¿Cómo es la participación de los Obreros en el PSUV?

EL PSUV y el Lenguaje de la Matemáticas

Un conversatorio realizado unos días antes de las elecciones del 26-S en una sala de la Biblioteca Central del Estado Anzoátegui, tuvo como tema de conversa, el Consejo de Trabajadores. El facilitador de la jornada fue el compañero Franklin Rondón y en su intervención presentó dos datos que sirven de referencia para comprender un poco al PSUV que tenemos y lo que ha estado aconteciendo dentro del proyecto bolivariano.

El camarada facilitador en el tiempo de su exposición, hizo referencia a una idea o situación expuesta en algún momento por Chávez sobre la existencia en Venezuela de un Estado obrerista. Más adelante precisó de un número muy alto de nuevos sindicatos conformados durante este proceso y finalmente, afirmó, que en las pasadas elecciones legislativas se incorporaron a la lista de candidatos a diputados 18 camaradas que venían del movimiento sindical y para las del 26-S, la lista no pasaba de 8 candidatos.

Si la información es realmente cierta, el dato es una referencia singular para comprender procesos. Si la información la conectamos con otras más, que son datos igualmente interesante, puede tenerse un escenario o panorama que debe ser tema en la agenda de discusión que muy pronto estará tratando el PSUV. La idea de “Estado obrerista” que asomó el Presidente, seguramente fue utilizada en un discurso emotivo o pensando en un futuro. Los datos no alcanzan para sostener  esa condición de “Estado obrerista”, porque aunque el número de sindicatos conformados se haya incrementado considerablemente, ese evento no es determinante para darle esa característica. Los trabajadores no son actores claves en la conducción del proyecto bolivariano.

Ahora mismo, en el momento en que redacto esta nota se me ocurre preguntarme: ¿Cuántos de los miembros del PSUV nacional provienen y formas parte de la nueva fuerza sindical o están ahí, porque son efectivamente trabajadores y como tales, han recibidos la autorización para ser voceros o voceras de esta fuerza en la estructura del PSUV? No espero que una aceptable y probable respuesta incluya el nombre de María Cistina y el Ministro u otro miembro. La izquierda en Venezuela ha tenido ese inmenso vacío o debilidad y ello es un nudo crítico, cuyo desenredo debe ser calificado como una tarea estratégica para la consolidación del proyecto.

La matemáticas como dice el Comandante hablan y de verdad hablan muy clara y nítidamente. Para entender un poco lo que se ha dicho del PSUV y lo que efectivamente es, utilicemos el lenguaje de las matemáticas y fijémonos la atención en las sugerencias que nos tramiten los datos. La Dirección Nacional, según la información disponible en la página del PSUV[1] está conformada por 29 miembros y claro, todos han trabajado alguna vez o trabajan actualmente y en consecuencia, no puede quitársele su condición de trabajadores. La mayoría han sido ministros, son actualmente ministros o se desempeñan como miembros de la Asamblea Nacional y creo que todos, aunque han sido o son trabajadores, vienen de desempeñarse en actividades muy particulares que no le ha permitido transitar y vivir  la vida que han llevado la mayoría de los venezolanos.

Veamos la conformación

El 44% son actualmente ministros o desempeñan cargo en el alto gobierno, 15% son miembros de la Asamblea nacional, 37% dejaron de ser Ministros o diputados muy recientemente y un 4% (Vanessa Davies) se desempeña como periodista en VTV. No hay (por ahora) que hacer muchos comentarios al respecto porque las matemáticas hablan muy clara y nítidamente. Por supuesto, las matemáticas no explican que si no han hecho ese recorrido no merecen estar en la Dirección Nacional o no están sensibilizados para entender ese mundo y transformarlo. No es la idea; intento destacar que esta dirección está como muy encorbata y acostumbrada al “frito” de las oficinas.

Como estamos hablando de datos y de las dimensiones de la lengua de las matemáticas, verifiquemos otro gran dato. La mayoría de los miembros y miembras de la Dirección Nacional actual, tienen fijados su sitio de residencia en la grana Caracas; un 77,77% parecen estar ubicados en esa área y se comparamos ese dato con los resultados de los procesos electorales en los municipios que conforman esa zona, observaremos (por el lenguaje de las matemáticas) que el caudal de votos ha venido disminuyendo considerablemente y los votos de la oposición se han estado incrementando.

Efectivamente, para el año 2006, las fuerzas del gobierno obtuvieron el 55,1%v y los partidos  de la oposición el 44,9%. Para el 2008, cambió la relación; el gobierno logró el 46,2% de los votos y la oposición el 53,8%, mientras que el proceso electoral del 26-S, el gobierno logró el 42,4 y la mesa de la ultra derecha obtuvo el 57,6%. El “frito” de las oficinas tiene “tullíos”  a los miembros de la Direccional Nacional y los cerros de la gran Caracas le están quedando muy lejos.


evaristomarcano@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1825 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109623.htmlCd0NV CAC = Y co = US