismos, para manipular su confianza y su buena fe, poniendo en entredicho a los camaradas más radicales, que de verdad verdad son socialistas.

Sabido es, en todo el mundo, que el imperialismo siempre se aprovecha de las diferencias internas en los países que son su objetivo militar, como el nuestro, para dividir a sus dirigentes y poder aplastarlos mejor. Eso es una realidad que no podemos negar, y para la cual debemos estar preparados.

Pero también es cierto que los revolucionarios debemos estar alertas, y desarrollar una fuerte lucha ideológica, sin fraccionar el partido, que es lo que los yanquis quieren, para derrotar paso a paso y en todos los espacios, a la ideología burguesa dentro del gobierno y el partido. No se trata de un asunto personal con ciertos y determinados altos funcionarios, sino de un asunto político con la ideología de nuestros enemigos históricos. Y para eso, es necesario que la discusión se dé dentro del PSUV, no cuando y como lo digan los burócratas, que manipulan para que en la realidad no se dé ninguna lucha ideológica, y preparan informes para Chávez tipo Betty La Fea, con el fin de mantenerse en el coroto. Esa discusión debe ser un asunto de cada día, una actitud ante la vida cotidiana.

DISCUTIR AMISTOSAMENTE, NO PELEARSE

Las discusiones políticas entre camaradas no deben darse como la “ideologización” o “concientización” de algunos sabihondos sobre la mayoría. Algunos que se creen que porque lograron un alto cargo están ideológicamente por encima del pueblo. Hay que voltear la tortilla. Es el pueblo el que debe formar a los dirigentes del partido, hacerles entender cuáles son nuestros verdaderos intereses históricos, por dónde le entra el agua al coco.

Y crear los mecanismos para que, cuando esos supuestos dirigentes no dén la talla, cambiarlos por otros. Esa es una lucha que no va a ser fácil ni corta, y pasa por lograr que el Presidente se dé cuenta de que el pueblo sí puede organizarse y dirigirse por su cuenta, y que el partido no puede ser dirigido por altos funcionarios que:

a) Muchos sólo son socialistas de palabra (y al estilo español)

b) No tienen ni idea de qué siente y qué quiere el pueblo,

c)Tienen intereses creados en sus cargos y algunos pueden utilizar los cargos en el partido para formar y fortalecer camarillas con fines de poder personal

d) NO TIENEN TIEMPO.

CONTRALORÍA SOCIAL POLÍTICA.

La lucha política e ideológica dentro de nosotros debe ir de abajo arriba, con el control popular, si es que queremos tener socialismo de verdad, y no un remedo como el de los españoles, que es un viejo barco que hace aguas por todas partes, en el cual el único que puede hundirse es el pueblo, porque las lanchas salvavidas son para los burgueses, las corporaciones, los imperialistas.

andrea.coa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3645 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: