Boletín Petrolero - 30 de diciembre 2020

VENEZUELA

Este año que concluye para Venezuela, es el sexto de una terrible crisis económica, política y social que sacude al país y a la que no escapa el sector petrolero.

La economía

El deterioro de la economía de Venezuela marca un nuevo récord histórico en la caída del PIB, lo que significa un retroceso de más de 70 años, ya que para el año 1950, con una población de 5.035.000 habitantes el PIB per cápita de Venezuela ascendió a 751,04 USD; mientras que para este año apenas alcanza la cifra de 600 USD. Para la fecha la pérdida acumulada del PIB, a partir del año 2013 alcanza el -74%, una economía que entra a su séptimo año consecutivo de contracción.

En el caso de la inflación, las estimaciones para el cierre del año 2020 se ubican, según el FMI, en 6.500%, un proceso hiperinflacionario que, aunque las máximas autoridades del gobierno la niegan, afecta el dia a dia de los venezolanos., en el país, donde

Estos indicadores se traducen en un alto costo de acceso a distintos rubros, como: alimentos, transporte público, gas doméstico, entre otros, con un dólar que para finales de año ya supera el 1.100.000 de bolívares soberanos, con lo cual el salario mínimo mensual es de solo 1 dólar, el más bajo del hemisferio y probablemente del mundo, lo cual coloca a más del 90% de la población por debajo del umbral de la pobreza, de acuerdo a los índices de la ONU.

En síntesis, el año 2020 fue para Venezuela un año más de retroceso económico y social, marcado por la incertidumbre y la improvisación política en las decisiones trascendentales para la recuperación del país.

Colapso de la Industria Petrolera

El colapso de la industria petrolera venezolana se produce luego de seis años de un proceso de purgas, persecuciones y militarización de la empresa nacional petróleos de Venezuela, que ha llevado a prisión a más de 100 gerentes, directivos y trabajadores y que ha provocado la salida de más de 30 mil trabajadores calificados e ingenieros de la empresa.

Luego de seis años de iniciada esta persecución contra ministros y directivos que estuvieron al frente del sector petrolero y de la empresa durante 10 años en el gobierno del presidente Chávez, los resultados de la violencia y mala conducción del sector están a la vista.

Una caída de la producción de petróleo y gas sin precedentes en el mundo, ha llevado la producción de petróleo en el país, a tan solo 407 mil barriles dia de petróleo, una caída de 2,6 millones de barriles dia de petróleo en tan solo 6 años, el 86,5% de la producción respecto a los niveles del 2013, un nivel de producción similar al que tenía el país en 1930.

PRODUCCIÓN PETROLERA EN VENEZUELA
(1922-2020)

Siendo Venezuela el país como mayores reservas de petróleo certificadas a nivel mundial, 316 billones de barriles de petróleo, hoy su producción lo convierte en un país irrelevante, sin ningún peso en el mercado mundial de petróleo, ni en el seno de la OPEP, organización de la que fuera fundador.

A la fecha el país ha caído del puesto número 3, que ocupaba en el 2013, en el ranking de los productores de la OPEP al puesto 10 en el ranking actual, solo por encima de Congo, Gabón y Guinea Ecuatorial.

RANKING PAÍSES OPEP
(noviembre 2020)

Fuente: Datos MOMR OPEP, elaboración propia

En cuanto a América Latina, el país ha caído del primer lugar que ocupaba en 2013 como productor de petróleo de la región, al puesto 6 actualmente, solo por encima de Guyana.

RANKING PRODUCTORES PETRÓLEO AMÉRICA LATINA
(noviembre 2020)

Fuente: Elaboración propia

En cuanto al sistema de refinación nacional, el país, con una capacidad instalada de 1,3 millones de barriles diarios, este solo opera a un 10% de su capacidad por lo que el país ha estado sometido a una escasez crónica de combustibles, gasolina, diesel y GLP.

Las refinerías nacionales han estado sometidas a un proceso de desmantelamiento, desinversión y persecución a sus cuadros técnicos, que las ha hecho colapsar operacionalmente. El gobierno ha tenido que recurrir a la importación de gasolina desde Irán (país bloqueado y sancionado por los EEUU), así como al argumento de sucesivos supuestos ataques terroristas que incluyen "ataques con misiles", ante su incapacidad para reactivar el sector.

EVOLUCIÓN CONSUMO INTERNO DE COMBUSTIBLES VENEZUELA
(2001-2020)

Uno tras otro, fracasan los intentos del gobierno de reactivar las refinerías, produciéndose explosiones y derrames que afectan aún más al sector y comunidades aledañas.

Es importante resaltar que el sistema de refinación venezolano, en el año 2014 produjo 1,15 millones de barriles de combustibles, de los cuales, dispuso 638 miles de barriles día para el mercado interno y exportó 404 MBD.

Hoy día, las refinerías están paralizadas, u operan a muy poca capacidad. Igual situación se vive en los complejos criogénicos y de procesamiento de gas, Venezuela es el 8vo país con mayores reservas de gas en el mundo. Sin embargo, ante la incapacidad operativa de PDVSA, la población, sobre todo ubicada en el interior del país, se ha visto en la necesidad de cocinar utilizando leña.

El rescate del Pilín León

El pasado 26 de diciembre se cumplieron 18 años de la recuperación del Buque Petrolero Pilín León70, hecho que marcó la derrota del sabotaje petrolero, adelantado por la gerencia petrolera de entonces, en los años 2002-2003, para derrocar al gobierno del presidente Chávez.

Retoma del buque Pilín León, 26 de diciembre de 2002. Presentes, el presidente Hugo Chávez, el ministro de petróleo Rafael Ramírez, junto a miembros de la tripulación, voluntarios y personal militar

El rescate del Pilín León marcó la derrota del bloqueo a nuestras costas y de la recuperación de nuestra empresa nacional, PDVSA. En aquel momento, esta acción política insurreccional, saboteó todo nuestro sistema de refinación nacional, es decir, detuvieron y dañaron su infraestructura, así como los sistemas automatizados y de control, la producción de petróleo y gas, hubo que detenerse cuando se colmaron nuestras capacidades de almacenamiento y nuestros puertos estaban bloqueados, no teníamos buques propios.

A enero de 2013, el país solo producía 23 mil barriles día de petróleo, no había gas ni combustibles para abastecer el mercado interno. El país era un caos.

Sin embargo, quienes estuvimos al frente de la recuperación de la empresa, del Ministerio de Petróleo, gerentes y trabajadores, bajo la conducción política del presidente Chávez, fuimos capaces de restablecer la plena capacidad operacional de PDVSA, alcanzando en el mes de marzo el restablecimiento de 3 millones de barriles días de petróleo, se reiniciaron las exportaciones y reinició el funcionamiento nuestras refinerías y plantas de procesamiento de gas.

Con un gobierno revolucionario, responsable y con equipos técnicos calificados, fuimos capaces de restablecer nuestras operaciones petroleras y, a partir de allí, conquistar nuestra Plena Soberanía Petrolera, lo cual permitió colocar, por primera vez en nuestra historia, el petróleo al servicio del pueblo, de los más pobres y sostener nuestra economía nacional en continuo crecimiento hasta finales del año 2012.

La derrota del sabotaje petrolero fue una lección de que con una orientación política nacional y soberana nuestros trabajadores y capacidades nacionales de nuestra industria petrolera pueden ser administradas y operadas eficaz y eficientemente para colocarla al servicio de los intereses del pueblo, de todo el país.

El problema de nuestra industria petrolera no es técnico, ni son las sanciones o bloqueos, no son los supuestos ataques terroristas o conspiraciones. Es un problema eminentemente político y de capacidad de dirección del sector para volverla a poner al servicio del desarrollo nacional.

Cierre del año

De acuerdo con los datos reportados por la OPEP, en el Monthly Oil Market Report correspondiente al mes de noviembre, la producción petrolera en Venezuela se ubica en solo 407 MBD, una reducción del 55,53%, respecto a la producción del mes de enero de 2020 de 733 mil barriles diarios y una caída del 86,5% respecto a la producción del 2013 de 3,015 millones de barriles día.

PRODUCCIÓN PAÍSES OPEP
(2018- octubre 2020)

Fuente: Datos MOMR OPEP

Pese a que la OPEP refleja un incremento de 25 MBD respecto al mes anterior, el mismo refleja el drenaje de inventarios de petróleo en el país, que pudieron ser exportados por operadores privados, quienes ahora tienen el control de las actividades de comercialización de la empresa y que obtienen descuentos masivos en el precio final del petróleo.

COLAPSO DE LA PRODUCCIÓN PETROLERA EN VENEZUELA
(2014-2020)

FUENTE: OPEP MOMR, Elaboración propia.

Desde 2014 la industria petrolera venezolana sufre el colapso de sus capacidades productivas, con una reducción a la fecha de 86,5% de su producción petrolera nacional y sin esperanzas de recuperar los niveles de años anteriores debido a la militarización de la empresa, además de la persecución y detención de gerentes y trabajadores petroleros que denuncien las irregularidades existentes en el manejo y gestión de PDVSA.

PRODUCCIÓN PETROLERA EN VENEZUELA
(2013- noviembre 2020)

Fuente: Datos MOMR OPEP, elaboración propia

Es por ello que, aunque Venezuela ha estado exenta de los recortes de producción, aprobados por la OPEP+ en abril pasado, no ha logrado recuperar su producción de petróleo en el país.

Comisión Presidencial para la reestructuración de PDVSA: otro estruendoso fracaso:

En abril de este año, Nicolás Maduro designó como Ministro de Petróleo a Tareck El Aissami y como presidente de PDVSA a Asdrúbal Chávez, creando simultáneamente la Comisión Presidencial para otra comisión de reestructuración de PDVSA, llamada "Alí Rodríguez Araque".

El resultado de esta Comisión Presidencial está a la vista: es un estruendoso fracaso. La caída de la producción de petróleo persiste. No hay gasolina, pese a los reiterados anuncios hechos por el ministro de reactivación de la producción de combustibles y de reactivar las su distribución en 1.568 estaciones de servicio en todo el país.

El circuito refinador nacional está colapsado y su capacidad reducida a 20 MBD de gasolina, no hay gas doméstico, el desmantelamiento y canibalización de taladros, equipos e instalaciones operacionales de exploración, las regularización de operaciones de trueque e intercambio de petróleo por servicios recibidos, la falta de personal técnico calificado, la estructura administrativa y operacional militarizada y ocupada por militantes políticos adeptos al gobierno conforman la PDVSA de hoy, son algunos de los problemas que atraviesa la industria petrolera nacional.

Una empresa totalmente paralizada y sumida en el caos operacional y político es evidencia del estruendoso fracaso del gobierno de nicolás maduro, enfocado en desmantelar la Política de Plena Soberanía Petrolera del Presidente Chávez .

A juicio de los especialistas y trabajadores petroleros, así como voceros y dirigentes políticos, el gobierno no maneja ningún plan de recuperación de la industria, por lo que es previsible suponer la continuidad y profundización de la crisis económica del país. Recuperar Petróleos de Venezuela es estratégico para levantar la economía del país, evidencia de ello es que hasta el año 2013 PDVSA aportaba el 96% de los ingresos en divisas a la nación.

Históricamente las políticas petroleras han sido el soporte de la economía nacional, sin embargo, la perspectiva para el venidero año 2021 es de mucha incertidumbre y continuará en caída por la falta de gerencia y dirección por parte del gobierno para avanzar en un plan orientado a su recuperación.

La carencia de seguridad jurídica constituye otro elemento negativo para la captación de inversiones, y la firma de contratos de cualquier tipo, por la falta de legitimidad del gobierno y sus instituciones, así como la ausencia del respeto al marco jurídico de los hidrocarburos del país.

Ante esta situación la estrategia del gobierno ha sido promulgar, a través de la Asamblea Nacional Constituyente la llamada Ley Antibloqueo, un instrumento inconstitucional que deroga el marco legal existente y las reservas constitucionales respecto a la actividad de hidrocarburos, la más importante y estratégica del país.

Siguen las detenciones de trabajadores.

El pasado 18 de noviembre fuerzas de seguridad del Estado detuvieron al trabajador petrolero y directivo de la FUTPV, Eudis Girot, acusado de terrorismo y de revelar información estratégica, por sus denuncias del atropello del que sn víctima los trabajadores de PDVSA, la eliminación de sus beneficios laborales y sistema de seguro de salud llamado SICOPROSA, la deuda de PDVSA con el FONDO de trabajadores y Jubilados de PDVSA, así como la situación caótica y de colapso operacional en la empresa.

La detención de Eudis Girot, además de violar su fuero sindical y los acuerdos internacionales suscritos por el pais en el marco de la OIT, constituye un nuevo atropello en contra de trabajadores, gerentes y directivos de PDVSA que son perseguidos y encarcelados en el marco de la militarización y la persecución política del gobierno.

A la fecha existen más de 110 gerentes y trabajadores de PDVSA presos, secuestrados, sin haberse respetado su derecho a la defensa ni su presunción de la inocencia, son presos políticos del gobierno, la mayoría de los cuales están presos en sedes de la policía política o militar y los que ni siquiera han tenido el debido proceso, ni se han respetado los lapsos procesales, ni han ido a juicio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2394 veces.



Rafael Ramírez Carreño

Ingeniero y político venezolano. Ex-embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU. Ex-ministro de Energía y Minas y expresidente de empresa pública Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) hasta el año 2014. Militante Revolucionario, Chavista y Bolivariano.

 @RRamirezVE

Visite el perfil de Rafael Ramírez Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad