La lista de PDVSA, o el fascismo es una perversidad colectiva

Se habla de la existencia de una lista de "ramiristas" en PDVSA, confeccionadas por unos cooperantes complacientes con las instrucciones de arriba: ponerle los ganchos a esa "banda". La iniciativa no es un hecho aislado, al contrario, es parte de todo un desplazamiento acelerado de la sociedad hacia el fascismo.

El gobierno madurista tomó un rumbo fascista, ocurrió lo previsible de un proceso dirigido por la alianza lumpen sindical, sectores marginales y de la clase media como instrumento de la restauración capitalista. El gobierno dilapidó el apoyo que heredó del gobierno de Chávez, se apartó de su espíritu, abandonó la lucha contra "la lógica del capital" y quedó desnudo de práctica y de teoría; víctima del pragmatismo más salvaje, arrasó con el país como si una fuerza de ocupación fuese.

En esas terribles circunstancias, por él mismo creadas, no le quedó más camino, no tenía capacidad para hacer algo distinto, que deslizarse espontáneamente por el tobogán fascista. La primera tentación fue acabar con la crítica, de esta forma el gobierno quedó sordo, ciego, aunque no mudo, la capacidad de mentir se elevó. La segunda tentación fue defenestrar a la resistencia interna: se exilió, se encarceló, se desprestigió usando los poderosos medios de información, al final el país fue privado de muchos de sus líderes naturales forjados en las luchas del Chavismo. Comenzaba así el deslizamiento al fascismo. Luego vino una brutal represión espiritual, que complementa a la represión física.

Esta represión intelectual utilizando los medios de información, las intervenciones y acusaciones del alto gobierno, la censura, la autocensura, el miedo de los medios privados, el cierre y saboteo de los medios independientes, esta embestida manipuladora de la psiquis instalan en el alma de grandes sectores de las masas unas creencias, valores que la convierten en activistas del fascismo, ya esos individuos no tienen opinión propia, sus opiniones están dadas por el brote fascista, son víctimas y a la vez son victimarios.

La culpa de los males es concentrada en sectores de la población, alguna vez fueron los judíos, otras veces son los comunistas, aquí entre nosotros se intenta culpar a los colombianos. La pretensión no les funciona suficiente, la hermandad de siglos con el vecino país es un formidable obstáculo para esa canallada. Culpar a los gringos es una evasiva débil, un día lo acusan y ya en la tarde les extienden la mano y los adulan. El perfecto chivo expiatorio es el "ramirismo".

Con el "ramirismo" encontraron al culpable que necesitaban, la consigna para la masa ignara es: "todos los males se acabarán cuando le pongan los ganchos a esa banda", con esa consigna manipulan el miedo y aplastan toda capacidad de pensamiento. Ahora las capas más contaminadas brincan a perseguir a los culpables, por ahora hacen listas, después, al amparo de los desgobernantes, pasarán a mayores.

Se cumple así la profecía de que el fascismo comienza en la cúpula dirigente y de allí intoxica a la masa, formándose un complejo gobierno-masa manipulada que tiene su propia dinámica. En ese punto nos encontramos, ahora es el momento de detener al fascismo, luego el costo será mayor.

Esa lista es señal, un paso claro hacia el fascismo, indicio de que el virus prendió en sectores de la población, no es por acaso que comienza en PDVSA, fue esa empresa el músculo económico de la Revolución y también formidable reservorio de espíritu de lucha por el Socialismo.

¡ESA LISTA EN REALIDAD ES CONTRA CHÁVEZ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2418 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: