La pelota sigue viva

Siempre he dicho que más daño hacen al presidente Hugo Chávez algunos “revolucionarios” en el Gobierno, que esos opositores que tienen todo el tiempo con un discursito que no les creen ni en sus casas, aunque ¡ojo!, esto no es para subestimarlos.

Ahora se presenta un hecho grave: Los contenedores de medicamentos y alimentos descompuestos o vencidos, que para los efectos de la gente es lo mismo, no los puede consumir. Chávez apenas se enteró ordenó investigar, como era de esperarse en un Presidente que no evade responsabilidades. Esa actitud se la hemos visto muchas veces: cuando supo del revés de Barrio Adentro, al superar lo que parecía ser una crisis eléctrica de proporciones incalculables, combatiendo a los especuladores del dólar, en fin... No es infalible, se equivoca, mas no huye, no se esconde, le mete el pecho al asunto.

Pero cuando contamos con un líder de esa talla, nos sorprenden funcionarios del Gobierno. A la magnitud del problema, la presidenta de Pdval, Virginia Mares dice refiriéndose a Puerto Cabello, que los 1.074 contenedores con 26 mil toneladas de alimentos vencidos, llegaron a estas instalaciones cuando aún estaba en manos privadas ¿Y? No creo que eso justifique que en poder de los revolucionarios se hayan perdido.

Y argumenta que los privados deben asumir su responsabilidad. ¡Dios! ¿Ingenuidad?, no sé, pero decir eso además de perder el tiempo, es imaginar que los conspiradores tengan al menos un ápice de compromiso con el pueblo. No, no es así. Por eso Chávez se afinca intentando demostrar a la población que ese tipo de gente no puede regresar al poder.

No les importa el pueblo, cómo pedirles entonces responsabilidad. El puerto pasa al Gobierno, entre otras cosas, para evitar acciones como esas, lo grave es que bajo control “revolucionario” suceda algo tan abominable. Y lo peor: despiden al trabajador Heartfriend Peña, quien denunció tal atrocidad.

Un hecho para ponerse más “casquirrioso” todavía. No es tanto que un “revolucionario” sea capaz de despedir a otro por intentar hacer justicia, sino que quien lo expulsa debe estar enchufado en el Gobierno. Eso se debe aclarar dada la salud de un proceso transparente.

En el caso de los contenedores pudo haber negligencia, tráfico de influencia, corrupción, desconozco lo ocurrido, de cualquier forma, deben establecer responsabilidades y no actuar al revés: exigiéndole responsabilidad al enemigo y castigando a los que denuncian semejantes crímenes, además siguen hallando contenedores con alimentos vencidos.

Como dice el periodista experto en futbol, Ciro Contreras: “la pelota sigue viva y el pitazo final no llega, aunque Chávez carga el silbato en la boca”.

*Periodista


albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



Alberto Morán*


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a102765.htmlCd0NV CAC = Y co = US