Pildoritas 82 (año 03)

CUALIDADES, ENTRE OTRAS, PARA UN ACEPTABLE PARLAMENTARIO SOCIALISTA.

PRIMERO; Recordar hasta en sueños que se debe a sus electores pero también a sus no electores del circuito que le eligió.

SEGUNDO; Mantener en su oficina un mapa geográfico de su circuito.

TERCERO: Marcar en el mapa por prioridades las necesidades y carencias que padece su circuito, de las cuales debe poseer un diagnóstico jerarquizado y proponerse planes para resolverlos, a la brevedad, a través de una gestión coordinada ante los Organismos Nacionales, Regionales y locales,

CUARTO: Oír en asambleas periódicas a cada comunidad de su circuito, y hacer junto con ellas el seguimiento a la solución de los problemas ..-

QUINTO: Aprovechar las Asambleas para crear conciencia entre sus asistentes a fin de que se sensibilicen con la problemática y sus soluciones de la manera más participativa.

SEXTO: Fijarse como meta la conquista de aquellos que se encuentran, por algún motivo, alejados de la Revolución.

SEPTIMO: Llevar en agenda día a día el avance logrado en los objetivos propuestos.

OCTAVO: Designar en cada una de las parroquias, circunscripciones o áreas de su circuito una persona o un equipo ad honorem, por cada problema a fin de que le mantenga informado al minuto del desenvolvimiento de la solución en marcha.

NOVENO: No aislarse en ningún momento, para ello debe mantener comunicación permanente con su circuito y estar dispuesto a recibir llamadas y mensajes en sus teléfonos CANTV o Celular, a cualquier hora.

DECIMO: Mantener en todo momento una conducta ejemplarizante, vale decir, un diputado no puede dar pie para que se critique su vida personal y privada, un diputado no puede dar espectáculos, por consumo de licor, asistencia a sitios de dudosa reputación o relacionarse con personajes señalados por conductas reprochables.

UNDECIMO: Un diputado revolucionario no puede de la noche a la mañana aparecer con carro de lujo, zapatos, trajes y prendas de marca, viajes al exterior, fiestas lujosas por el cumpleaños de sus hijos, pues es bien sabido que su sueldo no alcanza para darse lujos de ningún tipo.

DUODECIMO: Por ningún motivo debe prestarse para contribuir al tráfico de influencias, así que no puede utilizar su investidura para solicitar favores contractuales, permisos y licencias etc. para nadie, pues su responsabilidad es colectiva, excepción de casos de salud, vivienda y necesidades básicas de sus electores y no electores.-

DECIMOTERCERO: Debe ser garante del buen funcionamiento de las misiones en su circuito y de que las que no existan puedan llegar a las comunidades,-

DECIMOCUARTO: Un parlamentario revolucionario debe ser ejemplo de dignidad, honestidad y responsabilidad y estar presto a denunciar la corrupción y el burocratismo, en todas sus manifestaciones, porque de no hacerlo así, su futuro político, va a ser “pan para hoy y hambre para mañana”, ejemplos tenemos bastantes.-

DECIMOQUINTO; Debe estar en capacidad de distribuir su tiempo entre las obligaciones de cámara, en la cual no puede ser un invitado de piedra, solo “levanta mano”, y su labor en el circuito, por lo tanto no puede estar perdiendo tiempo en francachelas, viajecitos, escapadas etc. Ejemplo claro tiene en el líder quien es incansable trabajador.

DECIMOSEXTA: No puede ser un diputado mediático, debe estar dispuesto a pisar barro y empolvarse los zapatos recorriendo su circuito con la mayor frecuencia, sin descartar su participación en los medios con fines revolucionarios.-

EL DEPRIMENTE ESPECTÁCULO COPEYANO

El espectáculo del grupito de copeyanos que aun quedan a nivel nacional es tan deprimente que sumado a la payasada en que devinieron las llamadas primarias del oposicionismo, nos muestran un cuadro desolador tal, que en estos momentos en el Pentágono, donde se cocinan todas las estrategias para buscar salir de Chávez, deben estar lanzando sapos y culebras contra quienes, o se han cogido los reales que les mandan, no han sabido utilizarlos convenientemente, o el enemigo a vencer es tan fuerte y posicionado en el corazón de los venezolanos, que no hay fuerza humana capas de torcer el rumbo hacia el socialismo que la mayoría de este pais se ha propuesto.-

Lo sucedido en COPEI es una muestra clara del deterioro al que han llegado los partidos tradicionales de la derecha y sus derivados, todos son cascarones vacíos, sin pueblo, sin proyecto, sin liderazgo, quedaron solo para pelearse a ver quien recibe más dólares de los proveedores del Norte, quienes son tan tozudos que no alcanzan a comprender que esta gente del escualidismo, es un cementerio de cadáveres y de agonizantes políticos, que ya no dan más, pues después de las derrota del golpe, del paro petrolero y de las guarimbas, sus neuronas quedaron imposibilitadas de producir cualquier idea o estrategia que les permita recuperar algo de lo que tiraron por la borda, cuando tuvieron la oportunidad.-

A COPEI, solo le falta la lápida para que todos se eneteren que descansa en paz.


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1795 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas