Llenando el vacío: cuando vuelve el petróleo venezolano

Con análisis a Miguel A. Jaimes N.

Miembro del Instituto para el Desarrollo de Tecnologías de Combustibles y Energía (IRTTEK) de la Federación Rusa

El sector petrolero de Venezuela que ha sido objeto de sanciones puede que haya obtenido una oportunidad de revivir. Y no tiene nada que ver con el cambio del poder, sino con la crisis energética mundial, provocada en gran medida por la guerra en Europa del Este. Por ello, desde el inicio del conflicto en Ucrania, delegaciones estadounidenses han visitado ya dos veces a Venezuela y, según los rumores en ambas ocasiones se ha discutido la posibilidad de reanudar las exportaciones de petróleo venezolano a EE.UU. También se han mantenido conversaciones con algunos países europeos.

El Instituto para el Desarrollo de Tecnologías de Combustibles y Energía (IRTTEK) ubicado en la Federación Rusa analiza la probabilidad de que el petróleo venezolano vuelva pronto al mercado mundial.

En mayo de 2022 se produjo un acontecimiento inesperado. El Departamento de Estado de EE.UU. dio permiso a la gigante venezolana PDVSA para suministrar petróleo a Europa. Sin embargo, sólo para pagar la deuda acumulada junto a ENI de Italia y Repsol de España. Como resultado el suministro comenzó en junio 2022 y ayudó a la región —Europa— a reducir su dependencia del petróleo ruso. Desde junio ENI ha recibido 3,6 millones de barriles de petróleo venezolano diluido, según documentos de PDVSA y los datos de seguimiento de los petroleros. La mayoría de estos envíos fueron reenviados posteriormente a Repsol.

Sin embargo, los términos del acuerdo no proporcionaron el dinero en efectivo ni el combustible que necesita PDVSA que no puede contar con sus anteriores mercados, por tanto, sus propias refinerías no están en la capacidad máxima por razones obvias. En consecuencia, Venezuela suspendió los envíos en agosto 2022 con la petición que la italiana ENI y la española Repsol enviaran combustible a cambio de futuros envíos.

Sin embargo, este caso demostró que la puerta del petróleo venezolano hacia Europa no está completamente cerrada. Venezuela se esfuerza por reactivar la producción de petróleo extrapesado en la Faja Petrolífera del Orinoco, y el plan de cambiar combustible por crudo puede dar cierto impulso y ayudar a reiniciar el proceso.

Las autoridades venezolanas están haciendo todo lo posible para facilitarlo. El primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, ofreció en julio públicamente petróleo a Europa para satisfacer sus necesidades energéticas.

"Tienen problemas con el gas, con la gasolina, con el combustible, con los fertilizantes y Estados Unidos no los va a poder ayudar, y viene el invierno y es muy severo, imagínate cómo se irá a poner el costo de los servicios energéticos en Europa completa", destacó Cabello, subrayando que Venezuela tiene petróleo que puede satisfacer las necesidades de Europa por los próximos cien años. Esta región seria un nuevo mercado por explorar para Venezuela.

- El mercado del petróleo es inmenso y hay que saber navegar por él, dijo a IRTTEK el experto venezolano en energía y director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías de Venezuela Miguel A. Jaimes N. - En el actual mundo que depende de la energía no se puede aislar completamente a los países y encontrar inmediatamente petróleo en otros mercados. Por supuesto, hay materia prima en África y otras regiones incluyendo a EE.UU., pero se necesitan inversiones y profesionales serios para extraerlo, y el proceso de puesta en marcha de nuevas rutas y refinerías puede llevar unos 20 años. A ver cómo sale Occidente del atolladero energético en el que se metió al imponer sanciones. Vamos a ver dónde pega el boomerang."

El último barril de petróleo venezolano llegó directamente a España en octubre de 2020, tras lo cual Madrid bajo presión estadounidense se vio obligada a dejar de importar y recurrir a otros exportadores como México y Nigeria. No se puede decir que la española Repsol esté muy contenta con el hecho de tener que romper relaciones con uno de sus socios clave, PDVSA, por motivos políticos. Por eso, las actuales visitas estadounidenses a Caracas están siendo seguidas muy de cerca en España.

- Los que han impuesto sanciones a Venezuela, es decir, Estados Unidos, Europa y Canadá, tienen ahora grandes problemas relacionados con las importaciones de petróleo", —les llegó el boomerang— afirmó Miguel A. Jaimes N. - Por ello, Francia y otros países occidentales ya hablan de levantar o limitar las sanciones contra Venezuela. Ya no hay duda que muchos países consumidores necesitan el petróleo venezolano en medio de la crisis. Recientemente, Venezuela decidió firmar un acuerdo de 20 años con Irán, que, entre otras muchas áreas, incluye la importante cuestión del apoyo técnico a la infraestructura petrolera de Venezuela. Las sanciones han obligado a Venezuela a mirar hacia otro lado, especialmente en el aspecto técnico en la sustitución de equipos y materiales.

El conflicto en Ucrania ha agravado la crisis energética y esto puede jugar a favor de Venezuela en el futuro, pero Caracas también ha salido perdiendo a corto plazo. Desde el inicio del conflicto y debido a la avalancha de petróleo ruso hacia India y China, Venezuela ha tenido que reducir drásticamente el precio de su petróleo para intentar preservar sus escasos mercados disponibles.

Por ejemplo, los descuentos para las refinerías chinas alcanzaron niveles récord a partir de febrero 2022, según expertos en energía y ejecutivos petroleros venezolanos. Un barril del Merey comenzó a venderse en 45 dólares más barato que el Brent en Asia. Hasta febrero de 2022, el descuento era aproximadamente la mitad de lo que es ahora, según ejecutivos petroleros venezolanos.

En definitiva, Venezuela está luchando por volver al "gran juego" aprovechando tanto la crisis energética como el cambio de prioridades en la política internacional, donde el presidente Nicolás Maduro parece haberse interesado menos por la comunidad internacional en medio de otros acontecimientos.

Tal vez Washington también se beneficiaría de la liberación del petróleo venezolano lo que ayudaría a bajar los precios y disminuiría el daño a las economías occidentales causado por las sanciones contra Rusia. En el inquieto año 2022, parece cada vez más probable que los intereses, más que las relaciones, pasen a primer plano. Veamos cómo afecta esto a los flujos globales de energía.

Mikhail Smyshlyaev

Instituto IRTTEK

Agosto 2022

Con análisis del Dr. Miguel A. Jaimes N.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Miguel Jaimes

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Director del Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Sitios webs; https://www.geopoliticapetrolera.com y https://www.lamucuy.com.ve

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes

Miguel Jaimes

Más artículos de este autor