No estamos haciendo bien nuestro trabajo y no las pueden cobrar

Los quedaos y los ineptos nos estan llevando al despeñadero

E s duro reconocer que uno no lo está haciendo bien, no porque uno no quiera sino, porque no está motivado ni preparado  para hacerlo. Es muy difícil encontrar personas que asuman su “barranco” y den el paso a otra que puede realizar un mejor trabajo. Por lo general  cada venezolano  nos creemos  la “última Coca-Cola del desierto”, indispensable e irremplazable. Es algo que forma parte de nuestro código genético.  Somos toderos y nos la sabemos todas…De allí que cuando a uno le preguntan ¿que sabes hacer?  Uno responda: “de todo, lo que Ud. Mande”. “Póngame en lo que sea”

La oposición está  haciendo un magnifico trabajo elaborando la tesis de que: “todo lo malo que pasa  en el país se debe a  la ineficiencia de los chavistas que están gobernando.  Este país era un paraíso que marchaba a las mil maravillas, hasta que llegó Chávez con sus tierruos al poder y echaron todo a perder. La única manera de salir del caos y del atraso es saliendo de Chávez y sus ineficaces funcionarios que no saben donde están paraos.”  ¿Ejemplo? La inseguridad, “que no puedes salir a las calles porque te matan o te atracan”.  Las colas de Mercal para comprar un pollo, et. Etc.  Toda esa cantaleta,   en  todas partes y a todo pulmón  de boca a oído y por todos los medios audiovisuales, ha hecho su trabajo en el imaginario colectivo. Gente amiga, que hasta ayer daban la vida por el Comandante, comienzan a callar y otros a dudar de su fe revolucionaria.

Ser un sobreviviente de la IV  República y haber participado  desde un principio como espectador unas veces y otras como actor (de relleno) en todo lo que significó  la obra del Pacto de Punto Fijo me da la autorización para hacer  una  autocritica de los actúales momentos que vive la Republica bolivariana de Venezuela. Constato lo siguiente:

1.-Al igual que cuando mandaban AD y Copey ninguno de ellos reconocía que  lo había o lo estaba haciendo mal. Cada uno de ellos juraba que sus acciones eran para bien de la patria. Si uno revisa los diversos Planes de la Nación de la época, en cada uno de ellos aparece el desarrollo y el bienestar como metas nacionales. Los chavistas pensamos que nos “las estamos comiendo” con nuestro socialismo del Siglo XXI y nuestro proceso revolucionario

2.-Cualquier ataque contra uno de los líderes del Puntofijismo era considerado un crimen de “lesa majestad” y la solidaridad partidista se hacia sentir execrando al “blasfemo” si era interna o liquidando al enemigo si era externo. En casos similares nosotros aplicamos la Ley del Silencio o lo “escuadilizamos” para que no hable mas.

3.-Los Programas Sociales  de los gobiernos puntofijistas  eran muy limitados en cuanto a la población atendida y eran hecho con la finalidad de asegurar votos en las elecciones que venían.  El Cacique de cada Comunidad manejaba la cosa con mano de hierro y se “aseguraba  el lomito para él, dejando  el resto para los demás que era repartido según la categoría de militante que tenían. Los huesos para  los más pobres. En contraposición el gobierno revolucionario concibe y ejecuta meca  programas sociales  que tratan de incluir a todos los venezolanos por igual. Esta política, algunas veces, se les sale de las manos pues los aprovechados de siempre, en medios del caos organizativo, se aprovechan para hacer de las suyas y traficar con los bienes que corresponden a todos.  Como actuamos, según  lo descrito en el párrafo primero, improvisamos todo y no tomamos en cuenta las experiencias anteriores similares y  en cada operativo actuamos como si estuviéramos  descubriendo  la pólvora.  Nadie se responsabiliza y nadie hace mea culpa aceptando que lo hizo mal o que actuó sin saber como se hacia la cosa.

Toda esta disquisición que he realizado hasta ahora es para justificar la pregunta siguiente: ¿Hay alguna posibilidad  que  podamos perder el poder en el 2012?.  Si alguien me hubiera hecho esa pregunta hace un año me hubiera reído en su cara y me  hubiera burlado de él o ella.  Hoy  no siento la misma seguridad, pues creo que la oposición ha logrado penetrar con su mensaje  disociado en los sectores  más pobres y mas comprometidos con la revolución.

En los años 90 del siglo pasado yo era uno de los que decía: “Si el diablo es el candidato que puede derrotar a los adecos y copeyanos, yo voto por él”  Era tanta mi rabia que sentía contra  esos nefastos gobiernos que no me importaba  cual  fuera el candidato para darle mi voto y salir de esa pesadilla que vivíamos, sobre todo desde  1984 hacia adelante.  Igual  cosa podría suceder ahora, que la oposición  haga creer a la población que este es el gobierno causal de todos los males que vive el país y que para salir de esa situación hay que cambiar de gobierno y el único obstáculo para lograr el orden y el progreso es Chávez. Este mensaje puede muy bien ser asimilado por la población que fluctúa entre 18  y 40 años, que no tuvo o tiene muy poca experiencia  con otras formas de gobierno diferente al de Chávez.

Los pueblos, a veces,  se hacen el haraquiri o la autoflagelación, cuando han tenido  oportunidades históricas  de actuar y han perdido la oportunidad por  no atreverse   o por ineptitud. Parecido a la mujer  que  perdona el atrevimiento  del enamorado ansioso, pero no perdona al que “se queda en el aparato”, cuando ella  ha decidido  entregársele. ¿Más muestras de apoyo popular para que se avance y profundice la revolución socialista? ¡Imposible¡ ¿Mas muestras de “quedaos e ineptitud  para hacer las cosas como  se deben hacer? ¡ casi llegamos a lo imposible¡¡ ¿Muestras o posibilidades de que  la  oposición pueda hacerlo mejor que nosotros? ¡¡¡¡Súper Imposible¡¡¡¡¡¡ Por esas razones estamos condenados a hacerlo bien, a poner lo mejor de nosotros en todo lo que hacemos o el “pueblo arrecho” se puede quedar en su casa y no salir a la calle y en ese vacio se cuele la oposición derrotando a nuestro Comandante y dando fin  al primer   ensayo  de  construir  un proyecto Socialista  sin  derramamiento de sangre.

Si los funcionarios que dirigen los programas sociales, en un 90% egresados de las universidades autónomas, continúan  con esa política de  crear el caos, colas, burocratismo, etc. En la ejecución de  los operativos, campañas y programas sociales que atienden a la población excluida y con ello  logran desmotivarlos  y hacerles  creer que son limosnas  que reciben  y no el ejercicio de derechos que les corresponden, si continúan repito, entonces la contrarrevolución tiene asegurado el triunfo para el 2012.

Juanveroes64@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2364 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a112762.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO