Chavismo para todos los gustos

Por los vientos que soplan el PSUV es cada día más chavista, aunque ello no implique de manera precisa que se trata de un partido pronunciadamente revolucionario, empeñado en implantar un modelo socialista adaptado a la especificidad venezolana.

El fenómeno peronista de Argentina, que nunca terminé de entender, aparece constantemente como el único proceso que guarda parecido con lo que estamos presenciando en nuestro país. Para complicarnos más, el mismo Chávez, en cada oportunidad propicia, le brinda aplausos al general Juan Domingo Perón.

Sin ser experto en la materia, hay un Perón distinto que le simpatiza a cada sector político de Argentina, desde la extrema derecha hasta los movimientos procomunistas.

Sin embargo, para la izquierda venezolana de mi época Perón fue un prototipo de los gorilas sureños, tal vez menos entreguista y con pronunciados desplantes de populismo. En la práctica sus simpatías lo vinculaban a Francisco Franco y al falangismo español, cuya dictadura sostuvo a base de grandes envíos de trigo. A su caída, tras un gobierno que tuvo algo de tango y de zarzuela, le dio asilo el combo pérezjimenista y de aquí huyó la víspera del 23 de enero hacia la España del Caudillo.

A estas alturas lo que más nos recuerda a Perón es la obra musical “Evita”, con Maddona en el rol principal.

Actualmente en Venezuela el chavismo ocupa un espacio que a veces no se sabe si es mayor que el de los militantes que tienen las ideas socialistas bien claras.

Con fines indescifrables en el PSUV algunos pregonan la consigna “con Chávez todo, sin Chávez nada”, como si su liderazgo estuviera en cuestión. Otros lo propalan como si después de Chávez el diluvio fuera la alternativa.

Como es lógico, en el PSUV todos somos en mayor o menor grado chavistas, sin dejar de tener ideas propias basadas en la interpretación de la realidad social. Lo que no puede ser es que en el partido todas las decisiones importantes las tome una sola persona o cuando mucho una cúpula sin debatir o contrastar posiciones.

Por lo visto las quejas no fluyen de la base hacia la alta dirigencia y los reclamos se los traga una burocracia hermética.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1930 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor