¡Chávez anda arrecho!

El presidente en su reciente Aló Presidente, mostró sumamente arrecho y tiene toda la razón del mundo porque no se llega a comprender que aún no lo superamos en sus exigencias sobre problemas muy latentes en el país que se pueden resolver rápidamente si se pone más empeño a las cosas y no dejarle solo a él la gran carga de que los proyectos se ejecuten en el tiempo determinado, así también que él no tenga que estar llamando a todos los poderes Públicos para que ejerzan sus funciones, como ha de ser y no esperar a que él tenga que decirle al país lo que sucede tras bastidores porque no pueda contar con funcionarios que se ocupen de cosas tan importantes como la especulación, la inseguridad, la corrupción.

Chávez muchas veces dice que está solo en esta lucha y también le creo porque cuando uno viene ya él ha ido y regresado 100 veces. Un hombre que no descansa en trabajar, de estar pendiente de todo, de hacer de Alcalde, Gobernador, Ministro por lo cual los insensatos no se cansan de echarle la culpa de todo. Ciertamente a veces tiene sus culpas porque ha dejado temas tan importantes en manos de muchos incompetentes que solo guisan y quieren en tiempo record acumular riquezas convirtiéndose muchos de esas personas en la nueva oligarquía.

Y es que el problema es de índole estructural que se sostiene en la manera de pensar, de actuar y de accionar de miles de personas que trabajan en las dependencias del estado que no entienden que sus cargos son justificables para el servicio a la nación y no solo para comer y vestir. Uno se lamenta y hasta se siente impotente ver al Presidente limitado, angustiado y hasta arrecho ya que por un lado contamos con sectores ricos que ostentan mucho del poder económico de la nación haciéndole el contra juego, buscando todas las formas posibles de volver al pueblo contra él y su gestión, que se valen de los Medios de Comunicación, de los partiditos de la derecha, que aprovechan la incompetencia no solo de funcionarios públicos sino de la misma gente de base que apenas huelen una gota de poder y ya quieren ser dueños y señores de los sectores.

Problema estructural de vida que nos cuesta de verdad librarnos de ello debido a esa mala formación política heredad de un sistema político social que no ha sido fácil de deslastrarnos. Un proceso interno en nosotros que dependerá de nuestras propias conciencias para así asirnos de esta lucha de cambio de sistema que tanto dedica nuestro presidente. De verdad que a veces uno mismo cae en el pesimismo porque los procesos de cambios los quiere uno con mayor rapidez pero como depende mucho de las personas en entenderlos, asimilarlos e impulsarlos se hace lento.

Considero que el Presidente debe hacer una profunda revisión de su tren ejecutivo con todas sus ramificaciones, depurar, aislar a todas las personas que son obstáculos para este proyecto socialista que se impulsa, pero también un llamado a cada uno de nosotros de pasar a una posición radical hacia el cambio y entender que todo este trabajo a fondo no depende nada más de Chávez sino de cada uno donde desempeñemos un cargo público, una posición de liderazgo, una influencia en los demás para que así el pueblo pueda afianzarse y seguir adelante con optimismo, con una mayor carga de conciencia de que luchamos contra un sistema que se resiste morir. O el sistema perverso del capitalismo estructural aún en nosotros muere o morimos con este sistema.

Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2347 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a101203.htmlCd0NV CAC = Y co = US