Entrevistando imaginariamente a Marx sobre lo tratado en:

El capítulo I del Tomo II de “El Capital” (X)

¿Qué expresa el valor del capital valorizado D’?

La diferencia carente de sentido entre la suma principal y la suma adicional contenida en D' en cuanto resultado del movimiento D . . . D', desaparece inmediatamente, tan pronto como D' vuelve a funcionar activamente como capital-dinero, es decir, cuando no se inmoviliza como expresión en dinero del capital industrial valorizado. El ciclo de capital-dinero no puede comenzar jamás por D' (a pesar de que D’ funciona ahora como D), sino que comienza siempre por D; es decir, no puede comenzar nunca como expresión de la relación de capital, sino que comienza siempre, exclusivamente, como forma de desembolso del valor del capital. Tan pronto como las 500 libras esterlinas se desembolsan nuevamente como capital para ser valorizadas de nuevo, son un punto de partida en vez de un punto de retorno. Ahora, se desembolsa, no un capital de 422 libras esterlinas, sino un capital de 500, más dinero que antes, más valor-capital, pero la relación entre las dos partes integrantes desaparece, del mismo modo que hubiese podido funcionar como capital desde el primer momento la suma de 500 libras esterlinas en vez de la de 422.

  El aparecer como D' no es una función activa del capital-dinero; eso es más bien función de D'. Ya en la simple circulación, de mercancías 1) M1 — D, 2) D — M2, D sólo empieza a funcionar activamente en el segundo acto D — M2; su aparición como D es, simplemente, resultado del primer acto, gracias al cual se presenta-como forma transformada de M1. Es cierto que la relación de capital contenida en D', la relación entre una de sus partes, como valor del capital, y la otra cómo su incremento de valor, adquiere importancia funcional a partir del momento en que, por la repetición constante del ciclo D . . . D', D' se desdobla en dos circulaciones: circulación de capital y circulación de plusvalía; es decir, a partir del momento en que las dos partes cumplen funciones distintas no sólo desde el punto de vista cuantitativo, sino también desde el punto de vista cualitativo, D por un lado y. por el otro d. Pero, considerada de por sí; la forma D . . . D' no incluye el consumo del capitalista, sino que sólo implica, expresamente, la propia valorización del capital y la acumulación., en la medida en que ésta se expresa, por el momento, en el incremento periódico del capital-dinero constantemente desembolsado de nuevo.

  Aunque fórmula carente de sentido del capital, D' = D + d sólo es, al mismo tiempo, el capital-dinero en su forma realizada, como dinero que ha parido dinero. Pero esto no debe confundirse con la función del capital-dinero en la primera fase D — M(T+Mp).

En esta primera fase, D circula como dinero. Sólo funciona como-capital-dinero porque sólo en su estado de dinero puede cumplir funciones de dinero, invertirse en los elementos de P que se enfrentan con él como mercancías, en T y Mp. En este acto de circulación, funciona solamente como dinero; pero como este acto es la primera fase del valor del capital circulante, es al mismo tiempo función del capital-dinero, gracias a la forma específica de uso de las mercancías T y Mp que con él se compran. En cambio, D', integrado por D, por el valor del capital, y por d, por la plusvalía engendrada por él, expresa el valor del capital valorizado, la finalidad y el resultado, la función de todo el proceso cíclico del capital. El hecho de que exprese este resultado bajo forma de dinero, como capital en dinero realizado, no se debe a que sea la forma en dinero del capital, capital en dinero, sino, por el contrario, a que es capital en dinero, capital en forma de dinero, a que el capital ha abierto al proceso bajo esta forma, ha sido desembolsado en forma de dinero. La revisión a la forma de dinero es, como hemos visto, función del capital en mercancías M' y no del capital en dinero. Y, por lo que se refiere a la diferencia de D' con respecto a D, esta diferencia (d) no es más que la forma en dinero de m, el incremento de M; D' sólo es = D + d porque M' era = M + m. Por tanto, esta diferencia y la relación entre el valor del capital y la plusvalía parida por él existe ya y se expresa en M' antes de que ambos se transformen en D', es decir, en una suma de dinero en la que ambas partes de valor cobran existencia independiente la una de la otra y pueden, por tanto, emplearse en funciones independientes y distintas.

  D' no es más que el resultado de la realización de M'. Ambos, M' y D' son, pura y exclusivamente, formas distintas, la forma mercancía y la forma dinero, del valor del capital valorizado; ambos tienen de común el ser eso: el valor del capital valorizado. Ambos son capital realizado porque, aquí, el valor del capital existe como tal junto con la plusvalía, fruto distinto de él y conservado por él, a pesar de que esta diferencia sólo se expresa en la forma distinta de la relación entre dos partes de una suma de dinero o de un valor contenido en mercancías. Pero, como expresiones del capital en relación con y a diferencia de la plusvalía engendrada por él, es decir, como expresiones del valor valorizado, D' y M' son lo mismo y

expresan lo mismo, sólo que bajo forma distinta; no se distinguen como capital-dinero y capital-mercancías, sino como dinero y mercancía. En cuanto representan valor valorizado, capital empleado como capital, no hacen más que expresar el resultado de la función del capital productivo, de la única función en que el valor del capital pare valor. Lo que tienen de común es que ambos, el capital-dinero y el capital-mercancías, son modalidades del capital. Uno es capital en forma de dinero, otro capital en forma de mercancías. Por tanto, las funciones específicas que los distinguen no pueden ser otras que las diferencias que median entre la función del dinero y la función de la mercancía. El capital-mercancías, como producto directo del proceso capitalista de producción, recuerda su origen y es, por tanto, en su forma, más racional, menos carente de sentido que el capital-dinero, que no conserva el menor vestigio de este proceso, ya que en el dinero desaparece siempre toda forma específica de uso de la mercancía. Donde se esfuma su forma peregrina sólo es, pues, allí donde el mismo D' funciona como capital-mercancías, donde es el producto directo de un proceso de producción y no la forma transfigurada de este producto; es decir, en la producción del mismo material-dinero.  Tratándose dé la producción de oro, por ejemplo, la fórmula sería: D — M(T+Mp)      ... P ... D’ (D + d),donde D' figura como producto en mercancías porque P suministra más oro del que se ha desembolsado en los elementos de producción del oro en el primer D, en el capital en dinero. Aquí, desaparece, por tanto, lo irracional de la expresión D . . . D' (D + d), donde una parte de una suma de dinero aparece engendrando otra parte de la misma suma.

nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1681 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: