La lucha en Elebol ahora es cuando empieza

El justo reconocimiento que el gobierno revolucionario del presidente Hugo Rafael Chávez Frías ha hecho a todos los trabajadores de la Elebol socialista al incluirnos en el contrato marco de trabajo del sector eléctrico, no es más que una invitación a redoblar el esfuerzo,el empeño, el compromiso y la disposición al sacrificio solidario y revolucionario por mantenmer a flote a esta empresa y no traicionar la confianza que la colectividad angostureña ha puesto en nosotros como garantes de la preservación del servico electrico.

La inclusión en la contratación colectiva única del sector eléctrico,representa un significativo avance en la calidad de vida junto a nuestras familias de todos cuantos ponemos diariamente el esfuerzo en pos del fortalecimiento de la Elebol socialista, con trabajo responsable, dedicación y sentido de pertenencia en la permanente búsqueda de vencer las dificultades en una acción de corresponsabilidad.

El poyo que como vanguardia revolucionaria hemos dado al proceso bolivariano, para cambiar la imagen y la conducta de Elebol, como empresa de servicio ha sido significativo y con verdadero espíritu de sacrificio, porque devengando salarios por debajo de la media de las empresas hermanas hemos empujado la carreta para que Elebol salga adelante.

Hemos sido testigos de excepción, por ser actores en el proceso, de como se puede con voluntad y ética hacer de un mosntruo virtual, un aliado real, respetado y querido, por quienes antes le veian como un enemigo. Elebol, como empresa de servicio, fue rescatada por el gobierno revolucionario de manos del sector privado con la finalidad de ponerla al servicio de usuarias y usuarios y dignificar a todos los trabajadores,que desde la óptica capitalista,solo somos herramientas para producir plusvalía y hoy gracias a esa orientación humanista y revolucionaria,somos modelo de lo que debe ser una empresa pública socialista de servicio.

La políticas puestas en vigor por la Junta Administradora y Liquidadora, con el apoyo de trabajadoras y trabajadores con programas sociales de autogestión,de inclusión de las comunidades en la solución de sus problemas, de puertas abiertas a la discusión y a la retroalimentación, empresa – comunidad y viceversa han logrado en estos tres años, que Elebol, de ser considerada como enemiga y represiva de las comunidades, pase a ser una aliada, amiga, a cuyos trabadores y trabajadoras en vez de sacarlos a pedradas de las comunidades o secuestrarlos para reclamar el servicio eléctrico, hoy son recibidos como asesores, aliados, que van a trabajar junto al colectivo por la solución de los problemas en sus barrios y urbanizaciones y pujando por el desarrollo integral de la ciudad, que nos alberrga a todos.

Elebol, que formsa parte del acervo patrimonial de los angostureños, porque entró en su año centenario, hoy es de la comunidad y sus trabajadores somos actores importantes en el desarrollo integral de Ciudad Bolívar.

Pero en honor a la ética revolucionaria tenemos que decir, ahora es cuando tenemos que pujar para concluir la tarea, como es la liquidación de la empresa, que tiene que ser la salidad, porque una nacionalización o estatización sería un fraude para el estado y el pueblo venezolano.No tenemos porque pagar un centavo a quienes chatarrizaron a Elebol, para enriquecerse ilícitamente. Tenemos que presionar para que de una vez se de la decisión judicial, que nos sacará del limbo en que estamos que no permite el acceso a recursos y en consecuencia dependemos exclusivamente de lo que nuestras aliadas y aliados pagan por el servicio eléctrico que disfrutan, recursos que no son suficientes para garantizar la honra de compromisos laborales y a la vez garantizar el servicio eléctrico,cuyo mantenimiento es sumamente elevado,sobre todo en temporadas de calor, como la que nos azotó hasta la primera quincena de diciembre, que solo en adquisición de transformadores para reponer los quemados se fueron las pocas reservas que teniamos como empresa.

La homologación de salarios a través de la contratación única, es un justo reconocimiento de la revolución al esfuerzo de todos, pero ahora nos toca unir esfuerzos y discutir la problemática interna como se dice en buen criollo a “calzón quiitao” para sincerar las cosas y ver cual es nuestro destino definitivo y donde vamos a encontrar los recursos que eso implica, mientras estemos en este limbo jurírico. Por eso es bueno recordar que la revolución no ofrece lecho de rosas, sino caminos tortuosos que hay que trochar y en Elebol,la lucha ahora es cuando comienza.


Periodista CNP 2414 cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2382 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: