El diario de Oscar Heck – el 20 de junio del 2024

Ayer miércoles fue un desastre, no para la elite gobernante, ni para sus relativamente pocos arduos seguidores y cómplices en la destrucción de nuestro país, sino, para nosotros, para el pueblo que debemos constantemente sufrir las consecuencias monetarias de las acciones de un jefe de Estado que obviamente no sabe gobernar, ni a quien le importaría un carrizo el bienestar del pueblo, obviamente, verán por qué.

Su propio bienestar, es la única cosa que cuenta para él y sus compinches.

Bueno …

Como ya saben, si han leído mis anteriores diarios y artículos, la luz aquí en este sector de La Guaira donde vivo se ha ido regularmente desde hace días, y meses, y años, así como ocurre regularmente en gran parte del país desde el 2013.

Hoy la luz se fue durante 9 horas consecutivas, CDM.

Todos los negocios sufrieron, y la producción casera también, porque [casi] todos necesitamos electricidad para poder producir, y en mi caso, tuve que posponer mi trabajo en mi taller de un día, o sea, perdí un día completo de producción, sí señor, otra vez.

CDM.

Bueno …

Mientras andaba por las playas buscando aire, viento, porque en mi taller la temperatura subió a 39 grados y era imposible trabajar, una conocida mía, quien también vive y trabaja aquí en La Guaira, y quien se fue a Guatire hace 4 días (el lunes) para sacarle la partida de nacimiento a un familiar que vive en el Táchira, ella también perdió su día, porque las oficinas de la alcaldía de Guatire, ayer miércoles, estaban repentinamente cerradas debido a que el presidente de Venezuela se presentó desde la nada allí en Guatire para hacer su campaña electoral, y todos los empleados del gobierno tuvieron que asistir forzadamente a sus actos públicos.

Sí señor.

Así es la Venezuela de hoy

El lunes, cuando ella hizo la solicitud para sacar la partida de nacimiento para su familiar allí en Guatire, le habían dicho que el miércoles (ayer) ella podría ir a buscarla, ¿por qué no se la dieron de una vez?, ¿ah?, pero no, le hicieron perder el día miércoles, y el martes también, esperando. Como que a nadie en el gobierno le importara un carrizo que ella estaría perdiendo hasta ahora 5 días de trabajo porque ella ahora tiene que regresar a buscar la partida de nacimiento hoy jueves, y ella no podrá regresar a La Guaira hasta mañana viernes, y todo eso debido a que el presidente apareció en Guatire el miércoles desde la nada para hacer su campaña electoral.

Sí señor.

Esa es la Venezuela de hoy.

O sea, ella, quien gana menos de $40 semanales, lo cual no alcanza para nada de todas maneras, perdió esos $40 a causa del presidente de Venezuela, y así fue, precisamente.

Y yo perdí un día de trabajo también.

¿Quién es más importante?

¿El presidente del país, o el pueblo?

Calculen.

¿Cuántos casos parecidos no estarían ocurriendo a nivel nacional durante el recorrido del presidente de Venezuela por todo el país haciendo su campaña electoral (¿y de dónde saca todo ese dinero? ¿de los cofres del Estado?)?

¿Y la luz?

Él es el jefe de Estado, ¿o no?

¿Y él cree que la gente votará por él?

Sí Luis.

¿Él le repagará el dinero perdido a mi conocida, y sus gastos durante los 5 días que ella perdió a causa de él y de su profundamente inepta burocracia?

¿Él me pagará a mí mi día de trabajo perdido?

¿Ah?

Esa es la realidad venezolana sobre el terreno.

NOTA ADICIONAL:

Cada día estoy viendo en las noticias y en los artículos de opinión aquí en Aporrea y en los medios del Estado venezolano que los maduristas están amplificando la noción de que el gobierno de EEUU y la oposición venezolana le han robado CITGO al Estado venezolano. Esto, obviamente, significa que los maduristas no tienen ni la menor idea de cómo funciona el sistema financiero (sin importar si un Estado fuera capitalista, socialista, o comunista, o lo que sea), es que, el sistema financiero no tiene absolutamente nada que ver con alguna ideología política, ni nada al estilo, tiene que ver solamente con el dinero, y nada más, o sea, aquellos que creen eso de que se han robado CITGO, son unos tremendos ignorantes en ese aspecto, o, se hacen los locos. La cosa es muy sencilla, si uno compra una casa, uno hace un depósito de tanto al banco, digamos entre 10% y 30% del valor de la propiedad, y el resto, uno lo paga mensualmente al banco hasta pagar la casa completa, pero, si uno falta o falla en su pago mensual, el banco simplemente le quita la casa, y eso es todo, es así de sencillo, y eso es precisamente lo que ha estado ocurriendo con CITGO, o sea, no es ningún robo, no señor, y si los ignorantes maduristas no entienden eso, bueno, entonces deberían ir a tomar cursos de finanzas, y punto.

oscar@oscarheck.com



oscar@oscarheck.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2137 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: