Venezuela debe utilizar países aliados para resolver escasez de gasolina

Para evitar que pueda desarrollarse un estallido social ante la carencia de combustible, cosa que alienta continuamente el imperio con la oposición extremista del país, las autoridades venezolanas, es decir el gobierno, está llamado en lo inmediato a buscar apoyo de los países aliados cercanos a la república.

En ningún momento se puede negar que el gobierno revolucionario no viene haciendo un esfuerzo sostenido para solventar el problema de la escasez de gasolina, de allí que haya acudido recientemente al gobierno de Irán, en repetidas ocasiones, para tratar de reactivar nuestras refinerías y traer, al mismo tiempo, el importante combustible que tanta falta nos hace para el feliz desarrollo del acontecer diario y el fortalecimiento de la economía del país.

Pero si bien hemos acudido a Irán, que está tan lejos de nuestra nación para buscar gasolina y alimentos también, no podemos tampoco desconocer que el bendito imperio, haciendo uso de su capacidad bélica, junto a sus políticas coercitivas y canallescas, impide que los barcos con el preciado combustible llegue a puerto seguro a nuestra nación, como acaba de ocurrir con el último embarque.

Cuba, por ejemplo, sigue recibiendo petróleo crudo de nuestra nación, precisamente para producir la poca o mucha gasolina que le sirve para sustentarse, gracias precisamente a la planta de refinación que contribuyó a construir en esa nación el presidente Hugo Chávez, como un ejemplo de hermandad entre los dos países.

Es decir, si Cuba recibe petróleo nuestro con cierta regularidad, debería, en todo caso y a manera de intercambio, enviar entonces gasolina a nuestra nación para cubrir en parte la demanda que cada día se hace más visible.

La cercanía de la isla cubana a nuestro territorio garantizaría además que los envíos que se hagan, hacía sea poca, lleguen prontamente, sin que el imperio lo pueda impedir a menos que declare la guerra abiertamente en el mar Caribe a todo nuestro Continente.

Hay quienes aseguran, sobre todo del lado de la oposición, que el primer interesado que el país se mantenga sin combustible es el propio gobierno del presidente Nicolás Maduro, pues de esta manera le permitiría controlar la situación inestable que vive la nación.

Los entendidos, incluso, apuestan por una medida contraria a la que señalamos antes, pues la consideran conveniente para Venezuela, por cuanto le va a permitir a la población estar más relajada y cumplir con sus quehaceres diarios, sin mayores contratiempos.

Lo más suspicaces aseguran que en Venezuela lo que se desea es implementar, de manera definitiva, el modelo cubano, para dar con el traste, de una vez por todas, con esa oposición apátrida y extremista que se niega aceptar que ha sido derrotada continuamente por una mayoría del pueblo que supo entrar en conciencia y no piensa dar marcha atrás. Eso hasta ahora no ha sido así, por cuanto el presidente Maduro ha demostrado a lo largo del tiempo que desea llegar a un acuerdo no solo con la oposición, sino con el mismo imperio, cosa que están cerrados ambos a aceptar.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 936 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: