Ni sencillo, ni vuelto (En estaciones de combustible en la capital de Mérida )

En la ciudad de Mérida diariamente de lunes a sábado se publica a las 6 am el sorteo de números terminales de placa que distribuye entonces la demanda por gasolina entre aproximadamente 6 estaciones de combustible o "bombas de gasolina".

Un efecto de este sistema es que los choferes comienzan a reunirse en ciertas áreas de la ciudad desde las 5:15 am para esperar el sorteo que se publica en redes sociales y salir velozmente a buscar cada carro su respectiva bomba.

Este lunes 31 de octubre madrugué para para cazar la gasolina y a las 6 am ya estaba en la cola de la bomba sorteada. La espera finalmente fue de 4 horas, compré lo equivalente a 14 dólares, lo cual pagué con un billete de 10$ y el resto con Bolívares en billetes de 10 y 20 Bs. Antes de entregarlo, el billete de 10$ fue cuidadosamente planchado y guardado entre las hojas de un libro para que a la hora de que las cajeras de la bomba lo revisaran no distara mucho de un billete recién salido de la reserva federal. Todos en este país estamos conscientes que el uso y manejo de billetes denominados en dólares EEUU, es responsabilidad propia y no se pretende que el Banco Central de Venezuela me planche y embelece el billete.

Pero, ¿qué pasa con los billetes denominados en Bolívares?, la misma cajera de la bomba que recibió el billete de 10$ rechazó un billete de 20Bs, porque según ella estaba deteriorado. Yo le dije que tal apreciación era subjetiva y que ese billete tenía un serial y un banco emisor que velaba por su valor y uso, que una vez depositado en el banco este tomaría la decisión de dejarlo en circulación o de reponerlo, pero de que ese billete tenía valor…..lo tenía.

La cajera no lo acepta y dice que el banco tampoco lo acepta, pues en anteriores depósitos los cajeros bancarios discriminaban que billete recibir y cual no. Dudoso de esta información me dirigí al banco donde tengo cuenta y le consulté a la cajera bancaria sobre el billete de 20Bs en cuestión. Cual sería mi sorpresa que la cajera no solo rechazó el billete, sino que lo tiró del mostrador, yo le pedí explicaciones y me dijo que el banco no recibía billetes deteriorados. Le pedí que me pasara con la gerente y así cual muñeca de PDVSA me dijo que lo que ella me decía también lo diría la gerente.

Al momento de sacar mi celular para tomar foto y video de la situación, a la autodenominada vocera del banco, se le arrugó el alma y accedió a llamar a la gerente. Mis preguntas para con la gerente fueron simples, 1.- Está este banco recibiendo billetes considerados deteriorados por los cajeros?, 2.- ¿Cuál es el criterio para considerar deteriorado un billete salido al mercado el 21 de abril del 2021?, y 3.- Que resolución proveniente del BCV, facultaba al personal del banco recibir o no billetes en bolívares.

Ninguna de las preguntas fue contestada, vagamente la gerente decía que si yo depositaba el billete en mi cuenta ella lo recibiría pero que los cajeros podrían revisarlo y no lo recibirían. El vigilante del banco, persona muy amable y servicial, decía que el BCV había dicho que no recibía billetes deteriorados. Pero ni en las paredes del banco ni en la página web del BCV existe alguna nota que oficialice un argumento de esta magnitud. Ingenuamente la gerente me recomendó ir con quién me había dado el billete y regresárselo, le dije que no sabía en qué momento yo había recibido este billete y que por lo general los flujos monetarios son así de impersonales.

De vuelta a la bomba de gasolina y le dije a las cajeras que tenían razón, que el banco no recibe billetes en Bs considerados deteriorados. Pensé en Milei y su máxima de eliminar el banco central de Argentina, recordé que por las sanciones no se puede exigir billetes de dólar planchados y limpios y lamenté que a nuestro BCV desde hace rato cualquier cosa que se le pida es mucho pedir.

Los protagonistas de esta historia hoy 31 de octubre en el turno de la mañana son: la estación de gasolina Lagomérica, situada en la cabecera del terminal de pasajeros, y el banco es la sucursal del Banco de Venezuela situada en el CC Cantaclaro, Av. Las Américas. Allí mismo en la ciudad de Mérida, Venezuela, sin sencillo ni vuelto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2959 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: