Trujillo dejará de ser ciego ante tuertos de la vieja y nueva derecha

El proceso electoral que en el país se avecina tiene características particulares, no solo por el hecho de que son elecciones para dar cumplimiento a las normas que rigen  el sistema electoral venezolano, que instrumenta comicios adelantados para remplazar a los encargados de cargos de elección popular por muerte de sus titulares, abandono de cargo o procesos legales, aplicados a gobernaciones, alcaldías y concejales. 

En el caso específico del Municipio Bocono, considero que la designación de Miguel Marín fue una victoria a medias del movimiento revolucionario y del movimiento popular, y una derrota parcial para el gobernador Hugo Cabezas y su entorno de la derecha forastera del PSUV de Trujillo. 

Es una victoria a medias para los revolucionarios de Trujillo porque aún cuando no se complació los caprichos del gobernador de imponer a su hermano Juan Carlos Cabezas, fue una decisión a dedo del PSUV central que no tomó en cuenta la opinión de las bases del partido. No nos contentamos con el hecho de que se le haya dado una lección a las pretensiones de Hugo Cabezas de continuar con el nepotismo, montando en cargos públicos de dirección y de elección popular a su familia. En este caso fue fallida la aspiración de montar a su hermano a capa y espada como candidato a la alcaldía de Bocono, a pesar de sus acostumbrados adefesios, entre ellos  al declarar que montaría a su hermano “aunque lo hicieran preso”, como si estuviéramos no en la cuarta República si no en la tercera. 

Considero que la designación de Miguel Marín no satisface las aspiraciones de las bases del PSUV de Bocono, por cuanto Marín no tiene trabajo político en el municipio, y aún cuando es oriundo de allí, es poco conocido en esa geografía, además Marín es un acólico que favorecerá el proyecto personal que ideó Hugo Cabezas desde Mérida También hago un cuestionamiento a aquellos compañeros que no se atreven a romper con el tradicional chantaje aplicado en tiempos de Gilmer Viloria  y ahora en el período de Hugo Cabezas, de que si no comemos línea, entonces estamos contra el proceso y contra el presidente Chávez. Esto, indudablemente debe hacer reflexionar a la militancia para que no se deje intimidar y deje de seguir ciegamente las torpes y aberrantes decisiones del PSUV en materia electoral. 

Esto significa también que la decisión de la dirección nacional del PSUV es una torpeza y falta de conocimiento de la realidad de las regiones, pues ignoran o pasan por debajo de la mesa, el gran rechazo que tiene Douglas Linares en el Municipio Miranda por las acusaciones de corrupción administrativa y su ineficacia como  alcalde encargado de ese Municipio. 

“En un país de ciegos cualquier tuerto es Rey”. Este es un proverbio de la ciencia social popular que nos indica que  si la militancia del PSUV sigue siendo ciega, entonces los tuertos seguirán mandándonos en el partido y gobernando a Trujillo, como lo hicieron con Luis Ernesto González y sus antecesores de la cuarta República y con Gilmer Viloria, de cuya suma de irregularidades de los mencionados, no superan lo que está ocurriendo actualmente con Hugo Cabezas. 

Concluyo diciendo que para Bocono el candidato natural era Gregorio Vetencourt y para Miranda debería ser uno de los mejores candidatos que fuese seleccionado por la base, según lo establece el Artículo 67 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que dice textualmente: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección. Sus organismos de dirección y sus candidatos o candidatas a cargos de elección popular serán seleccionados o seleccionadas en elecciones internas con la participación de sus integrantes. No se permitirá el financiamiento de las asociaciones con fines políticos con fondos provenientes del Estado.” Respecto a este Artículo, la derecha tradicional y la derecha endógena del PSUV, actúan de igual forma haciendo honor a su parentesco. 

Vale la ocasión para observar aquí, que la dirección política regional y el buró político regional del PSUV han sido usurpados por los forasteros traídos  a Trujillo por Hugo Cabezas, desconociendo o ignorando la legitimidad de los cargos obtenidos por compatriotas trujillanos en elecciones de esos órganos, lo que también viola el Artículo 67 de la CRBV. Esto nos obliga urgentemente a llamar la atención de los militantes del PSUV del Estado Trujillo, pues debido a la inactividad de estos organismos, se han producido desmanes y errores electorales, la usurpación y la omnipotencia  del gobernador en las decisiones electorales que originó la disminución de 40 mil votos del PSUV en las elecciones del 26 de Septiembre, perdiéndose dos diputados en Trujillo, uno por lista y la representación indígena a la Asamblea Nacional.  

aliriocgil2009@hotmail.com

(*)  Militante de la Resistencia Popular del PSUV del Estado Trujillo. Tendencia de izquierda del PSUV-Trujillo.

      ¡Por la democracia real!

     (Tendencia de Izquierda del PSUV)

      Trujillo, año 1, Octubre del 2.002.  Nº 12



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1717 veces.



Alirio Coromoto Gil (*)

Miembro de la Corriente del Pensamiento Bolivariano y Socialista ?Fabricio Ojeda?, Trujillo.

 aliriocgil2009@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Coromoto Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: