Dos procesos, dos visiones

La pasada semana pudimos apreciar dos procesos políticos de selección de candidatos nacionales para aspirar un curul a la Asamblea Nacional, pero el enfoque que se le dio a ambos fue totalmente distinto. Primero observamos un proceso de selección de candidatos de la oposición, donde influyeron los acuerdos cogollericos de los partidos mayoritarios, quienes aparentemente se estaban oxigenando y cometen los graves errores del pasado que los llevaron a los predios de la desaparición, teniendo que realizar una ardua lucha de años donde lograron demostrar que los partidos hacen falta. En este sentido los miembros de la sociedad civil no partidista han sufrido una gran desilusión cuando vieron primeramente que la gran mayoría de los cargos se los repartieron los cogollos, dejando por fuera personas con cierta tradición e importancia política, y para colmo de males los copeyanos se cayeron a trompadas y en algunos Estados como en Nueva Esparta pusieron a mas de uno preso por los abusos cometidos.

Bajo otra visión pudimos observar las elecciones internas del PSUV donde todos los circuitos fueron a unas elecciones primarias por la base del partido y muchos considerados intocables no podrán tener la opción de repetir como candidatos para los próximos comicios de Septiembre, por supuesto reservándose la Dirección del partido y el Presidente la lista, en este caso yo hubiese propiciado que para el primer puesto de las listas también se realizaran las internas, pero de todas maneras la visión de amplitud del chavismo con respecto a la oposición llamó a mas masa popular y crea un clima de mayor armonía y confianza para las elecciones venideras.

Las visiones políticas no son sueños, ni esperanzas, ni profecías, ni imperativos morales, aunque cualquiera de tales cosas pueda surgir de una visión determinada. Una visión es un sentido de causación y, por ello, las visiones son el fundamento sobre el que se construyen las teorías. Las visiones acerca de la sociedad y su funcionamiento, además de inspirar pensamiento y acción política, son importantes en sentido individual porque nos ayudan a formar opiniones y adoptar posiciones en materias en las que somos ignorantes.

Es importante dejar claro que desde cualquier visión uno de los fines de la política debe ser la búsqueda de la justicia social, que es el deber de cada ser humano de atender a las necesidades de los demás y lograr, en lo posible, su bienestar, un deber moral individual que se traduce en la esfera pública y política en el deber de los gobernantes de actuar sobre los derechos de propiedad, que Godwin consideraba fundamentales, pero subordinados al logro de lo que él llamaba “justicia política”. Sea cual fuere nuestra tendencia, capitalista, socialista, comunista o cualquier otra debemos buscar una posición política pensando en el bienestar del pueblo. Espero que todos aquellos candidatos a la Asamblea Nacional tengan presente estas reflexiones y no se dejen avasallar por el poder y la opulencia.


reinaldosilva119@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1827 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a100002.htmlCd0NV CAC = Y co = US